Los 4 peores defectos del entrenador personal

personal-trainerEste artículo perfectamente podría entenderse como las cuatro virtudes que todo entrenador que pretenda vivir de ello debería tener. Tan sólo debemos darle la vuelta a los defectos que se detallan. Después de 14 años trabajando de entrenador personal en Valencia, y viviendo de ello, he llegado a la conclusión de que existen una serie de defectos , habituales por desgracia, que siempre van a perjudicar la carrera de un entrenador personal. Muchos pensarán que es mi forma de pensar pero debo admitir que observo en mí mismo bastantes de los defectos que a continuación describo por lo que parte de este post es también un ejercicio de autocrítica. Ha sido gracias a trabajar con profesionales mejores que yo que he llegado a darme a cuenta hasta qué punto el mercado (clientes) valora aspectos que muchos entrenadores “indignados” tardan años en darse cuenta y no es hasta este punto cuando empiezan a poder vivir realmente de ello. Los siguientes son los 4 peores defectos del entrenador personal:

1.- NO ESCUCHAR AL MERCADO

Tal y como expliqué en el post titulado “La parábola de Sancho Panza”, y también como Alberto Chicote explicaba a una cocinera de mi ciudad esta misma semana, da igual lo que creas correcto a la hora de vivir de una profesión, el mercado manda y es él quien decide a qué profesionales admite y a quien expulsa. No le escuches, piensa que está equivocado y que sabes mejor que tus clientes potenciales qué les interesa, y seguramente te pasarás toda tu carrera buscando clientes que comulguen con tu forma de pensar indignado por cómo son las cosas. Aprende de aquellos que parecen ser mejor recibidos por el mercado, analízalos y, posiblemente, una vez hayas conseguido que el mercado te acepte, y te ganes la confianza de algunos clientes, podrás empezar a cambiar la forma de pensar de unos pocos.

Hay quien considera que el mercado debería regularizarse por ley. En todas las profesiones hay un movimiento que pretende lo mismo. Dejemos pasar unos años, hasta que los titulados en escuelas de cocina sobrepasen sustancialmente la demanda existente y empiecen a acumularse en el paro. También tratarán de que los mejores cocineros del mundo, la mayoría de ellos sin formación reglada o títulos oficiales, pero con el respaldo del mercado y la experiencia, se le impida ejercer por ley. La última reforma de la ley de colegios profesionales, aprobada ya en consejo de ministros en Agosto de 2013, elimina la colegiación obligada en la mayoría de profesiones reguladas hasta ahora y deja apenas unas pocas. Se habla incluso de la posibilidad de que un sector de los médicos no tengan la obligación de hacerlo. Si a esto le añadimos que una de las bases sobre las que se sustenta la Unión Europea es que cualquier profesional legitimado para ejercer un oficio en un país de la Unión debe poder hacerlo en el resto de países observamos que la tendencia va encaminada hacia la liberalización de los mercados y no al revés como ocurría en periodos más oscuros y grises de nuestra historia donde el estado ejercía un control mucho mayor sobre sus ciudadanos. No verlo y pretender cambiar esto es una utopía que, de no darse cuenta de ello, supondrá un desgaste innecesario para aquel que aspire a vivir del entrenamiento personal que, junto con la indignación provocada, tan sólo nos agotará y evitará que usemos esa misma energía para tratar de entender por qué personas a priori menos formadas parece que son mejor toleradas por el mercado. Ir en contra del mercado es como tratar de frenar una glaciación o la propia evolución y, tal y como decía Darwin, la especie que sobrevive no es la más inteligente ni la más capacitada, sino la que se adapta.

2.- ARROGANCIA EN LOS CONOCIMIENTOS

No conozco ningún buen entrenador que pase los años y siga entrenando de la misma manera. Cada año que pasa todos y cada uno de ellos me reconocen hasta qué punto hacía un año estaban equivocados en aspectos que consideraban sólidos e inquebrantables y, además, no tienen ningún reparo en reconocerlo. La mayoría de aspectos que conocemos y que se utilizan habitualmente en entrenamiento profesional, tanto en deportistas amateurs, como en alto rendimiento, no están respaldados unánimemente por la ciencia y se basan sobre todo en la opinión y experiencia de grandes entrenadores. Aunque es cierto que muchos estudios respaldan gran parte del conocimiento actual también lo es que otros tantos no obtienen los mismos resultados. Al final, la realidad se mire como se mire es que un laboratorio por bien equipado que esté, y capacitados su investigadores, difícilmente podrá simular con precisión el entorno en el que los atletas y deportistas en general se encuentran en el día a día. Demasiados aspectos interactúan que no pueden ser controlados o reproducidos en un laboratorio y, por tanto, no podemos basar nuestra evolución como profesionales tan sólo en el trabajo académico pues correremos el riesgo de no saber qué hacer o, en el peor de los casos, acabar volviéndonos locos debido a la falta de consenso en prácticamente todo lo que afecta a ejercicio y salud. Prueba de ello es el escaso éxito que han obtenido los investigadores, teóricos, catedráticos y otros especialistas académicos cada vez que han intentado cambiar el laboratorio por el entrenamiento real de deportistas de alto rendimiento.

Recuerda que formación no es lo mismo que titulación. Trata de compatibilizar el estudio teórico con el análisis del trabajo de entrenadores mejores que tú. Pasa tiempo charlando con ellos, que te expliquen el porqué de todo aquellos que no logras entender. Si eliges bien tus influencias verás que todo tiene un razonamiento lógico, que hay muchos caminos para alcanzar el mismo fin, que nunca está claro cual es el mejor, y que no siempre coinciden con las evidencias científicas existentes. Entrenadores como Mike Boyle alteran su forma de trabajar permanentemente, lo mismo ocurre en EXOS (Athlete´s Performance), y el caso de Charles Poliquin es especialmente llamativo puesto que muchos de sus escritos donde habla de su experiencia empiezan diciendo: “Aunque la ciencia todavía tiene que demostrar (…) he observado que cuando hago (…) consigo (…)”.

3.- FALTA DE PACIENCIA

La virtud es la paciencia, el defecto la falta de ella. Muchos clientes jamás han hecho ejercicio. Muchos empiezan a hacerlo cuando ni siquiera desean pero se sienten presionados por su familia, amigos, médico, etc. Otros quieren, se sienten motivados, pero no disponen de la conciencia corporal, capacidad de concentración o coordinación que al entrenador muchas veces le gustaría. Otros simplemente quieren hacer algo para romper el cargo de conciencia o simplemente son tan testarudos que se guían por los mitos de toda la vida y todo entrenamiento que los desafíe es considerado como una pérdida de tiempo. También existen muchos casos de gente que se bloquea ante el exceso de presión o el miedo a defraudar. El entrenador debe saber lidiar con todos los escenarios anteriores y aquel que no cuente con esta virtud y, además, no haga uso de ella permanentemente, tendrá dificultades no sólo para mantener a los clientes sino también para conseguir los resultados para los que fue contratado.

4.- FÓRMATE PARA ENTRENAR A LOS CLIENTES, NO A TI MISMO

Tal vez el defecto más generalizado de todos. La mayoría de entrenadores cumplen con el mismo perfil. Empezaron jovencitos a hacer ejercicio, se convirtió en su pasión y motivación para aprender cómo mejorar sus resultados. Llegado un momento deciden qué mejor que convertir su afición y su pasión en su profesión pero olvidan que sus clientes no son una prolongación de sí mismos. En su lugar siguen formándose en aquellas materias que les resultan más interesantes y no en aquellas que más convienen a sus clientes. Prueba de ello es la cantidad de entrenadores que tienen alguna formación en nutrición, y la escasa formación en poblaciones especiales. Recuerda que el trabajo de todo profesional, no sólo el de los entrenadores, se mide por los resultados obtenidos con sus clientes, no consigo mismo.

Analicemos la situación: La nutrición, más concretamente la dietética, es algo tan complejo que lo correcto, lo profesional, siempre va a ser derivarlo a un especialista y que no sea el entrenador quien se arriesgue a pasar por alto algo que su escasa formación no ha tenido en cuenta. Por otro lado, ¿Quién necesita y puede permitirse pagar un entrenador? La mayoría es gente a partir de cierta edad, muchos de ellos con condicionantes específicos que hacen que las pautas que suelen servir en población sana no sean recomendables para ellos siendo incluso potencialmente perjudiciales. Muchos de los clientes que atendemos en Performa son niños preadolescentes, tercera edad o muestran cuadros de obesidad, hipertensión, principio de diabetes, síndrome metabólico, recuperación de diversos cáncer, fibromialgia, sarcopenia, miocardiopatías y patologías de columna diversas, y una larga lista de condicionantes que requieren un trato específico. Mi teoría sobre por qué la mayoría de entrenadores no tienen formación específica es que pocos entrenadores las sufren y, de ser así, sería una falta total de profesionalidad. Además, por si fuera poco, y aunque parezca mentira, no es materia que se estudie en el Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte más que unas pequeñas pinceladas, unas pocas definiciones, que ayudan a entender el significado de terminología habitualmente utilizada alrededor de unas pocas patologías pero que en ningún caso muestra o enseña al futuro profesional de la actividad física a lidiar con ellas.

Comentarios
Escrito por

Guillermo Alvarado es entrenador personal en Valencia, fundador de PERFORMA Entrenadores Personales y experto de fitness en Men's Health. También puedes seguirle en twitter @Alvarado_MH. Si tienes alguna duda o deseas hacer una consulta sobre fitness puedes hacerla enviando un mail a redaccion@menshealth.es. Por favor, no hagas preguntas sobre casos personales. Además de no poder atenderlas todas, se necesita mucha información y hacer un estudio riguroso y personalizado para dar una respuesta correcta a cada persona. De lo contrario, sería poco profesional. Guillermo responderá aquellas dudas que tengan mayor interés general para los lectores de Men's Health. Los comentarios que contengan publicidad serán eliminados. Gracias!

43 Comentarios

  • Espectacular Guillermo. Mi enhorabuena, el post me ha encantado, pero el defecto número 1 me ha robado el corazón. Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero prepárate a recibir “caña” de los que piensan que tal o cual título equivale a conocimientos, profesionalidad, etc…

    • Hola Edu. Te agradezco tu aporte y sabía que contigo no tendría ningún problema. Tampoco con el resto de profesionales que desde Resistance Institute y ProTraining hacéis un trabajo más que excelente a la vanguardia de la formación y el entrenamiento personal.

      Ya conoces nuestra situación. Estamos en una especie de “isla” donde rige nuestra ley y hacemos lo que consideramos mejor para el cliente. Nuestra única fuente de información sobre lo que ocurre de puertas hacia fuera de Performa son los propios clientes y estos parecen valorar aspectos completamente diferentes a lo que a veces leo por internet de mano de algunos compañeros de profesión. Hay ocasiones que leo cosas que me hace pensar que estamos en planetas diferentes porque describen una realidad que para nada es la que vivimos todos los días en nuestras instalaciones. En 14 años, 6 desde que abrimos las puertas de Performa, jamás un cliente nos ha preguntado qué formación académica teníamos. No digo que no sea importante pero desde luego no parece que valoren los títulos tanto como algunos creen. Evidentemente en nuestras paredes no hay títulos, y sólo los compañeros sabemos qué ha estudiado o estudia cada uno por el continuo feedback que hay entre nosotros. Colgando de estas sólo tenemos algunos artículos publicados en Men´s Health, sobre todo de algunos retos, y todos y cada uno de los “Ser Saludable” de Sara para Cadena SER porque es eso lo que valoran los clientes. De igual manera tampoco nuestro médico deportivo, nuestro médico endocrino, o el resto de profesionales de actividades complementarias como fisioterapia con los que colaboramos parecen valorarlo. Ninguno de ellos nos ha preguntado jamás nuestra formación. Se basan en las conversaciones que tenemos, nuestra forma de trabajar, los comentarios de los clientes y los resultados obtenidos para enjuiciarnos.

      Sara, por ejemplo, lo tiene claro y así lo reflejaba hoy en un comentario en una red social: Nadie a quien el mercado acepta, valora y recompensa trata de regularizarlo. Lo deja libre para que se exprese y decida. Sólo aquel que se considera perjudicado o maltratado por el mercado trata de amordazarlo.

      Respecto a la “caña” que comentas me importa bastante poco. El amparo que nos ofrece nuestra isla y el continuo respaldo del mercado durante todos estos años, junto con la cantidad de graduados en CCAFD que solicitan hacer aquí las prácticas promoción tras promoción, nos permite a mi y al resto de compañeros que aquí trabajamos expresarnos libremente sin miedo a ninguna clase de represalia. Cuando algo me guste lo alabaré aquí y en mi página de Men´s Health y lo mismo haré denunciando cuando no esté de acuerdo en algo. Para eso creamos la sección “Me gusta/No me gusta” en mi sección para esta revista.

      Un abrazo y hasta pronto compañero.

  • Buenísimo este post… Qué gran verdad! El cliente siempre tiene la razón, jeje, aunque a muchos les cueste admitirlo.
    Luego, la paciencia, qué importante que es y muy poca gente la tiene en realidad. Estoy totalmente de acuerdo con el post.
    Y los que piensan que títulos es igual a conocimientos, mal van por ese camino… De hecho, es mucho más importante el querer, el formarse continuamente y aprender de los errores. Si haces algo mal, da igual el tiempo que lleves haciéndolo (no acumulas conocimientos), está mal y punto; aquí no cuenta el tener x años de experiencia. Esto es un caso parecido a gente que dice que lleva 25 años conduciendo y luego, ves que alguien con la L les da un repaso en todos los sentidos, a lo que responden argumentando que llevan no sé cuántos años de experiencia (y ves que no saben ni manejar correctamente el volante)… Y en el fitness me da a mí que pasa algo parecido, y así cuando ven que alguien “menos formado” se lleva de cabeza la clientela, pues simplemente no entienden que es fallo de ellos, por no querer escuchar lo que demanda el mercado…

  • Estoy de acuerdo en muchas cosas que señalas. Hay que saber diferenciar el conocimiento con el saber. Podemos tener mucha información de “X´´ pero no saber transmitir correctamente.

    Esto que te quiero preguntar está un poco fuera de lugar sobre este artículo, pero ya que lo has mencionado y me interesa bastante. Estoy haciendo el graduado de CCAFD en el INEF de Madrid ¿Qué requisitos pides para hacer las prácticas en Perfoma? ¿Tenéis algún convenio con el INEF de Madrid, o solo tratáis con la Comunidad Valenciana?

  • Me ha encantado el artículo Guillermo. Me parece un buen ejercicio de reflexión y autocritica que todo profesional en general, y todo entrenador en particular, deberíamos hacer. Invita sin duda a hacerse alguna preguntas como, ¿Soy un buen profesional?, ¿puedo hacer algo para mejorar? (el que se responda NO a ésta, tiene un grave problema de egocentrismo y autoconcepto, que se lo haga mirar…), ¿Qué puedo hacer si quiero ser un mejor entrenador?. En esta última, das buenas pistas:

    “El entrenador debe saber lidiar con todos los escenarios anteriores y aquel que no cuente con esta virtud y, además, no haga uso de ella permanentemente, tendrá dificultades no sólo para mantener a los clientes sino también para conseguir los resultados para los que fue contratado.”

    “el trabajo de todo profesional, no sólo el de los entrenadores, se mide por los resultados obtenidos con sus clientes, no consigo mismo.”

    Esta última me hace revivir las múltiples tarjetas de entrenador personal que me han dado en mano, donde en ellas puede verse una foto del “profesional”, sin camiseta marcando abdominales… no creo que haga falta emitir un juicio al respecto.

    En general me ha parecido un aporte muy bueno para nuestro gremio, y espero sea recibido con la consideración que se merece.

    En otro orden de cosas, me gustaría responder un comentario que ha llegado vía Facebook de Jorge Sánchez Sabaté…

    Estimado amigo, a continuación intentaré explicarte de la mejor forma posible, el porque me ha enervado profundamente estos comentarios;

    “defiendes que no tienes porque tener una buena formación para ser bueno en tu trabajo. Aquí. compañero, te has columpiado del todo.” y “Por comentarios de ese tipo, a veces se pierde credibilidad.”, ¡este último me ha hecho, literalmente, saltar del sofá!

    Creo que no has leído bien, que quizá eres un estudiante de TAFAD, INEF o magisterio de educación física y te has sentido en la obligación moral de defender tu futura titulación, que simplemente eres joven e ingenuo, como antaño lo fui yo (ahora sólo soy viejo e ignorante), o puede que todas ellas…
    Guillermo en ningún momento defiende que una persona con poca formación sea bueno en su trabajo, al menos yo no he leído eso, defiende que no es lo mismo FORMACIÓN que TITULACIÓN!. Es decir, que no porque una persona se halla titulado en la licenciatura o grado de actividad física y deporte, garantiza que vaya a ser un buen profesional. Y que no necesariamente un excelente profesional, tenga que tener alguna de estas titulaciones u otras.
    Te pondré un ejemplo práctico muy cercano. Tengo el privilegio de trabajar con Guillermo todos los días hombro con hombro, su mesa es un autentico caos de libros abiertos y montones de artículos impresos sobre los más recientes estudios, en fisiología, biomecánica, medicina deportiva etc…, El estudio en el que trabajamos, Performa en Valencia, se parece tanto a un estudio de entrenamiento personal, como a una biblioteca, y cada vez que a Guillermo le falla un cliente o tiene un rato libre, lo encontrarás sumergido en sus libros y papeles, o buscando nueva información en su portátil. He conocido pocos entrenadores o profesionales, con semejante mesa y actitud, los cuento con los dedos de una mano y me sobran dedos. En cambio maestros o licenciados, que por poner un ejemplo de incompetencia suprema, se cogen la baja TODOS los años antes de navidad y vuelven en fallas “recuperados” de su supuesta lesión, con las marcas a fuego en la cara de las gafas de ski… de esos, he conocido más que dedos tenemos entre tú y yo, y muchos más de los que me hubiese gustado. Creo que eso demuestra claramente que una titulación otorga sólo lo que su nombre indica, un título, en ningún caso otorga la profesionalidad, eso es algo que te ganas y mantienes día a día con tu trabajo.

    Si eres estudiante de INEF, mags de educación física, o similar, y quieres dedicarte al entrenamiento, te diré que cualquiera de esas titulaciones pueden compararse a la vida sexual de un adolescente, puede parecer muy amplía, pero no te lo parecía tanto si no hubiese tanta paja. No me malinterpretes, pueden proporcionarte conocimientos muy buenos de base y que te sean muy útiles en el ejercicio de tu futura profesión, pero apenas habrás empezado un largo camino que te exigirá esfuerzos mucho mayores que el sacarte una titulación.
    Y te puedo dar otro ejemplo. Yo he pasado por Mags de Educación física, soy licenciado en ciencias de la actividad física, la salud y el deporte, tengo un master, estoy ahora con el segundo y con el doctorado, además de tener títulos como monitor de fitness, entrenador personal, instructor de Pilates, Instructor de casi cualquier clase colectiva que veas promocionar en un gimnasio, entrenador de baloncesto, de fútbol y de triatlhon, monitor de tiempo libre…. Y he trabajado como monitor de fitness, entrenador personal, monitor de clases colectivas, coordinador técnico de instalación deportiva, en el servicio de deportes de la universidad, entrenador de basket, etc… en los 15 años que llevo trabajando en este mundo. Repasando lo escrito, queda increíblemente pedante poner todo esto, pero sólo lo hago para que entiendas que, algo de experiencia y formación, si tengo. Y porque quiero que entiendas, que es peligrosamente fácil estar en mi posición, y caer en la autocomplacencia al sentarme en mi despacho y ver una pared llena de títulos. Sin embargo, con Guillermo, al que considero mi principal mentor, aprendí algo que cambiaría la forma de enfocar mi profesión, y también mi vida. Aprendí que debo sentirme menos orgulloso de lo que se, y mucho más preocupado de lo que aún me queda por aprender.

    Eso, estimado amigo, no te lo van a enseñar en ninguna titulación. Y comentar artículos sin leerlos con la atención que merecen, u opinar sin contrastar los hechos, son cosas que, sin duda, pueden mermar gravemente la credibilidad.

    Igualmente te mando un fuerte saludo, y espero no haberte ofendido.

  • Para estudiar y formarse no hace falta gastarse un céntimo en cursos o títulos. Sólo necesitas ADORAR tu trabajo como Entrenador y además regarlo todos los días con Pasión y hacerte RESPONSABLE del progreso y salud físico/emocional de tus clientes.

    Ama más a tu cliente y menos a tu bolsillo y conseguirás todo el éxito del mundo.

    Me ha encantado este artículo, además de su redacción y contenido es lo que se llama un artículo REDONDO. Bravo Guillermo.

  • Voy a permitirme dar mi opinión a Jorge en mi doble condición de cliente de Performa, por un lado, y de Letrado, por el otro. No por conocimientos jurídicos (Guillermo ha explicado muy bien esa parte), sino porque la distinción entre titulación y formación se distingue con muchísima claridad en la práctica jurídica. Y subrayo lo de práctica.

    Ya en la Facultad, y sin salir al ruedo, te das cuenta de lo diferente que es aprender de un Catedrático (que se sabe al dedillo la Teoría del Contrato y el Código Civil y te lo recita de memoria) y el profesor asociado (suelen ser profesionales en ejercicio) que te recuerda que un contrato ha de estar firmado en todas sus hojas. Este segundo es del que aprendes de verdad. Aquí, lo importante, no es tanto conocer la teoría, sino saber sobrevivir a la práctica. Luego, Juicio tras Juicio, te das cuenta que el mundo que te habían pintado los “teóricos” tan perfecto y milimetrado, se hace añicos al chocar con la realidad. Y ahí, amigos, el titulado desaparece, no sirve de nada. El título no le va a ayudar a solventar situaciones complicadas, a improvisar sobre la marcha, a tranquilizar o empatizar con el cliente, a encontrar el vacío legal por el que introducirse y que al contrario no se le ocurre.

    El título desaparece cuando llegas a la calle, al campo de batalla real. Y ahí solo queda la persona. Y la persona inteligente no solo confiará en sus propios recursos, sino que intentará aumentarlos día tras día. No conformándose con lo que sabe, porque la realidad muta constantemente y si no quieres que te sorprendan hay que saber adaptarse a ella. En el momento que crees que lo sabes todo, estás perdido amigo. Y esa debilidad yo, cuando era un novato, la aproveché para ganar juicios contra abogados muy veteranos que se confiaban en esa veteranía, que no seguían formándose. No caigas en eso, Jorge. La titulación está muy bien, pero la realidad te devorará si piensas que es el único camino y meta.

    Lo que yo veo en Performa desde mi perspectiva es a un equipo de gente que se desvive por el cliente, que atiende sus necesidades y que están pendientes de sus fortalezas y debilidades para corregir las segundas. Dani, que ha intervenido antes, siempre tiene un plan B, un plan C… y funcionan. Y eso no se lo ha dado la teoría, no se lo ha dado sus titulaciones. Se lo ha dado su materia prima como persona, y la práctica diaria. Y creo que ha aprendido de Guillermo que el cuerpo humano es mucho más complejo y apasionante que cualquier corpus legal imaginable, y que jamás se deja de aprender, y de crear cosas nuevas para desafiarlo y hacerlo crecer. A empaparse de conocimiento y a no dar las cosas por hechas ni asumidas, a saber que el inmovilismo nos hubiera llevado (en ese ámbito médico que citaba Jorge en un ejemplo que yo no considero comparable) a considerar las enfermedades como “humores del cuerpo”.

    Esa disciplina que a la vez es humilde pero segura, el ser capaz de conseguir resultados a partir de muy diferentes materiales de partida, y la capacidad de llamar a las cosas por su nombre “sin vender motos” es lo que yo llamo credibilidad.

  • Espectacular artículo Guillermo, y geniales comentarios. Nunca he contratado los servicios de un entrenador personal, pero si que he contratado los servicios de médicos, abogados, fontaneros, etc y jamas se me ha pasado por la cabeza pedirles un título, no entiendo esta titulitis de algunos, bueno algo si porque está claro que son gente que tienen miedo e inseguridad y creo que Guillermo con este post aclara mucho lo que hay que hacer y es tener una base y el resto es aprender de los mejores, y seguir formandose toda la vida, intentar mejorar para hacer mejores a tus clientes, porque no hablamos solo de tener un gran físico, hablamos de salud y el deporte, en este caso entrenamiento de fuerza cuando bien prescrito va a mejorar la calidad de vida de todo el mundo.

    Como comentario aparte, decir que he entrenado muchos años taekwondo con un maestro coreano y por ese gimnasio han pasado miles de personas de todas las edades y sexos y nadie nunca le ha preguntado los estudios que tenía; es querido, respetado y muy conocido en donde yo vivo y eso es por como es, por sus conocimientos y simpatia y respeto por todo el mundo.

  • La verdad es que antes de leer el artículo pensaba que iría enfocado de otra manera, algo como aquella frase de Boyle “la credibilidad de un entrenador se mide por la técnica de sus clientes” pero realmente va más allá.

    Personalmente no le cambio ni una coma al artículo ni entiendo como algunos se alteran de esa manera, pero bueno no hay más ciego que el que no quiere ver ni más sordo que el que no quiere escuchar. Igual han realizado la carrera en una universidad paralela… Personalmente, realicé la carrera en 2 universidades diferentes y tengo amigos que han estudiado en otras y no diferimos mucho en opinión. Como ya se ha comentado por ahí, CCAFD puede servir de base pero personalmente si pudiese volver a atrás no desperdiciaría los años de universidad y los reinvertiría de otra manera. Eso sí, dedicándome a la misma profesión.

    En cuanto a lo de la regularización del mercado la verdad es que es un tema delicado. A mi no me preocupa ni lo más mínimo respecto a la competencia que me puedan suponer ya que el cliente no es tonto. La mayoría de mis clientes han tenido entrenadores anteriores a mi y todos se dieron cuenta en su momento de determinadas situaciones. Pero si que me preocupan más algunas cosas que veo en general en los gimnasios, al fin y al cabo “jugamos” con la salud de las personas. Igualmente reconozco que algunas de esas cosas las veo realizadas por gente que es CCAFD, por lo tanto es algo que debería tener en cuenta quien contrata. Al fin y al cabo será a él quien tendrá el problema.

    Para finalizar, el último punto creo que es el más o de los más importantes. La mayoría de formaciones van encaminadas en la misma línea siendo muy pocas las que hacen referencia a situaciones especiales. Si realmente quieres dedicarte al entrenamiento personal recomendaría mucho antes antes una formación relacionada con este ámbito que cualquier otra. Creo que no tengo ni un cliente que esté libre de algún problema. Y es aquí dónde a la ahora de entender, empatizar y sobre todo solucionar estos problemas de los clientes es dónde realmente te ganas su confianza.

    Un abrazo Guillermo y enhorabuena como siempre.

    • Muchas gracias compañero por el comentario. Personalmente me preocupa el último punto del post igual que a ti. Me preocupa que en 4 años, 5 antes, haya espacio para la expresión corporal o para aprender a hacer mortales pero sin embargo no se aprenda lo más mínimo sobre movimientos olímpicos. No obstante, lo que más me hace dudar del sistema, bueno, entre otras muchas, es que no se trate para nada las poblaciones especiales. Esta gente no tiene derecho a entrenar? No defendemos que el ejercicio es la mejor medicina? De ser así cómo es que no hay formación para tratar a aquellas personas que conviven con ellas?

      Respecto a la regularización del mercado es algo que, por mucho que algunos pretendan, resulta imposible legalmente. Primero por la base sobre la que se sustenta la Unión Europea donde todo profesional que esté legitimado para ejercer una profesión en un país miembro debe poder hacerlo en el resto, y por las competiciones internacionales. ¿Alguien se ha parado a pensar qué pasaría de hacerse un mundial, Europeo o Juegos Olímpicos en nuestro país? Qué pasaría con la mayoría de entrenadores que no son CCAFD o equivalente sino antiguos atletas? No podrían ejercer o sólo se le prohibiría a los Españoles? Pero bueno, tal y como decía un CCAFD en el mejor monólogo cómico que he escuchado en años, a los entrenadores de halterofilia Chinos, con 10 récords mundiales de 12 posibles, se les debería exigir ser CCAFD o equivalente para poder ejercer.

      • Hola Guillermo. Mi nombre es Susana y soy licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte ,y ejerzo de Entrenadora Personal desde 1999, cuando empezaron las primeras empresas de entrenadores y se solicitaba que fuéramos licenciados. He leído tus artículos y comentarios en el blog y me ha quedado una sensación un poco rara acerca de lo que transmites… Estamos de acuerdo en que la profesionalidad la mantienes día a día con tu trabajo y que un título no garantiza que vayas a ser un buen profesional, si no sigues reciclándote y adaptándote a las nuevas demandas y cambios que se van dando en el área del entrenamiento, que nada tienen que ver cuando empecé yo a entrenar hace ya 15 años. Pero leyendo tus artículos, más que comunicar esta idea, menosprecias a los que hemos estudiado una carrera en la que entramos con muchísimo esfuerzo y gran pasión por aprender y tener un conocimiento más integral de salud, que nos sirviera de base para continuar con la misma disciplina y vocación cuando decidiéramos ejercer de entrenadores personales. Leyendo tus comentarios acerca de la expresión corporal, o de que no estudiamos sobre poblaciones especiales apenas…(no sé de dónde te lo sacas)…o que alguien sale de la carrera y ya se pone a trabajar en la universidad, o que muchos de los errores que has visto en el entrenamiento, venían de parte de licenciados, y otras tantas cosas más…me entristece, pues esta manera de criticar sin fundamento ni conocimientos, no es propio de una persona que se dedica a dar salud a otras. Creo que esa línea de actuación, nos hace involucionar. Estamos muy de acuerdo que una persona que se especializa en un campo, se forma constantemente, lo vivencia, se apasiona día a día por lo que hace , ahonda al máximo en todo tipo de conocimientos para llegar siempre a su cliente, a pesar del transcurso de los años, es un buen entrenador personal, como también estaremos de acuerdo que el que ha estudiado INEF y luego se dedica a entrenar, sin reciclarse…tendrá muchísimas carencias y no bastará con haber estudiado una carrera para dedicarse a este área en concreto del entrenamiento ,que tanta fisiología , anatomía aplicada y teoría del entrenamiento entre otras…requiere y que es necesario seguir ahondando, pues están en continua evolución. Dicho esto, decirte que tengas presente que detrás de un título, no sólo hay un amplio abanico de conocimientos que nos permiten ofrecer un planteamiento más holístico o integral en nuestros entrenamientos, y que nos sirven de una buena base para que cuando sigamos formándonos tengamos muchísimas herramientas para lograr los objetivos y retos que se nos presenten, también haber estudiado una carrera de cinco años, nos ha dado disciplina, responsabilidad, respeto , apertura al aprendizaje y a vivenciarlo. Sobre todo, estudiamos por pasión y no por ganar dinero, eso vino después. Estudiamos por educar y transmitir conocimientos, por hacer mejores personas , capaces de superarse a sí mismas y con la fortuna de disfrutar cada día más de nuestro trabajo. Para terminar, concluiré con que una persona digna de admirar es la que no alardea de su grandeza, y no menosprecia a otros. Agradecería encontrar artículos que hablen de lo bueno que se puede aportar, y cómo todos nos podemos complementar y ayudar a evolucionar; no encontrarme con que dentro de nuestra profesión, por la que todos nos desvivimos, hay estos comentarios despectivos y faltos de rigor. Un saludo. Susana.

        • Hola Susana. Si te fijas la mayoría de comentarios a favor vienen de licenciados en CCAFD que no se han sentido atacados ni menospreciados como indicas. Luis Berbel, Edu Sieso, Dani Senent o MH Juan, son sólo algunos de los licenciados que suscriben todo lo que escribo. Luis, por ejemplo, además de INEF es el presidente de APEPCV (Asociación profesional de entrenadores personales de la Comunidad Valenciana) y representa a un gran número de nosotros. Si te fijas observarás que suscribe todo lo que digo y tan sólo discrepa en ese 1% que dice él referente a la necesidad de regular el sector para tener un mayor control de calidad. También dice que NO debería hacerse por titulación y sugiere una remodelación del plan de estudios porque considera que no se adapta a las necesidades del mercado.

          • Todos estamos de acuerdo en lo esencial. Pienso que la polémica se ha creado por la manera de transmitirlo y establecer diferencias entre unos y otros , o ser reiterativo en algunos temas con el mismo colectivo. Te felicito por tener buenos amigos de profesión y por dedicarte a la profesión que te gusta. Somos realmente afortunados. Próximo artículo! ” Encuentra el trabajo que te gusta y dejarás de trabajar”… Un saludo y todo lo mejor.

        • Te felicito por tener tantos amigos de profesión. Todos estamos de acuerdo en lo esencial, quizá son las maneras de transmitirlo, las que han hecho que se establezca tanta polémica. Un saludo y todo lo mejor.

  • Solo deseo que te fijes en tus respuestas a cada uno de los post, porque yo veo ”CCAFD, INEF” por todos lados, lo repites una y otra vez… Tanto en este artículo como en muchos otros que llevas escribiendo durante bastante tiempo ya, eres repetitivo a más no poder…
    Eres un buen entrenador y llevas un centro de entrenamiento personal cojonudo…Así que… ¿Por qué estás constantemente en ”guerra” con los licenciados/graduados en Ciencias de la Activida Física y el Deporte? Las opiniones sobre cualquier tema en esta vida son diversas, habrá licenciados/graduados que crean que solo ellos pueden ejercer y habrá otros tantos que crean lo contrario, FIN, dejálos vivir tanto a unos como a otros y no te metas en berenjenales que ni mucho menos ayudan a la imagen de un buen entrenador como eres.
    Ni ellos tienen la verdad absoluta ni tu tampoco, y ahí se debe acabar la guerra que llevas desde hace tanto tiempo…
    Al igual que afirmar que en la carrera no se aprende NADA…me deja a cuadros Señor Alvarado, es una carrera que enseña más sobre Anatomía, Fisología, Fundamentos del Entrenamiento que cualquier cursillo de fin de semana (incluso los cursos del famoso Crossfit tan demandados actualmente duran un fin de semana y dudo que eso garantice ser un profesional en una disciplina tan delicada y sumamente lesiva…y sin embargo no lo veo a usted criticar esto…pero lo leo en guerra con una carrera universitaria, día tras día…)
    Supongo que no será complejo de inferioridad…Pero debe mirarse que le pasa con CCAFD y dejar de ser tan repetitivo.

    • Hola Julio. Si te fijas el post no trata de CCAFD. También, si te fijas, la mayoría de comentarios a favor son de INEF y nadie se ha sentido atacado. Una respuesta a un comentario es simplemente una contestación a un aporte o pregunta de un lector y, por tanto, es el propio comentario el que determina el rumbo de mi respuesta. No tengo nada en contra de los CCAFD y prueba de ello es la excelente relación que tengo con los mejores entrenadores que conozco en este país que, tal y como explico en una respuesta, son todos CCAFD. Por supuesto que en un curso de fin de semana se aprende menos de fisiología, mecánica del ejercicio y teoría del entrenamiento. Es tan obvio que no hace falta decirlo. Si no digo nada de ellos es porque no tratan de amordazar el mercado para ser sólo ellos los que ejerzan. Si llegan a intentarlo y considero que la formación no es la adecuada les dedicaré otro post. Pregunta por favor a Dani Senent (CCAFD-Máster en fisiología del ejercicio), MH Juan (CCAFD+Máster en alto rendimiento del COE) o Edu Sieso (CCAFD+profesor y director de la titulación más importante que hay en mecánica del ejercicio) si tengo algún problema con ellos y verás la respuesta. La mayoría del resto que han opinado a favor son también CCAFD conscientes de las limitaciones y escaseces del sistema.

      Realmente mis quejas no son hacia los estudiantes o titulados, ni mucho menos, sino hacia el sistema educativo. No te equivoques. Mi queja viene porque veo becarios entusiasmados con unas ganas voraces de aprender que no paran de repetirme “Y esto por qué no me lo han enseñado en la carrera?”. Es precisamente este sentir lo que ha hecho que gente como la que describo antes no dejara de estudiar y llegaran a ser excelentes entrenadores. Mi problema, de tenerlo, es con aquellos que consideran que se debería regular el mercado y que ellos, sólo por el hecho de tener el título y encontrarse en la situación anteriormente descrita con los becarios, deberían ser los legitimados para ejercer.

      Por último me gustaría que le echaras un ojo al último comentario de Dani Senent. Según me cuenta incluso le han llamado compañeros de carrera para quejarse de sus palabras. Lo que no puede ser es que hayamos llegado a un punto donde la presión sea tal que no podamos opinar libremente máxime cuando vienen acompañadas del argumento correspondiente. Cada uno tiene su opinión basada en su experiencia y sólo faltaría que pudieran expresarla solamente los que opinan de una determinada manera.

  • Viendo el rumbo que toma el debate, tanto aquí como en otras vías como twiter o facebook, y viendo también la gran indignación de muchos compañeros CCAFD que han intentado rebatir mi postura, (alguno de vosotros incluso me habéis escrito y llamado de forma privada, para pedirme explicaciones, o simplemente hacerme saber que estabais decepcionados y enfadados), creo conveniente poner todas las cartas sobre la mesa, e intentar valorar la situación desde una visión de conjunto y observar todo el contexto.

    Realmente no estoy criticando CCAFD de forma gratuita y en todos sus contextos, yo por ejemplo siempre he dicho, y muchos me lo habréis oído decir en varias ocasiones, que CCAFD, tal y como esta planteada en nuestro país, da al mercado laboral excelentes docentes y nefastos entrenadores… recién titulados, me refiero. ¿Quiere decir eso que si eres CCAFD estás determinado a ser siempre un entrenador nefasto?, No, sólo quiere decir que, cuando acabas la carrera, tus conocimientos y recursos a la hora de enfrentarte a la labor de entrenar a alguien son claramente escasos.
    Diréis que un recién titulado de cualquier cosa, por su posición de novato, tiene siempre pocos recursos, y es cierto, pero aún lo es más en nuestro caso si quieres dedicarte al entrenamiento.
    En la época de estudiante me he cansado de oír como la mayoría de mis compañeros se quejaban de lo claramente orientada a la docencia que estaba nuestra titulación, lo poco dirigida que estaba hacía el entrenamiento y rendimiento, y que si tan orientaba estaba a la docencia, porque después encima nos obligaban a sacarnos el CAP para poder ejercer de docentes, yo creo que el 90% de los CCAFD lo hemos dicho y el 100% lo hemos pensado… Y una vez titulados y arrojados al mercado laboral, ¿Qué pasa?, ¿De repente nos hemos convertido en unos expertos en entrenamiento?… Si nos quejábamos de lo poco que en ese ámbito nos formaban…
    Para arrojar algunos datos curiosos. Si pensáis en los profesores que hemos tenido de Biomecánica, Fisiología, fisiología del ejercicio, anatomía, Teoría del entrenamiento, veréis que muchos de ellos, puede que la mayoría, no son CCAFD, son médicos, fisioterapeutas, biólogos, etc… y los que si son CCAFD tienen un amplío elenco de títulos de postgrado u otras titulaciones en esas materias, además de una dilatada experiencia como entrenadores y/o investigadores. Dicho de otra manera, no encontraréis (espero y rezo porque no al menos), un simple CCAFD dando clase en la universidad u otra entidad materias como fisiología, Biomecánica, anatomía o T. del entrenamiento… y la explicación es tan simple que ni siquiera hace falta remitirse al principio de la navaja de Ockham… No tenemos ni puta idea de ninguna de esas materias según salimos de la facultad (Apenas unas leves nociones del ABC…). Y el que quiera seguir engañándose con que si…, tendrá un grave problema a la hora de ejercer su profesión, y lo que es peor… sus clientes tendrán un problema aún mayor.
    La solución es simple, formación continua, y reciclaje periódico… pero joder, eso es muy cansado, ¿estudiar después de acabar la carrera?, prefiero decir que tengo la máxima titulación en el ámbito de actividad física según lo cánones académicos reglados, tildar de hereje a todo aquel que no la tenga, aún a sabiendas que sus resultados son mejores que los míos, y ampararme en el intrusismo profesional. Creo que esa si es una actitud reprochable, y no la mía, como algunos me habéis dicho en los últimos días…

  • Totalmente de acuerdo con Susana.

    Me parece que esto es una guerra de quien tiene más título y quien sabe más sobre entrenamiento personal. En este país” todos sabemos de política, fútbol y de deporte en general”. Si estuviésemos hablando de un cirujano, no habría la mínima discusión, al menos yo no me operaría con alguien que ha hecho un cursillo de 4 semanas, por mucho que me dijesen que ha hecho más cursillo y que tiene mucha vocación. En INEF ,que es el que yo conozco, se aprenden muchas cosas y se exige un mínimo para aprobar, pero está en cada uno el profundizar más o quedarse en el mínimo, pero ese mínimo que se da durante 5 años en ningún caso puede ser comparable con lo que te pueden enseñar en unos cursos de 4 semanas.

    • Hola Jose. En ningún momento he comparado CCAFD con otras titulaciones. Ni en el post ni en los comentarios. Nadie lo ha hecho. Para mi, simplemente, no existe un título que garantice una capacitación profesional. Evidentemente habrá algunos mejores que otros pero ninguno por sí solo es suficiente a mi entender. El problema que yo veo es que mucha gente confunde formación con titulación. Te recomiendo que leas el resto de comentarios de tus compañeros de carrera. Verás como conforme aumenta la formación/experiencia del entrenador menos importancia dan a la titulación, sea la que sea. Ese es el punto del post: Fórmate para ser un buen profesional, aprende de la experiencia de aquellos que son mejores que tú, y el mercado te lo agradecerá.

  • “SE RECOGE LO QUE SE SIEMBRA”

    Cómo bien apunta Julio, es muy difícil hacer entrar en razón a alguien resentido con los profesionales de Magisterio EF e INEF/CCAFD.

    Llevas desde hace años desprestigiando a estas titulaciones universitarias día tras día.
    Y cuando se te lleva la contraria te comportas como un niño malcriado con una rabieta.

    Yo soy el INEF al que le comparas con el club de la comedia, que por cierto tienen todo mi respeto, así que no me ofendes en absoluto con tu ironía aunque lo pretendas. Tengo casi 40 años, y las descalificaciones personales hace mucho que dejaron de preocuparme. Sólo decirte una cosa, en el debate que tuvimos en Twitter, no te falté al respeto ni una sola vez.

    Respecto a los entrenadores chinos, manipulas mis palabras, dije que “todos naturalmente tendrían cabida porque son profesionales”. De todas formas me asusta tu comparativo, no es lo mismo un Entrenador Personal, que un Entrenador de Alto Rendimiento, y más en países como China. Y que yo pretendo jubilar a Tony Nadal, ni me molesto en contestarte, pues es absurdo.

    Has recibido tantas críticas por compañeros en tu foro que te sientes atacado cuando se debate este tema, y tu salida textual y la de tus entrenadores es decir que hay muchos INEFs que no saben que es el SNC, o el IMC, que hablamos de la L7 como vértebra, y que estudiamos anatomía memorísticamente. ¿De verdad nos consideras tan tontos?

    Me gustaría saber qué opina el COPLEF de todas estas barbaridades vertidas con tal arrogancia y descaro.

    Desconoces el programa de estudios y lo criticas diciendo que Expresión Corporal es básica en INEF cuando es cuatrimestral tanto hace años que la cursé yo, como en el grado actual. Que no hay asignatura sobre poblaciones especiales, etc. Y que es tan básico el programa que tú lo tienes dominado a la perfección.
    Sobran las palabras, tú mismo te descalificas, demuestra desconocer el programa del INEF, y el rigor con el que te documentas para otras cuestiones queda muy maltrecho.

    Gente poco profesional hay en todas las titulaciones, yo también me he encontrado entrenadores personales INEF y NO INEF, que deberían reciclarse más, pero no por ello generalizo. Si encuentro varios traumatólogos malos, ni se me pasa por la cabeza pensar que todos son iguales.

    En tu perfil reza que trabajas en el mejor centro de Entrenamiento Personal de España, afirmación que sólo tengo conocimiento que defienda la revista para la que tu trabajas. El ego no es buen consejero, nadie que es bueno o el mejor en su campo, le hace falta decirlo, ya se ocupan los demás.

    Los Licenciados que siempre sacas a relucir que te defienden, carecen de objetividad alguna. O son amigos, o quieren hacer prácticas en tu centro y se pliegan a tus intereses, o participaron en los retos Men´s Health. Son contratados en tu centro, y te tienen tanta devoción que te llaman “mentor”, algo que te encanta. Al igual que decir que los INEFs son becarios tuyos. Siempre les tienes detrás para salir en tu defensa. No veo necesario que tengas una comitiva de palmeros aplaudiéndote y alabándote porque no te están haciendo ningún bien.

    Así se manipula a la gente, porque todo queda en casa.

    Eso no significa que yo defienda INEF a capa y espada, porque tiene muchas carencias, y profesores y asignaturas muy mejorables.

    Que tú u otros hayáis conocido a tal o cual persona que no sea válido, no significa que todos automáticamente entren en el mismo saco. INEFS hay muchos, promociones muchas más, y vivencias y aprovechamiento de las enseñanzas recibidas depende de cada profesional.

    A mí me queda tantísimo por aprender, que cualquier Profesional del Deporte me sirve de estímulo para mejorar, y me devuelve a la humildad de los 18 años con los que empecé. Yo me considero un profesional más, que se forma, estudia, aprende de otros compañeros, etc. pero siempre desde el respeto mutuo, aunque tengamos puntos de vista diferentes. Creerse muy importante es un error que nadie se debería permitir si quiere avanzar.

    En todos los años que llevo ejerciendo, es la primera vez que he sentido que un compañero sienta tanto desprecio hacia otros.
    Estoy seguro Guillermo que habría más cosas que nos une, que nos desune, pero no a costa de desprestigiar a unos profesionales que curiosamente tienen mayor titulación que la que tú tienes, que para tu desgracia en España es papel mojado (cosa de la que yo no me alegro). Creo que ahí está el origen de tus envidias y recelos.

    Y efectivamente tú tienes un problema serio con los INEF/CCAFD, háztelo mirar por favor, y no empañes más el nombre de una buena revista con tus panfletos publicitarios cargados de ego propio y desprecio a compañeros de profesión.

    Es malo tu contenido, pero peor aún son tus formas. Creo que a la gente a la que le gusta la revista tus opiniones personales a este respecto ni les va ni les viene.

    Tienes aquí en este post la opinión entre otros de Julio, Jorge y Susana.
    Te dejo como ejemplo otras opiniones en tu propio foro:
    RUBI360
    http://blogs.menshealth.es/fitness/la-parabola-de-los-autobuses-y-sancho-panza/>
    Alejandro Fdez. y John Byron
    http://blogs.menshealth.es/fitness/como-llegar-a-ser-un-buen-entrenador-personal-y-vivir-de-ello/

    Termino diciendo que con esta actitud no haces bien a nadie, no construyes puentes de unión con otros profesionales, no dejas en buen lugar a tu revista y tampoco te haces bien a ti mismo.

    Céntrate en tu trabajo, y olvídate de construirlo a base de desprestigiar a otros profesionales. Ya te lo han dicho también otros profesionales.
    Un saludo.

    Josemi
    Lcdo. Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

    • Hola Josemi, soy Juan, el palmero de Twitter que carece de objetividad aunque no he participado nunca en un reto MH, ni he sido cliente de Performa ni he realizado prácticas allí.

      Antes de nada quisiera hacer saber a todos que conozco a Guillermo desde hace unos 2 años o quizá algo más. Sin saber cuál era su opinión del INEF yo ya critiqué la carrera hasta el punto que él llegó a decirme que no exagerase y que los mejores profesionales del ámbito que conocía en España todos eran INEF por lo que no creo que desprestigie la formación. De hecho en todo momento él ha defendido que puede ser una buena opción como base. Todo esto se puede ver en un tema del foro de MH. Si te interesase el tema te busco en enlace para que lo veas por ti mismo.

      Por lo que comentas, soy bastante más joven que tú, puede que haya cambiado mucho el INEF de entonces hasta ahora pero te comento para que juzgues por ti mismo si no estoy en mi derecho de tener la opinión que tengo sobre la carrera.

      Para empezar no me parece una formación de calidad aquella en la que asignaturas con la importancia de Fisiología del Ejercicio, Anatomía, Control Motor, etc. Se aprueben simplemente haciendo un trabajo de lo más básico o algunas simplemente con ir a clase. O que en biomécanica lo que más que llegue a aprender es como calcular la distancia, punto máximo de altura, etc de un lanzamiento parabólico. Por favor, todavía estoy tratando intentar comprender la utilidad de esto en el trabajo. O que en unas prácticas de entrenamiento de alto rendimiento me suspendan un trabajo por no incluir entre los ejercicios a realizar por atletas curls de bíceps, curl femoral, etc. Y lo que me resultó mucho más inquietante, deberían realizar un test de 1RM de estos ejercicios. Aun no quepo en mi asombro de aquello. Si no te parecen motivos suficientes como para desconfiar puedo aportar muchos más datos.

      También hablas de la supuesta pequeña carga que recoge una asignatura como expresión corporal. Déjame decirte que cuando cursé CCAFD la expresión corporal tenía el mismo número de créditos que Fisiología del ejercicio. Déjame decirte más, en Universidades como la de Granada asignaturas como Fisiología del Ejercicio han sido eliminadas del plan de estudios mientras Expresión Corporal, Juegos Motrices, Actividades en el Medio Natural o Deporte y Recreación no. De nuevo permíteme que discrepe de una formación así.

      Podemos hablar si quieres también de la calidad del profesorado, obviamente no voy a meter a todos en el mismo saco pero si te puedo asegurar que podría meter al 80% de los que me han dado clase. Ninguno ha ejercido la profesión más allá de la de profesor. Es más, algunos no quieren ni dar clase, simplemente les gusta investigar y van a clase y te sueltan frases como “Yo vengo aquí porque me obligan para poder investigar” y que posteriormente te ponga un DVD con algún documental que a él le interesase ver. Igualmente te puedo asegurar que estos casos no son ni 1 ni 2.

      Por Twitter comentaste que de CCAFD puedes especializarte en alto rendimiento, gestión, educación, etc. Déjame que te diga que durante mi paso por la universidad realicé todas las optativas relacionadas con con entrenamiento en alto rendimiento. Realizando incluso 30 créditos más de los que estaba obligado a realizar para cubrir las optativas. Te puedo asegurar que si tuviera que entrenar a un atleta basándome en lo aprendido en la carrera no tengo la más mínima duda que el rendimiento de éste no mejoraría ni lo más mínimo. Me daría con un canto en los dientes si no lo empeorase.

      Posteriormente he realizado un master en entrenamiento en alto rendimiento deportivo impartido por el COE y con gran prestigio a priori aunque no creo que sea el momento de entrar a valorarlo. Te puedo asegurar que del contenido de asignaturas como Metodología o Programación del entrenamiento de Fuerza no había visto nada durante la carrera. Es más, en el INEF me enseñaron muchas cosas que posteriormente no son así.

      Podría seguir escribiendo pero no creo que sea necesario. Puedo asegurarte que no me gusta hablar mal del INEF, al fin y al cabo podría ser como tirarme piedras sobre mi propio tejado desprestigiar la formación que he realizado. Pero prefiero que la gente vea este tipo de cosas para que decida y elija que hacer. O para que, por insignificante que sea este comentario, ojalá las cosas cambien y mejoren porque te puedo asegurar que la formación que se está impartiendo en los últimos años y la que se imparte actualmente deja mucho que desear.

    • Estimado Josemi,

      Me he visto en la obligación de responder a tu comentario, por las continuas alusiones que haces a mi persona aun siendo sutil y sin citar mi nombre. Entenderás, que me halla sentido insultado, y al mismo tiempo profundamente decepcionado. Porque aún con posiciones encontradas, el debate el otro día vía twiter fue bastante enriquecedor, y nadie le faltó al respeto a nadie, como tú mismo has dicho antes. Así me gustan a mí los debates, exponiendo los argumentos, pero sin insultar ni intentar imponer su criterio al resto, llámame rebelde si quieres.
      Para dejar las cosas claras, efectivamente yo soy INEF/CCAFD, efectivamente yo realice un reto con Guillermo en 2011, efectivamente yo trabajo en Performa, y efectivamente en muchos aspectos considero a Guille un mentor, aunque el siempre quiera quitarle importancia a ello.
      No tengo porque darte explicación alguna sobre mis opiniones, quiero puntualizarlo, pero lo voy a hacer porque creo que viene a cuento, y porque me has tocado los coj… con lo de “Palmero” y demás acusaciones y tonterías. Aunque luego seas tú el que intenta condenar el descalificar a los compañeros, y aleccionarnos sobre lo peligroso de los prejuicios.

      Yo llego a Performa en 2011 como retista de MensHealth , conozco a Guillermo y sus colaboradores médicos, al comentarme él sus métodos, saber que no es licenciado CCAFD, y ver su semblante serio (muchas veces malinterpretado por quien no lo conoce como arrogancia), lo primero que se me pasa por la cabeza es “Genial, espérate que encima ahora esté tío va a ser el que me tenga que decir a mí como entrenar”. Pues yo era un crack!, con mi licenciatura y mi master bajo el brazo dirigiendo el resto de mis múltiples titulaciones, y mi dilata experiencia como monitor de fitness, de colectivas y entrenador.
      Este crack había engordado 45 años en un año y medio, debido al abandono de la actividad física frenética que siempre había llevado, a causa de una lesión y a un trabajo como gestor de un centro deportivo que le exigía 60 horas semanales. Por mis propios medios perdí 25kg en 8 meses, y me estanqué durante 5 meses más. Sumido así en la desesperación decidí apuntarme al reto. Cuento esto para que quede claro que yo llegue a sus manos desde una posición de largo estancamiento, en la que había probado todo lo que mis conocimientos me habían permitido. Después en los 2 meses y medio de duración del reto perdí 21kg, sin NINGÚN tipo de suplementación. Y eso no es lo mejor que me lleve del reto, lo mejor sin duda fue una reeducación de entrenamiento y nutrición. Reeducación y que aún hoy, apunto de cumplirse el 3 aniversario de ese reto, me ha permitido mantener el mejor estado de forma y salud que nunca había tenido.
      En esa época, 2011, Performa no era más que una única sala de entrenamiento personal donde Guille atendía a sus clientes, y si ves mis comentarios en foros, revista MEnshealth y videos de esa época (en la que yo no tenía la más mínima sospecha de que acabaría trabajando en Performa), verás que las opiniones que yo manifestaba de Performa entonces, van en la misma dirección que las que proclamo hoy. Fue debido a la cura de humildad que le dieron a este crack, cura que vistos ciertos comentarios podría venirle bien a más de uno. Creo que es importante decir esto, debido a las múltiples alusiones que has hecho de que tengo la opinión sesgada, carezco de objetividad, o no se que otras gilipolleces… y quiero pensar que acabe trabajando en Performa, porque Guillermo vio que teníamos una visión del ejercicio de la profesión bastante afín.

      Nos acusas de que vamos contra los INEF como si estuviésemos preparando una caza y posterior quema de brujas, o como si estuviésemos personificando la crítica, que a la titulación hacemos, en alguien concreto. No vamos contra ningún CCAFD/INEF, y decir eso, además de absurdo, no tiene ningún sentido, pues yo mismo soy CCAFD, y Guillermo más de una vez ha dicho que muchos de los mejores entrenadores que conoce son CCAFD. Tenemos buena relación con ellos, y el flujo de información en ambas direcciones es continuo. Sólo decimos, que la titulación nos parece pobre, y que no prepara como es debido a un profesional competente en nuestra profesión, ¡punto!. En la mano de cada uno esta tener inquietud por querer mejorar, y seguir formándose.

      En relación a los comentarios SNC, L7 y demás…, son simples momentos puntuales graciosos que hemos tenido con algún INEF/CCAFD, y que sí es cierto que por un lado se repiten de forma preocupante, lo creas o no, y por otro los hemos usado como argumento en nuestros debates cuando alguien nos dice, “si ser CCAFD es lo máximo que puedes ser para dedicarte al entrenamiento”…, nosotros simplemente, discrepamos.

      También dices que si envidia, que desprecio…., que desprestigiar a los compañeros….¡ ¿A quién hemos, o ha intentado Guille desprestigiar?, ¿A los CCAFD?, vuelvo a su cita “Muchos de los mejores entrenadores que he conocido en este país son CCAFD”. Como mucho puedes criticarnos porque critiquemos a los recién graduados/licenciados CCAFD/INEF, o a aquellos que se amparan en el intrusismo profesional como escudo ante su propia incompetencia, que miran por encima del hombro a todo aquel que sea de nuestro gremio y no tenga esa titulación. Los prejuzgan (como estás haciendo tú también, compañero), sin saber si quiera que formación han recibido, o los resultados de su trabajo.

      Empiezas el comentario con “SE RECOGE LO QUE SE SIEMBRA”. Nuestra demanda es mayor de la que por desgracia podemos asimilar en Performa… el día en el que nos ciegue el éxito o el ego, caigamos en la arrogancia, como nos acusas sin conocernos, o perdamos la perspectiva del trabajo orientado por y para el bienestar de nuestros clientes, y la inquietud por seguir formándonos y reciclándonos de forma continua, ese día, si será el día en el que fracasaremos. Pero de momento estamos concienciados y hacemos lo imposible para que nada de eso ocurra. Con muchísimas cosas que mejorar, ¡seguro!, y mucho que aprender todavía, pero con una buena cosecha de la que nos sentimos orgullosos.

      Tus líneas parecen rezumar ira, espero no haberte ofendido compañero. Simplemente es mi opinión libre, y no sesgada por nada ni nadie.

      Atentamente,

      Dani Senent, (al igual que tú) Lcdo. Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

      P.S.: Casi me hacen llorar (de risa), los detractores de Guillermo que has citado, y sus dramáticos testimonios, No me mal interpretes, toda opinión es para tomar en cuenta, pero son un estudiante CCAFD, que nos da su opinión desde su dilatada formación y experiencia en el sector laboral, y un “profesional en ciencias del deporte y la recreación y desarrollo programas de actividad física para personalizados” (literal copy-paste), no sé qué es eso, pero me da que un INEF/CCAFD titulado en España, NO!, así que npi de lo que estamos hablando.
      ¿En serio?…, Si estas opiniones son las bases que cimentan tus argumentos…, me lo pones demasiado fácil.

  • A mí me enseñaron a ser limpio en el terreno de juego y fuera de él. Es algo que inculcamos a los deportistas. Si no respetamos esto no hay ninguna posibilidad de debatir nada. Lo contrario es jugar sucio y manipular.

    1º) Guillermo, has eliminado la última parte de tu comentario donde me comparabas con insustancial e insignificante, exactamente utilizabas la palabra “anodino”. Decías en el fragmento borrado que en 14 años no te habías reído tanto con una conversación:

    “Pero bueno, tal y como decía un CCAFD en el mejor monólogo cómico que he escuchado en años, a los entrenadores de halterofilia Chinos, con 10 récords mundiales de 12 posibles, se les debería exigir ser CCAFD o equivalente para poder ejercer. ………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………” (este fragmento final se ha borrado).

    Esta opinión aparece en este artículo, al día siguiente del debate en Twitter, cuando pensé que había finalizado: A partir de este comentario es cuando intervine, NO ANTES.

    2º) Sara, como tu compañero Dani, yo soy “perro viejo”, y haber borrado tus mensajes de Twitter donde aludes al INEF con comentarios sobre la L7 y otras cosas que preferías no recordar, anatomía de INEF no sirve, etc. no es jugar limpio, especialmente cuando felicitas a los CCAFD que te apoyan, llamándolos valientes.

    Dani, eliminar fragmentos de la conversación es injustificable. Sobre las opiniones, hay otros Licenciados como Julio, Jose, Susana que no son recién titulados. Y tú has recibido muchas quejas según reconoces en tu comentario:
    “Viendo el rumbo que toma el debate, tanto aquí como en otras vías como twiter o facebook, y viendo también la gran indignación de muchos compañeros CCAFD que han intentado rebatir mi postura, (alguno de vosotros incluso me habéis escrito y llamado de forma privada, para pedirme explicaciones, o simplemente hacerme saber que estabais decepcionados y enfadados)”

    Seguramente el trabajo que estáis haciendo sea bueno, como el de otros muchos compañeros que se desviven día a día en permanecer actualizados después de años de profesión. Y yo tengo la suerte de trabajar con muchos, y tener muy buenos amigos de INEF después de 20 años.

    Es más, hay artículos que he leído sobre Fitness en Men´s Health escritos por Guillermo en los que estoy de acuerdo y son muy válidos, pero creo que el camino es este último, no el enfrentamiento continuo con otros compañeros de profesión.

    Cada uno ha dado ya su opinión y seguir por este camino no conduce nada, así que yo os dejo con este último comentario, porque intervenir más es repetir lo mismo. Si sirve para ayudar a que la convivencia mejore genial, sino es así, lo sentiré mucho.

    Me quedo con la opinión de Juan, puede que no esté de acuerdo con él (no hemos compartido ni espacio, ni tiempo en la Universidad. No me parecen escasos los 3 tomos de la Fisiología articular de Kapandji que muchos estudiamos en el plan de estudios), pero sí creo que otras cuestiones sería posible debatir de esta forma.

    Un saludo para todos y deseo que en sucesivas ocasiones encontremos más para compartir que para enfrentarnos.

    Josemi.
    Lcdo. en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (INEF)

    • Hola Josemi, puede que sea atrevido por mi parte intervenir (no sé si como cliente de Performa puedo aspirar al título de palmero según tu clasificación o me falta alguna asignatura), pero me llama poderosamente la atención que califiques como juego sucio y manipulación el borrado por parte de Guillermo de una alusión que él mismo ha considerado injusta, y que aludas a los tonos y las maneras en las intervenciones, mientras que has vertido tú calificativos como “resentido”, “niño malcriado”, “rabieta” “panfleto publicitario”, etc, etc… Y no las utilizas como metáforas precisamente.

      Mi detector de contradicciones está pitando tanto que lo quería señalar.

      Fíjate como otros disienten de Guillermo, pero lo hacen con otras maneras y emplean tonos distintos. No se trata tanto de disentir o estar de acuerdo como de la manera de hacerlo. Si lo haces según has elegido, resulta como poner sal en vez de azúcar para recubrir un bizcocho, termina siendo imposible de digerir más allá de que se pueda discutir su fondo. Y eso sí es una metáfora (bueno, un símil)

      Y lo del título de “Se recoge lo que se siembra” para una respuesta en los comentarios de un post… queda raro, el lector no sabe si es un post dentro del post, la moraleja de una fábula… como persona a la que le gusta escribir recomendaría no intentar resaltar la intervención con ese recurso.

  • Impresionante el jaleo que habéis montado… Pero al leerlo, uno se da cuenta de muchas cosas interesantes en cuanto a esta profesión. Yo tengo entendido que INEF no es lo que parece y deja muchísimo que desear (dicho por mi prima, licenciada en CCAFD). Es cierto también, que la carrera está provista de demasiada metralla inútil, en vez de detenerse y perder el tiempo en cosas interesantes, como lo que decía antes Guillermo, respecto de aprender incluso mortales y olvidarse de los movimientos olímpicos… No tiene perdón.
    Seguramente, si hubieran remodelado el sistema, sería una carrera/grado muy interesante, pero de seguir en la misma línea, jamás lo será. ¿Es una buena base? Sin duda, ya lo decía Guillermo (también lo dice mi prima). Pero una base es solo eso, una base. Lo que contará es ampliarla para conseguir incrementar los conocimientos y poder así, estar formado continuamente con el paso del tiempo.
    Pero tampoco os creáis que esto solo pasa en la rama del deporte, en el resto de profesiones también afecta y mucho.
    Entiendo que algunos licenciados en INEF se molesten por las declaraciones de Guillermo, pero él tiene razón y habría que echar la culpa al sistema educativo, no al mercado por “no saber elegir”. Joder, el mercado (cliente) siempre tiene la razón y tiene derecho a elegir lo que le plazca. No es tan difícil de entender y muchos por simple impotencia, pretenden eliminar todo lo que no sea CCAFD/INEF “ilegalizándolo”, en vez de preguntarse porqué han escogido hacer INEF y no perder el tiempo en otras titulaciones quizá más interesantes… Nadie les ha puesto un rifle en la cabeza, no, han escogido ellos qué hacer. Lo dicho, si alguien tiene la culpa, es el sistema de estudios, tan simple como eso.
    Yo al menos, veo que también pasa en la rama de nutrición, que si vieseis la manera de diseñar dietas que tienen algunos de estos “nutricionistas” (por llamarles algo), os llevarías las manos a la cabeza inmediatamente… Es una verdadera pena que no haya gente capacitada para dar clases como Dios manda y no seguir los apuntes de hace 40 años al pie de la letra (sin modificación alguna).
    Ya que algunos quieran defenderlo, me parece sacrilegio.

    • Sinceramente creo que se ha malinterpretado el post. El primer punto al menos donde no se habla de ninguna titulación sino de adaptarse al mercado en lugar de tratar amordazarlo porque en ese caso siempre te acabará devorando. Todo el primer punto se resume en la pregunta que todos aquellos que tratan de secuestrarlo hacen “¿Irías a un médico o a un curandero?” La respuesta es YO DECIDO, y nadie tiene por qué hacerlo por mi. La comparación por sí sola ya es curiosa porque todo médico sin excepción te dirá que la residencia para lo primero que sirve es para darse cuenta que poco de lo que has aprendido en la carrera sirve. Ayer mismo me lo recordaba un cliente médico cirujano a colación de este tema.

      • Totalmente de acuerdo… Creo que debe ser eso, se ha malinterpretado el post, de lo contrario no le veo sentido.
        Guillermo, ya sabes que a muchos de los que te seguimos nos has valido y nos vales de mucho, o yo por lo menos, a día de hoy, todavía no sabría elegir fuentes o a qué hacer caso. Es una maravilla poder contar contigo. Gracias

  • Después de leer y artículo y las opiniones, como licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte también quería dar mi opinión.

    Yo sí creo que el plan de estudios de nuestra carrera debería de ser diferente, el Deporte y la actividad física es un territorio amplísimo y estaría bien poder especializarse más concretamente en un campo. Al acabar la carrera no estamos preparados para ser profesores, gestores deportivos, preparadores físicos y entrenadores de cualquier modalidad deportiva, para eso existe la formación continua está claro. Los cursos, los masters… están para eso pero hay que preguntarse si debería ser así si tras cinco años he de formarme durante dos o tres años más o como se decía en un principio hacer tres años generales y luego formarte concretamente los dos años siguientes porque si la pregunta es si un Licenciado ha de ser mejor profesional necesariamente que alguien que ha tenido otra formación por ejemplo de cursos de entrenamiento deportivo la experiencia me dirá que no, habrán casos y casos.
    Nos quejamos muchas veces del intrusismo laboral y muchas de ellas con razón pero hemos de ser sinceros hay cursos que preparan más específicamente para ciertas actividades que nuestra carrera. Yo por ejemplo me he ido especializando en la gestión deportiva, en la licenciatura tuve una asignatura de gestión deportiva, otra de legislación y una optativa de marketing deportivo con eso luego de cinco años no puedo salir y organizar mi propio evento o gestionar un club con todas las garantías. Hoy en día afortunadamente ya he hecho las dos cosas, pero gracias a la formación continua, a la experiencia y sobretodo a que le he puesto interés, así que en mi opinión nuestra carrera debería tener una opción real de poder especializarte mucho más concretamente. Yo no iré a un podólogo cuando tenga dolor de muelas ni iré a un dentista por una fascitis, ambos sabrán más que yo de como ayudarme porque ambos son médicos pero yo quiero que me ayude el que está especializado.
    En resumen la licenciatura muy buena opción y muy buena base pero con eso no bastará para ser un buen profesional. Formación continua, especialización, experiencia y sobretodo interés y ganas de ser mejor profesional cada día.

  • Muy buenos díasa todos.

    He estado leyendo los comentarios y el artículo de Guillermo, y estoy de acuerdo en todo, excepto en el segundo párrafo del primer círculo.

    Llevo más de 20 años trabajando en gimnasios y centros de fitness, y en este tiempo me he encontrado con muchos profesionales por encima de mi que en la mayoría de los casos no tenían´INEF, y cuyos conocimientos dejaban mucho que desear. No por ello voy a caer en el topicazo de generalizar y concluir que todos los profesionales del deporte que no tienen INEF no tienen ni idea,porque no es así. Tampoco afirmaría que todos los licenciados están capacitados, porque conozco a más de uno que no tienen aptitudes ni conocimientos para trabajar en cenrtos de fitness ni en centros educativos. Pero lo que está claro es que debe haber una titulación mínima para trabajar en centros deportivos, léase TAFAD o INEF, y así debería ser en todos los sectores profesionales.

    Luego está, como dices bien Guillermo, la adaptación de cada profesional al mercado. Yo hace casi 20 años que me licencié en EF, y como es obvio el mercado y el mundo del deporte ha cambiado mucho. La licenciatura no es perfecta, pero ni mucho menos imperfecta. Cuando entré en INEF mi aspiración era dedicarme al fitness, pero pronto me dí cuenta de que la carrera estaba más bien orientada a educación, aunque muchos de sus contenidos son útiles para el fitness. Tuve que hacer cursos, y reciclarme, pero como todo profesional que se precie. Por eso creo que mezclas churras con merinas. Formación mínima SI, reccilaje TAMBIÉN.

    UN saludo a todos

    • Difiero en la confusión de formación con titulación. ¿Qué hacemos con la libre circulación de profesionales que exige la UE? Y con las competiciones internacionales cuando se realicen en nuestro país y los preparadores de muchos atletas de otros países no cumplan con con los requisitos exigidos? No te has parado a pensar por qué ningún país lo ha hecho? Algunos de los mejores entrenadores del mundo no tienen formación universitaria o no directamente relacionada. Ve a EEUU y conocerás unos cuantos responsables de bastantes medallas olímpicas, campeonatos o récords del mundo. Muchos incluso son preparadores de equipos universitarios de la NCAA que parecen no tener problemas con eso.

      Dices que esto debería ser aplicable a todas las profesiones… ¿Sólo los que estudian empresariales o ADE pueden registrar una empresa? O trabajar como contables junto con los titulados en CC. Económicas? No pueden entonces los abogados actuar como asesores financieros? El mismo movimiento existe entre los Lic. en periodismo cuando Carlos Herrera no es Lic. en periodismo ni Carles Francino, ni Angels Barceló que dijo en público que abandonó la carrera porque no tenía tiempo para perderlo. Hay quien dirá que no es lo mismo porque no juegan con la salud de la gente pero hablemos de la cocina. Los cocineros manipulan los alimentos que ingerimos. Eligen los ingredientes de sus composiciones y muchos de ellos son tóxicos o incluso letales para el ser humano. ¿Sólo pueden trabajar como cocineros aquellos que tienen un título oficial que así les reconozca? Jubilamos a Ferràn Adrià entonces? Berasategui? Arguiñano? Arzak? ¿Y a todos los que han estudiado en Le Cordon Bleu de Paris? Porque poco tiene de oficial pero sin embargo es la mejor escuela cocina del mundo porque así lo ha reconocido el mercado. Hay un movimiento entre los crecientes estudiantes de cocina que pretende eso mismo basándose en los mismos argumentos que esgrimen tus mismos argumentos. Como cliente de restauración represento al mercado y YO DECIDO. Nadie tiene por qué hacerlo por mi. Como empresario en mi casa contrato también a quien quiero y serán los clientes, el mercado, quien me juzgará y decidirá si puedo vivir de ello, junto con mis entrenadores, o me arruino en el intento.

      Otra cosa son las instalaciones/eventos públicos, con gestión privada o no, o incluso empresas privadas con financiación pública donde si que deberían exigir graduados en CCAFD/INEF. Me parece justo que el sistema que les ha formado les favorezca en la parte del mercado laboral que ellos controlan. En mi casa yo decido y que sean los clientes quienes decidan si estamos a la altura de sus exigencias o no. Si te fijas algunos comentarios Edu Sieso, por ejemplo, es CCAFD, especialista en biomecánica, y director/profesor del máster más importante que hay en esta especialidad, y dijo hace poco: “Hay quien defiende un regularización por mínimos. La gente no es tonta y exige máximos”. Luis Berbel, también INEF y presidente del APEPCV, representa a muchos entrenadores CCAFD, y solicita una regularización por formación no por titulación. Un sistema que mida la capacitación de todos por el mismo rasero. Aún cuando no estoy de acuerdo me parece mucho más lógico si queremos asegurarnos de que todos los legitimados están capacitados.

      No obstante te agradezco tu comentario. Gracias a la disparidad de argumentos ayudamos a enriquecer el blog.

  • Guillermo, estás volviendo a confundir churras con merinas: la libre circulación de profesionales está ahí, pero en materia de titulación cada país debe regir su legislación, y su un EP sale del país tendrá que tener la titulación requerida para el país de origen. Esto a día de hoy es así, y si no tienes título te comes los mocos. Es cada país el que debe de reconocer los títulos provenientes de países extranjeros, previa solicitud. Si hay diferencias importantes, se debe hacer un curso de adaptación para el reconocimiento. Y si no hay titulación mínima exigida, como es el caso de nuestro amado país, pues nada, todos al bollo.

    Además vuelves a hablar de entrenamiento de alta competición, cuando lo que importa y lo que debemos preservar es la salud de nuestros clientes. Asimismo, a los restauradores se les exige un título de manipulador de alimentos; si no no pueden ejercer. Evidentemente se trata de un requisito mínimo, pero es imprescindible.

    Yo lo que no se es porque te empeñas en diferenciar titulación con formación, porque estos dos términos están unidos. ¿Cómo si no vas a certificar que una persona está formada? Me gustaría que me lo explicaras.

    Un saludo

    • Creo que con esta respuesta voy a terminar porque no dejo de repetir los mismos argumentos una y otra vez y además no me gusta lo de las churras y las merinas y no paras de repetirlo.

      1.- Según los abogados de la empresa lo que comentas sobre la regularización de los países por separado es aplicable a aquellas normas previas a la entrada de un país en la UE. Según me dicen la tendencia como se puede observar desde la norma Omnibus es a la liberalización de los mercados y no al revés. También me han dicho que si no se ha hecho en ningún país del mundo por algo será.

      2.- La formación no está relacionada con titulación porque la primera hace referencia a la capacitación y esta no siempre está respaldada por un título. Dicho de otra manera, hay mucha gente que tiene más conocimientos en fisiología del ejercicio o biomecánica que un CCAFD recién titulado y no tiene un título que lo acredite. De igual manera pueden haber dos CCAFD con el mismo título pero uno estar mucho más formado en diversas materias sin tener un título que lo avale. Sólo sus méritos.

      3.- Respecto al carnet de manipulador de alimentos se requiere en toda la UE y se puede hacer por 28€ con un cursillo de dos horas por internet. Además se debe renovar cada 4 años para garantizar que el profesional no se ha quedado estancado. Esto no ocurre con las titulaciones universitarias. No al menos en Europa. Si en algunas en EEUU que requieren una recertificación para poder segur ejerciendo. Esto, ocurre en algunas profesiones reguladas por ley, como la medicina, donde la propia legitimación del estado por definición supone una garantía para el ciudadano y sólo así pueden asegurarse que el profesional legitimado cumple con esos mínimos exigidos. No es comparable. Por cierto, en EEUU, donde llegan a exigir al médico que se recertifique periódicamente para poder ejercer, tampoco existe la regularización que exiges entre los profesionales del ejercicio, la salud y el deporte.

      Gracias por aportar tu opinión. Comentarios como el tuyo, junto con la diversidad de opiniones, ayudan a enriquecer el blog.

  • Algunas reflexiones (cosas mías):

    Si hago una lista mental de los 10 mejores entrenadores personales que conozco, al menos la mitad NO son Licenciados en CAFD. No estoy hablando de entrenadores “famosos”, sino de gente con la que he tenido contacto personalmente y he visto trabajar de primera mano. Son gente a la que me gustaría parecerme más, tanto a nivel humano como a nivel técnico y profesional. Cada vez que hablo por teléfono o coincido con alguno de ellos, refuerzan esa admiración.
    Sólo de imaginarme una regulación por la cual ellos no pudieran hacer entrenamientos personales, simplemente porque no tuvieron la oportunidad de estudiar la misma carrera que yo, o no quisieran hacerlo, se me revuelven las tripas.
    Es una opinión absolutamente personal e individual (puesto que el ranking es mío), pero no creo que el sector fuera a mejorar mucho dejándolos fuera.

    Por otro lado, si la Licenciatura en CAFD fuera tan perfecta, nos preparara tanto para la vida profesional, estuviera tan conectada con el mundo real… ¿haría falta imponerla para trabajar en el sector? ¿O habría tal diferencia real en el nivel de unos y otros que cualquiera en su sano juicio contrataría a un licenciado sin ni siquiera valorar otras alternativas?

    Josemi, soy licenciado en CAFD, y no creo que nos llevemos muchos años, por lo que el plan de estudios que cursamos no debería ser tan diferente. Yo hice un año entero de Expresión Corporal obligatoria, otro de gimnasia rítmica, otro de gimnasia artística, otro de Historia del Deporte… No pisé una sala de pesas más que durante 10 clases prácticas en 3º curso, al margen de otro montón de incoherencias que seguro que si nos sentamos no acabamos.
    Por supuesto que la carrera es muy mejorable. Yo la estudié y la acabé convencido de que me estaba preparando para salir y trabajar. Y me encontré con que no. Lo triste es que la empleemos el tiempo en discutir si excluimos a determinada gente del sector (que pueden o no estar preparados), en lugar de intentar cambiar el hecho de que nuestra carrera tiene, desde el punto de vista del Entrenamiento Personal, más sombras que luces.
    Cuando yo la estudié, ningún profesor me habló de que existían Entrenadores Personales, y de que era una posibilidad para ganarse la vida. El mundo aquí afuera ha cambiado bastante desde entonces, y creo que dentro de la burbuja de la universidad, no se están adaptando a la velocidad que el mercado requiere.
    Si se consigue cambiar eso, sí mejorará la situación para los licenciados, estoy seguro. Pero entiendo que es más fácil y rápido legislar para que el mercado nos premie por tener un título y no por ser buenos profesionales. Pero sólo eso, más fácil y rápido.

  • Saludos Guillermo , gracias por todos tus aportes , por los conocimientos que nos brindas para poder aprender , lamento hacer una pregunta que no tiene nada que ver con el tema pero quería consultarte algo ya que hace 4 meses me lesioné la espalda baja haciendo sentadillas y el resultado fue hernia discal l5-s1 , tengo que realizar un proceso de rehabilitacion de 7 meses , mi pregunta es : cuando terminé la rehabilitación podré volver a introducirme de poco a poco a las pesas y hacer seentadillas , pesos muertos , arrancadas , enviones , algo de crossfit , hasta llegar a levantar pesado como lo hacía antes? gracias de antemano Guillermo .

    • Esto amigo mío deberá responderlo el especialista que se responsabilice de tu recuperación. Depende de muchos factores y desde la distancia sería una temeridad responderte. Ponte en manos de un buen cirujano, un buen fisio, y que ellos te guíen.

  • Estimados compañeros, porque todos los somos, al menos aquellos que nos dedicamos a esto de la actividad física y el deporte, de una y de otra manera.

    Muchos son los argumentos que he leído, y estoy alejado un poco del entrenamiento personal, aunque sin embargo estoy metido de lleno en el tema de las titulaciones deportivas y la habilitación que capacite para el ejercicio específico de una profesión.

    Quizás, por la complejidad, por los cambios y demandas sociales, por diversidad de servicios, por motivos económicos, y por muchos más factores que no es menester detallar aquí, somos una de las familias profesionales más difíciles de regular. Sin embargo, por ello no debemos de intentar hacer lo posible para que este problema se vaya solucionando.

    Es necesario una Ley del Deporte, algunas comunidades autónomas están trabajando en las suyas particulares. Concretamente tengo la suerte y la responsabilidad de colaborar en el desarrollo de una de ellas. Está más que claro que este tema hay que regularlo. Sin duda hay profesionales buenísimos sin una titulación específica, como también los hay malísimos con titulación, pero la regulación y control de los títulos que capaciten para determinadas profesiones, en especial la nuestra, es BÁSICO Y FAVORECE A TODOS!!!!, especialmente a nuestros clientes. Por muy bueno que me dijeran que es una persona sacando una muela no me pondría en sus manos sino fuera dentista, pues algo parecido debería suceder en nuestro campo.

    Estamos de acuerdo que los Licenciados, y menos ahora con la reducción de un año, los Graduados en CCAFD no están, ni tampoco pueden estar, formados profundamente en todos los ámbitos: educación, gestión, rendimiento,etc. Pero a pesar de ello reciben una formación general que les garantiza tener una visión global y conseguir los recursos y capacidades suficientes para profundizar y seguir formándose en alguno de los ámbitos que él, de manera personal, elija. Por ello deben ser el referente, el pilar básico y el grado más alto de titulación en el campo de la actividad física NO ESPECÍFICA. A partir de aquí la especialización es una decisión personal que le hará llegar más o menos lejos en el área concreta que elija.

    Con todos mis respetos hacia aquellos de vosotros que no sois licenciados y trabajáis en este campo del entrenamiento personal, y que sin duda sois unos grandísimos profesionales, vuestra formación, cualificación y valor profesional sería aún mayor si fuerais licenciados o graduados. Esto no es incompatible con el hecho de que no sea necesario serlo para desempeñar vuestro trabajo, es decir, no estoy totalmente convencido de que para ser entrenador personal tengas que tener titulación universitaria. En su caso, sería aconsejable establecer varios niveles de entrenador personal con diferentes competencias, a semejanza de las titulaciones de las federaciones de los distintos deportes (monitor, entrenador de club, etc), siendo el nivel más alto es que fuera necesario poseer la Licenciatura o el Grado.
    Os pido perdón por la redacción, tenía poco tiempo pero no podía evitar hacer un comentario a esta temática

    Juan G.
    Doctor en CC de la Actividad Física y el Deporte

  • Hola Guillermo. Se que es un poco tarde pero llegué recién a tu página buscando una razón…tengo un caso muy raro con un entrenador del gym. A ver si me puedes ayudar. Era muy simpático y siempre ppendientede una hace años, después me fui y no supe nada de él, es evidente. Hace cosa de dos meses volví y me gira la cara, ignora y ni saluda..y mira que yo soy difícil de ignorar ya que hablo con todo el mundo… Se acuerda de mí porque lo vi en su cara pero me ignora y habla con todos. Extrañada le pregunté qué le pasaba que ya no hablaba y sabes qué me dijo? Que hablar con cliente es perder el tiempo y si pierde tiempo pierde dinero… Me quedéa cuadros porque nosé quién se cree que es para decirme eso ya que soy una clienta más…me podes explicar por qué dice ésto? Vos que sos entrenador seguro lo entendes más. Ojalá me puedas ayudar. Gracias.

    • No sabría decirte Patricia. Cada uno orienta las relaciones personales y el trato con el cliente como cree conveniente. Siento que estés viviendo o hayas vivido una situación tan desagradable. Si te has sentido ofendida mi recomendación es que se lo hagas saber a la dirección de la instalación porque seguro que prefieren en trato diferente por parte de sus empleados. Un saludo.

  • Para mi lo realmente importante es: “¿Consigues resultados? ¿Funciona?” Si la respuesta es si: Sigue adelante, si es no: Cambia algo, aprende algo nuevo, aunque mantener las orejas abiertas siempre te ayuda a aprender cosas nuevas. Y dejar pasar las disputas estériles…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *