¿Eres adicto a los carbohidratos? ¡Cuidado!

donut-carbohidratos-placer-menshealthok

Casi todos los alimentos ricos en carbohidratos son placenteros. Darle un mordisco a un donut, de chocolate o glaseado, tan crujiente, encontrarte con la masa esponjosa y sabrosa debajo… En unos segundos, tu mal día puede pasar a ser algo placentero. Hasta que pasan 15 minutos, te asalta la sensación de culpa y desaparece por completo el placer del donut.

Pasa lo mismo con galletas, patatas fritas y postres, sin dejar de lado los snacks más saludables como los cereales tipo granola o fruta.

Los alimentos más “cómodos” son normalmente los alimentos basados en azúcar y almidón, ya que casi siempre los tenemos al alcance de la mano, más baratos y fáciles de llevar: alimentos como las patatas fritas, helados, galletas, bollos… Sabemos que la insulina estimula la liberación de dopamina a nivel cerebral y que de ahí exista una gran influencia a la hora de seleccionarlos.

Tienes que saber que niveles constantemente elevados de insulina post-prandial (después de comer) harán que seas cada vez más susceptible de sufrir sobrepeso y obesidad. Debes huir de estos alimentos por muy placenteros que sean porque terminarán causándote dependencia y problemas de salud, además del sobrepeso y acumulación de grasa.

La conexión insulina-dopamina-serotonina

Existe una conexión entre la insulina y la dopamina a nivel cerebral. El problema es que cuando llegamos a un punto en el que los receptores de insulina no funcionan o sufrimos resistencia a la insulina, la tendencia es a acumular mayor cantidad de masa grasa y por tanto también aumentar de peso, además de desarrollar hiperfágia (comer cantidades mayores de las correspondientes).

Los niveles de insulina a nivel cerebral alteran los niveles de dopamina, lo que lleva a comportamientos ansiosos y depresivos. De ahí que cada vez que comes productos con mucho azúcar, cada vez sea mayor la demanda de tu cuerpo para satisfacerte y sentirte bien.

A diferencia de alimentos proteicos como la carne o el pollo, con los que es más fácil racionarse, es mucho más díficil saber dónde hay que parar con los alimentos procedentes de azucares y almidones.

Con el azúcar pasa como con la cafeína, el cuerpo acaba creando tolerancia y cada vez necesitas más para obtener los mismos beneficios, sólo que el azúcar te hará engordar y te enfermará a la larga.

No crean saciedad

La resistencia insulínica en el cerebro causa que no lleguen las señales de saciedad correctamente y que, por tanto, aún estando tu estómago lleno, sigas consumiendo alimentos muy densos en carbohidratos y energía.

Debes tener cuidado al cerrar tus comidas con postres con mucho azúcar ya que es probable que termines comiendo mayores cantidades de las que en condiciones normales consumirías de otros alimentos.

 

Los efectos de la insulina

Los efectos de la insulina van más allá del simple hecho de transportar nutrientes al interior de las células. Están directamente relacionados con las señales de saciedad. Además, la insulina está profundamente relacionada con la homeostasis de la energía corporal.

Cómo sabrás, cada vez existe más y más gente con diabetes de tipo 2 o problemas metábolicos como la resistencia a la insulina, lo cual provocará que no son capaces de hacer una buena gestión del carbohidrato y éste les acaba engordando. Y aún más, hoy en día ya hay muchos estudios que relacionan estos problemas con el Alzheimer.

Me apetecía escribir este artículo especialmente porque siempre hablamos de mejora estética y cómo lograrla con la alimentación y el entrenamiento, pero estamos dejando de lado ciertos aspectos de la alimentación que empeoran nuestra salud, y en este caso, el consumo de comida chatarra alta en azucares procesados es uno de los principales problemas que a día de hoy hemos de intentar erradicar.

Intenta eliminar de tu dieta todo el azúcar refinado y los alimentos ricos en ellos. Fíjate bien en los etiquetados y que no te seduzca propaganda en la que se habla sobre mejoras milagrosas de salud con alimentos que no tienen relación directa con el problema como alimentos que bajan el colesterol o con corazones en su caja como si se trataran alimentos que van a mejorar tu salud cardiovascular.

Pronto hablaré de estos temas para aclarar mitos y absurdeces que aún se siguen escuchando y que tanto daño hacen a nuestra alimentación.

Comentarios
Escrito por

Soy Alberto Oliveras, nutricionista y entrenador. También soy un ex gordo. Practico Rugby de competición y me gusta el fitness, así como cualquier tipo de deporte siempre que haya retos por delante. En este blog, compartiré mis conocimientos tanto deportivos como nutricionales a la vez que trataré el aspecto del coaching deportivo y nutricional analizando momentos y situaciones en las que me he visto (y que muchos nos vemos) a lo largo de mi vida y como abordarlas con éxito. Estoy seguro de que podré aportarte buenos e interesantes consejos que te ayuden a mejorar tu estilo y calidad de vida.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *