Este es el mejor libro de entrenamiento

Quince años y tres libros han sido necesarios para que alguien decida apostar y editar un libro de Michael Boyle en español. Desde 2012 cuando empecé a escribir este blog he hablado del autor, de sus libros, y nunca he sabido qué responder cuando constantemente me preguntáis por qué no se ha publicado en nuestro idioma. El español es el segundo idioma del mundo por número de hablantes, sólo por detrás del Chino Mandarín. Lo hablan con dominio nativo 472 millones de personas en el mundo. Además de España, América central y Sudamérica, existe una comunidad enorme de hispano hablantes en EEUU, lo que no ha parecido ser razón suficiente para que nadie hasta la fecha se haya decidido.

Por fin, Ediciones Tutor ha decidido apostar y esperamos que siga siendo así. Esta colina que por fin hemos tomado no la podemos perder. Seas entrenador personal, preparador físico, profesor, practiques algún deporte, o veas en el ejercicio una manera de disfrutar de una mejor calidad de vida, no nos lo podemos permitir. Es posible que haya quien todavía no lo vea, pero esto es una gran victoria para todo el colectivo, seas entrenador personal, preparador físico o simplemente disfrutes con la actividad física.

Estas son las 7 razones por las que ya deberías haber comprado “El entrenamiento funcional aplicado a los deportes” de Michael Boyle:

1.- En nuestros país es habitual que sean los científicos, investigadores o profesores de universidad quienes escriban los libros serios de entrenamiento que tenemos a nuestro alcance. Pocos son los casos de alguien que se dedica profesionalmente al entrenamiento y que escriba un libro serio destinado tanto a deportistas como entrenadores. Domingo Sánchez es un ejemplo pero poco más podemos encontrar en nuestras librerías. Más complicado todavía es encontrar alguien que comparta su experiencia, su forma de trabajar, y que además sea fácil de entender y aplicar. Más todavía si el entrenador ha alcanzado el máximo reconocimiento en diversos deportes de naturaleza completamente diferente utilizando una filosofía común de entrenamiento. En EEUU es más habitual que editoriales como Human Kinetics apuesten por entrenadores de reconocido prestigio con un abordaje normalmente más aplicable y fácil de entender que los libros de índole académica. Desde mi punto de vista, los libros de Boyle se encuentran en el top de esta categoría y por desgracia hasta la fecha no se había publicado en nuestro idioma.

2.- Cada libro cuenta con un código de acceso a una base de datos en internet donde puedes ver la ejecución de todos los ejercicios que se menciona en el libro. Solo por esto, aunque faltaran el resto de páginas del libro, ya valdría la pena. Imagino que a partir de ahora algo así empezará a ser habitual pero, lo que está claro, es que con la tecnología actual ya no tienen ningún sentido los libros donde ponen las imágenes del inicio y final del ejercicio y tienes que imaginarte el resto.

3.- “Functional Training for Sports” se publicó en 2004. “Advances in functional training” en 2011 y se publicó en 8 idiomas. Ninguno de ellos en el Español. Resulta que nuestro idioma es el segundo más hablado del mundo después del chino mandarín y las diferentes editoriales consideraron que el mercado español no estaba preparado para este tipo de libros. Paradójicamente si consideraron aptos el mercado portugués, italiano o húngaro. Por alguna razón, en esta ocasión han considerado que era el momento y no seré yo quien le mire el diente al caballo regalado. Lo que tengo claro es que si les sale bien la apuesta también traerán libros de otros entrenadores en la misma situación y seguirán apostando cuando Michael Boyle publique el siguiente. Sinceramente creo que se equivocaron considerando más maduros los mercados italiano, portugués o húngaro, y espero que podamos demostrárselo. En PERFORMA de momento hemos comprado 8 unidades, una para cada entrenador. No como un regalo sino como una inversión.

4.- En 1996 fundó “Michael Boyle Strength and Conditioning“, una de las principales empresas de preparación física del mundo. Pero antes de esto fue durante 15 años el jefe de preparadores físicos de la Universidad de Boston y de los Boston Bruins. Solo en 2013 ganó las World Series de Baseball con los Boston Red Sox y el mundial de Hockey hielo con el equipo nacional de EEUU. Con ese mismo equipo consiguió el Oro en los Juegos Olímpicos de Nagano y Plata en Sochi. En los últimos Juegos Olímpicos en Rio de Janeiro entrenó a los dos medallistas de EEUU en Judo. Kayla Harrison y Travis Stevens ganaron oro y plata respectivamente. EEUU llevaba desde Atenas 2004 sin conseguir medalla en Judo masculino. También a Ali Raismin, capitana del equipo de gimnasia de EEUU en Rio 2016, medalla de oro por equipos y plata individual en suelo. 

Si lo analizamos, tenemos tres deportes de naturaleza completamente diferente donde se ha obtenido el máximo reconocimiento tanto con hombres como con mujeres. Entrenados por un preparador que considera que no hay tanta diferencia entre la mayoría de deportes y que sigue una misma filosofía de entrenamiento en todos los casos. Ahora imagina que, en lugar de esconder ese conocimiento, como haría cualquier empresa tecnológica con una patente, decide compartirlo y, además, de manera tan sencilla que todos puedan entenderlo. Le llevo buscando la trampa desde 2004 y todavía no la he encontrado.

5.- En una entrevista a Michael Boyle en entrenador.es admite que para él la formación es como una casa donde el conocimiento científico es la base, mientras que la experiencia forma el resto de la casa. Estudian el trabajo de los científicos y lo ponen en práctica en el mundo real. Así funciona el conocimiento. Hay quien cuenta con la experiencia suficiente para crear nuevos sistemas de entrenamiento que aparentemente mejoran los resultados y, con el paso de los años, el método científico acaba avalando o no la superioridad del sistema. Como entrenadores o deportistas podemos esperar a que la ciencia avale un determinado sistema o bien tratar de ir por delante. En este último caso es de vital importancia elegir nuestras fuentes para que no nos den gato por liebre con modas e intereses que no se sostienen en pie con poco que rasques. En este punto Michael Boyle es apuesta segura o, al menos, lo más segura que se puede ser.

6.- En varias ocasiones el gimnasio de Michael Boyle cerca de Boston ha sido elegido por la revista Men´s Health como el mejor de EEUU. En él no solo entrenan deportistas profesionales del más alto nivel sino gente corriente que desea sentirse en buenas manos. Cuando cabria esperar que el elegido fuera una gran multinacional con presencia en las principales ciudades, cientos de máquinas de última generación y clases colectivas, eligieron a un gimnasio que cuenta con una nave industrial diáfana, calles de cesped, balones, paredes de hormigón y maquinaria básica pero realmente útil donde el saber hacer marca la diferencia. Por algo será. 

7.- En el momento en que se escribió este artículo el libro del que hablamos estaba en primera posición en Amazon en la categoría “Bienestar y vida sana”, tercero en la general junto a las novelas de mayor éxito. Algo insólito que jamás ha pasado en nuestro país con un libro de entrenamiento.

Llevo trabajando como entrenador personal en Valencia 17 años. Hace tanto que cuando empecé en el principal gimnasio de la ciudad me preguntaron qué era un entrenador personal y no entendían la razón por la que alguien querría contratar algo así teniendo incluido en el precio el monitor de sala. En todo este tiempo pocas veces he observado un mayor consenso sobre la figura de un profesional de la actividad física, ya sea entrenador o investigador. El único caso equiparable, quizás, sea Mark Verstegen o Eric Cressey. Gray Cook y su conocido Funcional Movement Screen (FMS) tiene tantos defensores como detractores o críticos. Lo mismo ocurre con Stuart McGill y su filosofía sobre el entrenamiento y cuidado de la columna vertebral. También con entrenadores de la talla de Charles Poliquin o grandes investigadores de este país cuyos nombres evitaré mencionar para no deleitar a sus críticos y ganarme la ira de sus admiradores.

El caso de Michael Boyle, junto con Verstegen o Cressey es excepcional. Todos tienen varios libros publicados y todos han sido un éxito pero, por el momento, sólo el último de Michael Boyle ha sido publicado en nuestro idioma. Esperemos que el éxito sea tal que ya no haya marcha atrás. El mercado español se lo merece.

Comentarios
Escrito por

Guillermo Alvarado es entrenador personal en Valencia, fundador de PERFORMA Entrenadores Personales y experto de fitness en Men's Health. También puedes seguirle en twitter @Alvarado_MH. Si tienes alguna duda o deseas hacer una consulta sobre fitness puedes hacerla enviando un mail a redaccion@menshealth.es. Por favor, no hagas preguntas sobre casos personales. Además de no poder atenderlas todas, se necesita mucha información y hacer un estudio riguroso y personalizado para dar una respuesta correcta a cada persona. De lo contrario, sería poco profesional. Guillermo responderá aquellas dudas que tengan mayor interés general para los lectores de Men's Health. Los comentarios que contengan publicidad serán eliminados. Gracias!

8 Comentarios

  • Hola Guillermo.

    Un lujo poder disfrutar por fin en español al que muchos consideran el mejor preparador físico del mundo. A la espera de recibir el libro quería comentar algunas dudas, son las siguientes:

    – ¿Realmente es tan fácil de entender como cuentan? Te leo desde 2012 en el blog, he visto como ha evolucionado el entrenamiento desde entonces, pero no se si tengo el nivel para entender y aplicar lo que el libro cuenta.

    – He leído que con este libro podrás crear tus propios programas de entrenamiento con la máxima seguridad. En ese sentido, ¿Que nota le darías?

    – Si alguien quisiera dedicarse al entrenamiento personal, preparación física, etc. ¿Recomendarías empezar por este libro y seguir por los que comentas en la biblioteca del entrenador personal?

    – Si este es el principio para la publicación de libros en español como parece. ¿Qué otros autores te gustaría ver publicados?

    Pd: No me rindo, somos muchos los que esperamos que escribas un libro. Se me ocurren hasta colaboraciones: Jorge, Sara..

    Muy agradecido por toda la ayuda que prestas desde el blog, twitter y PERFORMA.

    Un saludo,

    • Hola Juan Carlos,

      Voy una por una:

      – No vas a tener ningún problema. El libro es una foto del momento, es decir, refleja la manera actual de trabajar de Boyle y no hace referencia a lo que antes se ha publicado. Como bien dices en este tiempo ha habido una evolución pero no te asustes porque la diferencia no es tan grande. Se ha mejorado en gran medida lo que había pero poco que se pueda considerar un cambio radical.
      – La nota solo puede ser un 10. El título no lo he puesto al azar. Realmente para mi es el mejor libro sobre entrenamiento. Aunque tradujeran los libros de Verstegen o Cressey para mi este sigue siendo mejor.
      – Hoy en día si alguien quiere dedicarse al entrenamiento personal lo primero es asegurarse de que cumple con los requisitos de las diferentes leyes del deporte autonómicas que están saliendo. En caso de estar acreditado para ello, este sería el libro de cabecera. Alguien que entienda y aplique correctamente el conocimiento de este libro partiría de un nivel de excelencia que pocos tienen en esta profesión.
      – Como entrenador Verstegen me parece que es el más grande que nos estamos perdiendo. El problema es que sus libros no están a la altura de su figura como entrenador, tampoco a la altura del libro de Boyle. Han querido simplificar tanto los libros de EXOS que los han convertido en libros de recetas más que de cocina. Un método, una hoja de ruta, donde realmente no se aprende a entrenar. Si que me gustaría que Cressey sacara un nuevo libro y se tradujera. Maximum strength queda un poco antiguo ya. Movement de Cook sería otro candidato. También Stuart McGill. Recientemente han traducido el último y más básico pero la traducción deja mucho que desear. Sería interesante una traducción profesional de la tercera edición de Low Back Disorders. No obstante, no me conformo con traducir libros de entrenadores americanos. Aquí tenemos preparadores buenísimos, tanto como los americanos, pero no publican por alguna razón. Oliver Gonzalo Skok es muy muy bueno y no tiene publicado ningún libro. Pocos en EEUU dominan como él el trabajo de cambio de dirección cuando para ellos es una prioridad debido al cutting propio del football americano y el basket. Podrían aprender bastante de Oliver y posiblemente no saben quien es.

      Espero haber solucionado tus dudas… Respecto a mi libro, siempre lo digo, yo me considero un ladrón, de guante blanco por eso de saber a quien robar y qué pero ladrón a fin de cuentas. Si alguien consigue sacar un 5% realmente original y que mejore lo presente, y además lo difunde como hace Boyle, ya me parece un fenómeno.

      • Hola de nuevo Guilermo,

        – Me tranquiliza escucharte ya que tengo unas ganas locas de tenerlo en mis manos. Este hombre me parece un fenómeno. Espero poder dar un salto en el diseño de mis programas de entrenamiento (lo hago desde que te sigo en el blog).

        – Como bien dices, con los vídeos ya está pagado el libro. Una duda:

        He visto en la imagen del menú de vídeos que para tren superior hay 5. ¿Es correcto? Se que con el entrenamiento funcional se trabaja todo el cuerpo… Pero, ¿No son pocos? Pregunta tonta*

        – Obviamente me refería a todo aquel que esté acreditado y cumpla los requisitos que la ley exige, me parece así debe ser.

        – Como bien dices, una pena lo que nos estamos perdiendo con Verstegen… Te escucho hablar de él a menudo pero apenas sé nada de su trabajo. Sobre Oliver Gonzalo Skok, escuché la entrevista de Jorge y me quedé con ganas de saber más.

        – Como curiosidad, ¿Qué les está pareciendo el libro a los entrenadores de PERFORMA? Imagino algunos sean muy jóvenes y lo que conocen de Boyle sea por ti.

        Boyle también es un buen ladrón 😉

        Por cierto, debería darte comisión por la publicidad, eh?

  • Yo me compré el libro en inglés cuando salió pues los libros de Mike Boyle van directamente al grano, te explican detalladamente como extrapolar la teoría a la sala de entrenamiento. Suscribo todos los puntos de Guillermo, salvo quizás el último pues a Mike Boyle le han llovido muchos palos por haber desterrado las sentadillas y algunos otros ejercicios “sagrados”, aunque los hechos yo creo le dan la razón.

    • Imagino que te refieres al penúltimo párrafo aunque no es uno de los siete puntos. No obstante, tienes razón. Yo mismo tuve que poner una denuncia por amenazas de muerte cuando escribí el artículo titulado “Por qué ya no hacemos sentadillas“. Aunque valió la pena solo por la cara que puso el agente de la policia nacional que no levantó la cara del teclado ni me miró hasta que le dije por qué era la denuncia de muerte:

      – ¿Qué ha ocasionado la amenaza?
      – Un artículo en una revista
      – ¿Sobre qué?
      – Sentadillas
      ***** silencio, deja de teclear, levanta la cabeza, me mira…*****
      – ¿Sentadillas…. sentadillas? ¿El ejercicio?
      – Si
      ***** negando con la cabeza vuelve a mirar el teclado, resopla y añade *****
      – La gente está fatal

  • Hola, Guillermo

    Acabo de comprarlo, pero quería hacerte una pregunta. Ya se sabe lo rápido que avanza la ciencia en estos temas, ¿hay algo del libro que se haya quedado anticuado o que consideres erróneo/mejorable?

    Gracias

    • Hay varios. Un caso claro son “Los métodos modernos de musculación” de Cometti. El conocimiento científico avanza y mucho ha cambiado en los últimos 5 años, sobre todo en lo que respecta a la teoría hormonal. Esta teoría, que se ha demostrado errónea, está detrás de muchos postulados del entrenamiento que se basaban en una supuesta respuesta hormonal para medir la efectividad. Muchos libros con más de 5 años de antigüedad se basaban en estudios que a su vez tomaban la respuesta hormonal como indicador de la efectividad de una supuesta metodología de entrenamiento.

      • ¿Podrías mencionar los puntos del de Boyle que se hayan quedado desfasados para poder tenerlos en cuenta? Al menos los más relevantes.

        Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *