¿Compensa hacer movimientos olímpicos por encima de la cabeza?

Young athlete getting ready for weight lifting training

Hace un tiempo que los movimientos olímpicos, ejercicios propios de la halterofilia, han ido ganando adeptos sobre todo debido a deportes como el crossfit. Resulta curioso como unos ejercicios cuya finalidad fuera de la halterofilia es exclusivamente el trabajo de potencia, se estén utilizando en mayor medida por practicantes de actividad física aficionados que por deportistas profesionales donde el desarrollo de la potencia es claramente un ventaja competitiva. Cuando en este último caso, los profesionales en muchas ocasiones consideran que no compensa debido al ratio riesgo/beneficio, que no parece importar a los aficionados. Son ejercicios molones que quedan muy bien en las fotos, sobre todo si van acompañados de toda la parafernalia habitual que incluye desde magnesio hasta zapatillas especiales de halterofilia.

Pero, dejando a un lado el alto riesgo de lesión y el más que dudable ratio riesgo/beneficio en algunos de los movimientos (sobre todo en aquellos que se realizan por encima de la cabeza), ¿son realmente tan efectivos como se cree?

Como ya vimos en un post anterior, no todos los movimientos olímpicos son iguales, ni todo el mundo puede hacerlos. En el caso que nos ocupa concretamente, aquellos que se realizan por encima de la cabeza, requieren una movilidad que no siempre se puede entrenar: en muchas ocasiones viene limitada por cuestiones morfológicas. En este otro post lo explicamos con más detalle.

Recientemente se han publicado dos estudios que han puesto a prueba la efectividad de estos ejercicios, frente a variables más seguras, y los resultados no han hecho más que añadir más credibilidad a la idea de que en rara ocasión compensa la utilización de estos ejercicios. Excepto en la práctica de la halterofilia, ya que fuera de esta es más por una cuestión de satisfacción personal.

El primero de los estudios, publicado en la conocida revista PLoS one, se compara la efectividad de Jump Squat, una variable de sentadilla con salto, con un push press sobre las variables más comunes en el desarrollo de la potencia como es el salto vertical, sprint y cambio de dirección. El estudio duró 6 semanas, con dos entrenamientos a la semana y fue realizado por  27 futbolistas profesionales de primera división. Los resultados desvelaron una mejora en todas las variables mencionadas con el jump squat y ninguna mejora con el push press.

El segundo de los estudios, publicado en Biology of Sport, comparó dos variables de los movimientos olímpicos: uno hasta la clavícula (Hang clean) y otro por encima de la cabeza (Hang snatch) sobre salto vertical, fuerza máxima en sentadilla (1RM) y sprint (40 yardas). Para el estudio se utilizaron 23 deportistas universitarios categoría NCAA (máximo nivel en deporte universitario) con más de 6 meses de experiencia en entrenamiento a alta intensidad con ambos ejercicios. En ambos grupos tanto volumen como intensidad fue la misma (5 series de 3 repeticiones al 80-85% de 1RM). En ambos casos se mejoró en todas las variables y en absolutamente la misma medida, dejando claro que el ejercicio con mayor riesgo de lesión, aquel que se desarrolla por encima de la cabeza (hang snatch), no obtuvo mejores resultados.

Esto avala la teoría de que, si bien los ejercicios olímpicos son altamente efectivos en el desarrollo de la potencia, no compensa la utilización de los ejercicios que se realizan por encima de la cabeza, razón por la cual en PERFORMA entrenador personal en Valencia el hang clean partiendo desde arriba de la rodilla es la única variable de movimiento olímpico que utilizamos.

Comentarios
Escrito por

Guillermo Alvarado es entrenador personal en Valencia, fundador de PERFORMA Entrenadores Personales y experto de fitness en Men's Health. También puedes seguirle en twitter @Alvarado_MH. Si tienes alguna duda o deseas hacer una consulta sobre fitness puedes hacerla enviando un mail a redaccion@menshealth.es. Por favor, no hagas preguntas sobre casos personales. Además de no poder atenderlas todas, se necesita mucha información y hacer un estudio riguroso y personalizado para dar una respuesta correcta a cada persona. De lo contrario, sería poco profesional. Guillermo responderá aquellas dudas que tengan mayor interés general para los lectores de Men's Health. Los comentarios que contengan publicidad serán eliminados. Gracias!

3 Comentarios

  • Y ahora saldrán mil defensores de esos movimientos olímpicos, yo no tengo nada en contra de Crossfit y de hecho acá trabajo en un gimnasio donde se imparte su idea y por supuesto he tomado de su modalidad para trabajar valga la redundancia, y creo que jamás he hecho una rutina para mis entrenados donde usen esos movimientos y menos con demasiado peso. Pero el punto es el siguiente, ¿por que será que a pesar de tener las pruebas en nuestras narices siguen pensando que los resultados serán distintos? eso pasa igual que con el crunch de abdominales y los “superman” que se agregan a un sin fin de rutinas. El lema de “ser más humanos” que se usa en los círculos de crossfit resulta muy ambiguo, hacer 1000 repeticiones de ejercicios que ya sabemos causan más problemas que beneficios no creo que nos haga mejores. Se que quizás me he salido un poco del tema y puede resultar polémico mi comentario, pero se supone que trabajamos en un área donde a pesar de buscar mejoras tanto deportivas como estéticas , la prioridad debe ser mantener saludables a nuestros clientes para que sigan evolucionando y entrenando. Mil gracias por tus aportes Guillermo, siempre aprendo mucho de ellos un abrazo.

  • Pues a mí la verdad es que lo que más me gusta de los olímpicos son los tirones (pull) como el clean pull y el push press, por otro lado.
    Desconfío del Snatch por no verlo tan imprescindible como se suele pensar… Además de esto, se supone que aumentan la coordinación, pero la relación beneficio/riesgo me hace decantarme por los tirones. Lo que más de “riesgo” suelo hacer es push press y power clean (mis preferidos).
    Buen artículo!

  • Los movimientos olímpicos requieren una gran potencia física. Desde nuestro punto de vista creemos que el Crossfit es una gran manera de conseguir fondo y a su vez conseguir un buen tono muscular. No obstante la gran incógnita es si a la larga ciertas personas pueden sufrir lesiones en sus articulaciones. Es por ello que hay que intentar, siempre, realizar el movimiento lo más limpio posible. Pero sin duda alguna es un deporte que genera una sana adicción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *