El gimnasio y los entrenamientos en circuito

En el gimnasio, hay que compartir las máquinasNo sé si es una apreciación mía o realmente es un hecho, pero cada vez veo más gente que entrena con circuitos en los gimnasios. Al decir circuitos me refiero a entrenamientos, casi siempre cronometrados, en los que se encadenan ejercicios distintos, uno detrás de otro, hasta completar una vuelta. Suelen haber unos 5-6 ejercicios por vuelta, y se dan varias vueltas.

A diferencia de entrenamiento clásico de series seguidas del mismo grupo, el entrenamiento en circuitos, exige una capacidad cardiovascular más fuerte. Pues los descansos suelen ser muy breves, pero por el contrario fatiga menos la musculatura, y provoca menor hipertrofia.

En definitiva es una buena herramienta para momentos de definición, pero menos efectiva para ganar masa muscular. Hasta aquí, parece que todo el mundo está de acuerdo.

Sin embargo a la hora de llevarlo a la práctica, los circuitos son un problema si entrenas en una sala con más gente, más aún si es en hora punta. Lo correcto es permitir al resto de los usuarios que utilicen las máquinas mientras se está en otra estación del circuito, y si hay que esperar unos segundos, no pasa nada.

Digo esto porque, al pasarme el día en el gimnasio, he visto ya algún caso de gente que es capaz de pensar que puede ocupar 5 aparatos a la vez… y la verdad, me parece una aberración, habiendo más gente que quiere entrenar.
Sé que en este tema, como en muchos otros referidos a las normas de etiqueta de la sala, no es fácil ponerse de acuerdo, pero yo soy de los que piensan que no va a variar el resultado final de un entrenamiento, por compartir unos segundos una máquina. Y cuanto mejor te lleves con tus compañeros de horario, más llevadero se hace el entrenamiento.

Comentarios
Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *