La miopía del entrenador

20100709__web_070910-bil-swings-obese_500Es habitual en todo sector que aquellos neófitos que deciden emprender una carrera profesional cometan el error de considerar que sus gustos o intereses como consumidor coinciden con los del público al que van a ofrecer un producto o servicio.En el entrenamiento personal se comete este error de manera más evidente y exagerada que en cualquier otro sector. Es lo que yo llamo la miopía del entrenador.

Y es que constantemente observo a entrenadores personales leyendo o formándose en aquellos temas que les resultan más interesantes para mejorar su estado de forma y que no tiene por qué coincidir con los intereses de sus clientes. ¿Significa esto que el entrenador que comete este fallo evidencia un mayor interés por su estado de forma que por el de sus clientes? No entraré en ese jardín pero supongo que habrá todo tipo de casos y circunstancias. Sea como fuere, la realidad es que no actúan correctamente, mostrándose así la miopía del entrenador.

¿Cuántos entrenadores conocéis con una gran formación, o al menos eso aseguran, en nutrición y suplementación? ¿Cuántos conocéis que tengan cursos o acrediten de alguna manera una supuesta formación en esta materia?  Teniendo en cuenta que la mayoría de clientes de entrenamiento personal son personas a partir de una cierta edad, muchos de ellos de pasado sedentario con algún tipo de condicionante como obesidad, hipertensión, osteoporosis, embarazo, etc. que les obliga a tener un cuidado especial y a entrenar de una determinada forma ¿No será más inteligente que el entrenador se forme en esta materia y deje la nutrición a los médicos endocrinos y nutricionistas? Por cierto, un nutricionista es, según la ley, un graduado o diplomado en nutrición humana y dietética.

Ahora plantead las mismas preguntas que formulé anteriormente: ¿Cuántos entrenadores conocéis con formación en poblaciones especiales? Evidentemente la oferta existente de formación, tanto oficial como independiente, no ayuda. Exceptuando ACSM y NSCA (Sólo en sus titulaciones “Certified Special Population Specialist”, no disponible en España) abordan estos temas en profundidad. No obstante, teniendo en cuenta que el propio sistema educativo se olvida de estas poblaciones, existen un gran número de libros que tratan con rigor cada una de las patologías más habituales y que requieren un trato especial. El propio ACSM tiene publicado en Español una colección de libros bajo el título “Plan de acción contra…” donde tratan temas como la hipertensión, obesidad o diabetes entre otros. El mismo organismo ha publicado a través de Human Kinetics Exercise management for persons with chronic diseases and disabilities donde se analizan 49 patologías y situaciones frecuentes que requieren un tratamiento especial. Respecto a la obesidad y el embarazo qué os voy a decir… existe una gran oferta aunque no con tanto rigor en muchas ocasiones, por lo que habrá que ir con cuidado a la hora de elegir nuestras fuentes de información.

Comentarios
Escrito por

Guillermo Alvarado es entrenador personal en Valencia, fundador de PERFORMA Entrenadores Personales y experto de fitness en Men's Health. También puedes seguirle en twitter @Alvarado_MH. Si tienes alguna duda o deseas hacer una consulta sobre fitness puedes hacerla enviando un mail a redaccion@menshealth.es. Por favor, no hagas preguntas sobre casos personales. Además de no poder atenderlas todas, se necesita mucha información y hacer un estudio riguroso y personalizado para dar una respuesta correcta a cada persona. De lo contrario, sería poco profesional. Guillermo responderá aquellas dudas que tengan mayor interés general para los lectores de Men's Health. Los comentarios que contengan publicidad serán eliminados. Gracias!

17 Comentarios

  • Hola Guillermo.
    ¿Qué opinas acerca del grado en nutrición humana y dietética? Es decir, se aprenderá bastante sobre el tema o pasará lo mismo que con otras carreras… ¿crees que valdría la pena? En mi caso, había pensado en hacerla, más que nada para acceder después al máster en nutrición deportiva… Pero no sé. Saludos

    • Hola Samu. Como todas las carreras hay un componente importante de paja que sirve para rellenar el número de créditos que, según el plan de estudios, corresponde a una licenciatura, diplomatura o, desde Bolonia, grado. Es lógico pensar que no tiene por qué ser necesario la misma cantidad de materia en periodismo, derecho, arquitectura, psicología, bellas artes, ciencias de la actividad física o nutrición pero, sin embargo, todas tienen el mismo número de créditos y, por tanto, de horas lectivas. Una de esas cosas ridículas que me gustaría que alguien del ministerio de educación me explicara, sobre todo por qué este sistema es mejor que hacer un plan específico para cada titulación pues cada una requiere una formación diferente. Esto obliga a que se tenga que rellenar en unos casos más diligentemente y en otros menos aunque aquí ya entraríamos en el jardín de las opiniones y no todos que tienen que estar de acuerdo conmigo.

      Si quieres dedicarte a la nutrición tienes la opción de estudiar medicina y luego la especialidad de endocrinología (6+4 años) o el grado en nutrición más un máster de especialidad (4+1 años). En ambos casos estarías bien capacitado para ejercer la nutrición y dietética.

      • Vale, gracias Guillermo, era todo lo que quería saber. En caso de que valgan la pena (como parece ser), lo tendré en cuenta. Saludos

      • Ah y por cierto, coincido contigo en todo lo referente al tema de los grados, diplomaturas y licenciaturas; no deberían tener todas ellas, mismas horas lectivas… La verdad es que el plan de estudios, está fatal planteado, desde luego. No tiene sentido que una carrera que contiene menos materia que otras, tenga que contrarrestarlo de alguna manera, como por ejemplo, añadiendo paja para aumentar así las horas lectivas… Supongo que por eso, así nos va. En vez de perder el tiempo en especializarse correctamente, tenemos que prestar atención a otras “tonterías” que poco tienen que ver con la materia.

  • Hola Guillermo, estoy de acuerdo contigo con lo que planteas excepto en una cosa, me rechina un poco el que se pueda ser entrenador sacando el NSCA, que se puede hacer en un año y no digamos cursos de X horas y que para ser Nutricionista haya que hacer un grado de 4 años.

    Porque como comentas hay muchos libros interesantes para irte especializando cada vez más como entrenador y por que no igual para nutricionista ( no digo médico endocrino ), teniendo una base grande y poder completarla con libros y cursos. Al final te examinas y si te lo sabes tienes un título y luego prácticas y ponerlo en práctica.

    No es una crítica pero me suena a titulitis para una cosa y para otra no. Solo es mi opinión.

    Un saludo

    • Hola Nacho. Entiendo perfectamente lo que dices y le veo todo el sentido pero piensa una cosa. Existen ciertas profesiones reguladas por ley y otras no. Además, suele coincidir que las que se encuentran reguladas y las que no son prácticamente las mismas en todo occidente. En este sentido, la profesión de entrenador no lo está excepto para el trabajo en centros públicos al igual que ocurre en todos los países desarrollados en occidente, o por lo menos todos los que conozco. La nutrición se suele enmarcar dentro de las diferentes disciplinas sanitarias y estas suelen estar reguladas por ley.

      En países como EEUU, donde existen certificaciones independientes de mucha solvencia como, por ejemplo, CSCS de la NSCA, el gobierno, consciente de que estaban perfectamente capacitados, decidió crear una comisión para el control de las diferentes entidades certificadoras. Esta comisión recibe el nombre de NCCA (National commission for certifying agencies) y otorga a las titulaciones que considera el amparo del reconocimiento gubernamental.

      De todas maneras ya puedes imaginarte que la mayoría de entrenadores en EEUU se saltan esta barrera y acaban diseñando dietas. Muestra de ello es que casi la mitad de las preguntas de los exámenes del NSCA-CPT tratan aspectos relacionados ya no con nutrición sino directamente con dietética. Una de las muchas contradicciones que veo en este sector pero… ¿Qué le vamos a hacer? Yo sólo soy un mero blogger al que le han dado una parabólica para que opine sobre esta clase de temas.

      • mero blogger ? No, eres un fenómeno y la respuesta que le das a Samu me parece de una persona muy brillante e inteligente igual que la que me has dado a mi.

        Es que adoro la nutrición ( ha sido tardía ) pero por edad y con la crisis me veo incapaz de hacer un grado, que como has dicho tiene paja para un pajar.

        Es lo que hay.

  • Hola Guillermo, veo sigues en forma esta temporada. Siempre artículos interesantes. Te queria comentar una cosa que a lo mejor iba mejor en el artículo sobre carácter del esfuerzo y pero aquí tambien puede valer.
    Ahí va, qué opinas de lo que dicen algunos autores como Mikel Izquierdo:

    La creencia más generalizada, especialmente en la literatura científica americana, es que para mejorar la fuerza máxima hay que realizar repeticiones por serie hasta el fallo (p.ej. 8/10/12 RM) Sin embargo, en cuanto a lo recomendado para deportistas principiantes en el entrenamiento de fuerza o cuando el entrenamiento de fuerza se realiza para minimizar
    los efectos del envejecimiento sobre el sistema neuromuscular tanto en la población adulta sana como con fines rehabilitadotes se recomienda comenzar con un carácter del esfuerzo de 8-10 rep/serie realizadas sobre 20RM o más y no sobrepasar un carácter del esfuerzo de 4-6 rep/serie realizadas sobre 15RM. La propuesta realizada por algunas instituciones para deportistas principiantes o para grupos de población especiales desde el punto de vista de la salud (p.ej. envejecimiento, diabetes, obesidad) basada en recomendar intensidades superiores y/o un carácter del esfuerzo máximo (p.ej. 10 rep/serie sobre 10 repeticiones realizables) pueden ser excesivas y contraproducentes para la mejora del rendimiento y la obtenciónde beneficios en la mejora de la salud y calidad de vida.

    Por otro lado dice: Según González-Badillo y Ribas (2002) las series con carácter del esfuerzo máximo no son necesarias en la mayoría de los deportes. Si se llegan a usar, lo cual sería útil en muy pocas especialidades, las repeticiones por serie no deberían ser más de 3, y además debería realizarse con muy poca frecuencia. Las especialidades deportivas cuyas exigencias de fuerza no son muy elevadas (p.ej. tenis, natación, balonmano, baloncesto o gimnasia rítmica), no necesitan sobrepasar un carácter del esfuerzo superior a 4 rep/serie realizadas sobre 6-7 realizables.

    • Hola Ditec. Respecto a lo que comentas de Mikel Izquierdo estoy de acuerdo en muchas cosas. Debes entender que cuando hablo sobre entrenamiento me refiero en personas sanas y doy por hecho que en poblaciones especiales nada de lo que digo debe tenerse en cuenta. De ahí este último post. Respecto a lo de que en EEUU se recomiendan 8-12 reps para el trabajo de la fuerza máxima no sé donde lo habrá leído porque jamás he visto yo algo así. La única explicación es que lo haya sacado de algún libro de culturismo de los 70.

      En cuanto a González-Badillo, es un autor muy interesante, de los que más me gustan en este país por no decir el que más, autor del mejor texto que jamás he leído en Español para el trabajo de la fuerza como es el material de estudio del módulo de fuerza del Máster en Alto Rendimiento del COE. Además tengo dos libros suyos, ambos sobre el trabajo de fuerza, uno más orientado a la planificación en líneas generales y otro centrado en el alto rendimiento en deporte de competición. También me gusta mucho un sistema de trabajo que postula donde casi la totalidad del entrenamiento se mediría y planificaría en función de una velocidad determinada de ejecución de las reps. Con esto lo que te quiero decir es que conozco bastante bien su trabajo y estoy en gran parte de acuerdo. Comparto el apunte sobre la inutilidad de trabajar en deporte con CEs máximos alcanzando el fallo. De hecho esto se suele limitar al culturismo donde sólo importa la creación indiscriminada de masa muscular sin importar el rendimiento asociado. Respecto a lo de CE de 4(6) coincide bastante con lo que explico en el post anterior.

      • Gracias por la respuesta. Lo que quería que recalcaras porque creo que es muy importante que lo sepa la gente es que no es necesario exprimirse y buscar el límite en cada serie para obtener los mejores resultados. Y para prueba lo que dicen estos expertos como González-Badillo que dan tanta importancia a la técnica y la velocidad de ejecución de las repeticiones de cada serie lo que hace que se trabaje necesariamente lejos del fallo. Vamos que la cargas máximas y el esfuerzo máximos no son lo importante, hay que fijarse en más cosas como has ido desgranando poco a poco en este blog.

        • Exacto… de todas maneras el esfuerzo máximo si que es interesante pero dentro de un marco que no tiene por qué coincidir con el fallo. Verás que cuando González Badillo habla de entrenamientos de potencia donde la velocidad es un factor clave siempre dice que la velocidad debe ser máxima. Esto es máximo esfuerzo sólo que no se extiende hasta no dejar de poder vencer la resistencia, sino hasta dejar de moverla a una determinada velocidad.

  • Estoy de acuerdo contigo que cada profesión debe ocuparse de su propio campo de trabajo, y si muchos entrenadores se meten en temas de nutrición es por la alta competición que hay hoy en día en el ámbito laboral, que exigen ser lo más polivalente posible, no siendo esto, la mejor opción.
    No voy a entrar en el debate de la formación profesional, ya que una persona si desea aprender sobre algún tema o un campo especifico lo va a hacer, ya sea a través de un medio o en otro.
    Mi pregunta es sobre el campo del entrenador, y aprovecho que un profesional pueda responder a mis cuestiones. Hoy en día, el entrenamiento avanza y evoluciona; no se entrena igual ahora que antiguamente o en un próximo futuro. Por tanto, a parecen nuevos métodos, que no siempre son las mejores opciones, y el entrenador debe estar en continuo aprendizaje de las nuevas innovaciones del mercado. He leído sobre el entrenamiento de oclusión (para aquellos que no lo sepan, es el entrenamiento físico con la restricción parcial del flujo sanguíneo muscular), y todavía no se sabe a ciencia cierta si este tipo de entrenamiento trae mas beneficios que maleficio. Mi pregunta es la siguiente: ¿Hasta que punto el entrenador éticamente puede llevar este tipo de trabajo a sus clientes? No olvidemos que las personas buscan soluciones nuevas aun sin sabiendas sus posibles efectos, y que para sobrevivir en el mercado laboral de hoy en día, el entrenador tiene que llevar como ya he dicho lo “nuevo´´ en este sector.

    • Hola Marcos. No creo que el mercado actual demande polivalencia sino especialización. Yo, sin ir más lejos, no me considero ni siquiera entrenador personal. Soy entrenador de fuerza. En mi equipo tengo un endocrino, médico deportivo, psicólogo, fisio y entrenadores especializados en aspectos como entrenamiento correctivo o poblaciones especiales. La idea no es que aprendan más cosas, sino más de su especialidad. Que no pierdan el tiempo intentando aprender algo que siempre habrá alguien mejor que ellos y, en su lugar, intentar ser el mejor en algo concreto.

      Respecto a la ética del entrenador, cualquier tema que haya demostrado ser más eficiente, eficaz pero también igual o más seguro que las técnicas anteriores debería conocerlo el entrenador. En esta profesión, ni en muchas otras, puedes dormirte y pensar que por tener una determinada formación ya no tienes que estudiar más. Es posible que una vez obtenida una carrera tengas que estudiar más que nunca por la sencilla razón de que antes sólo tenías que justificar tus conocimientos o capacidad frente al profesor y, una vez en el mercado laboral, tienes que hacerlo frente a alguien que te paga por ello.

  • No coincido del todo con el tema de la polivalencia laboral aquí en España en esta época de ahora, en crisis. Pero esa no es la cuestión, esperaba también en tu respuesta la opinión del entrenamiento de oclusión, que te parece y si ya lo estas usando con tus clientes.
    A parte sí aquí en España hay algún máster de entrenamiento sobre la fuerza que aconsejes digno de reconocimiento mundial.
    Pdt: Tu filosofía de ser el mejor en tu campo de trabajo se asemeja más a la mentalidad americana que a la española, y no estoy diciendo que no sea la correcta en el ámbito laboral.

    • Hola Marcos. No te dije nada de la oclusión porque consideré que no era el lugar oportuno y esperaba a escribir un post sobre ello. No obstante, de momento te diré que hay muy poca literatura al respecto y la existente no es concluyente. Debemos esperar a que haya más, suficiente como para que se realice un review o meta-analisis. Hasta el momento no pienso arriesgar la salud de ninguno de mis clientes.

      En cuanto a lo del máster en entrenamiento de fuerza, lo único interesante es el máster en alto rendimiento deportivo del COE pero como te puede imaginar la fuerza es sólo un módulo de más de 10.

      Respecto a lo de mi mentalidad no creo que se deba a mis influencias extranjeras sino a lo que yo considero que es correcto y, sobre todo, a mi experiencia. En Performa todos nuestros clientes valoran sumamente esta alta especialización. También es cierto que en un equipo de trabajo así es fácil decirlo pero que, en caso de empezar de cero, tal vez esta alta especialización no sea lo mejor al cerrarte muchas puertas. No obstante, aquello que resulta inteligente dentro de una determinada coyuntura no tiene por qué coincidir con lo que considere correcto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *