¿Cómo tener una personalidad resistente?

Un individuo que es resistente mentalmente padecerá mucho menos estrés vinculado a la alta exigencia del ejercicio, también su día a día en cuanto a rendimiento, satisfacción y bienestar será mucho más óptimo.

Sea cual sea tu disciplina deportiva, durante el entrenamiento y la competición siempre aparecen una serie de exigencias físicas y mentales que deberás afrontar y superar para lograr tus propósitos: convivir con dolores musculares, agobios y posibles dudas que puedan aparecer durante una carrera, afrontar las últimas series de levantamientos de pesos con cierta fatiga muscular y con dificultad para mantener la atención en la técnica a causa del cansancio, etc.

En primer lugar, te propongo que hagas una autoevaluación sincera de lo que sientes cuando se dan esa series de exigencias durante el ejercicio:

  1. Durante los momentos difíciles ¿sientes que se avecina una amenaza y no tienes la suficiente capacidad para superarla?
  2. Durante los momentos difíciles ¿experimentas sensaciones desagradables pero te sientes preparado y que estás haciendo un buen trabajo?

Ambas pueden poner en peligro tu objetivo, pero la A denota que los que estás sintiendo es sufrimiento y esto es mucho más nocivo que la sensación que puedes sentir si tu respuesta es la B. En el post “No pain no gain. No te equivoques” te doy todos los detalles sobre estos conceptos tan importantes.

Para superar todas esas situaciones estresantes no solo la preparación física puede ser suficiente. Evidentemente es la base del éxito, pero como te explicaba anteriormente lo que sientas y percibas durante el entrenamiento y competición es fundamental, para triunfar deberás ser resistente.

Seguro que reconoces la resistencia como la capacidad física que te permite mantener un esfuerzo de forma eficaz durante el mayor tiempo posible. Y profundizando más, conoces la resistencia aeróbica y anaeróbica.

Pero en este post voy hacer referencia a otro concepto de resistencia que es tan importante como el anterior para lograr acabar esa exigente carrera, afrontar con éxito tus entrenamientos y competiciones: la personalidad resistente. 

Un individuo que es resistente mentalmente padecerá mucho menos estrés vinculado a la alta exigencia del ejercicio, también su día a día en cuanto a rendimiento, satisfacción y bienestar será mucho más óptimo.

Ahora bien ¿desde donde se construye una personalidad resistente? Estos son los 3 pilares fundamentales:

  • El entrenamiento y/o competición debe tener un valor vital para ti, ser sumamente responsable con tu programa deportivo y tus expectativas, y también con las de tus compañeros, entrenador y entorno es clave. Cuando el compromiso es real, el cansancio se minimiza y te ayuda a ser más resistente.
  • Control de la situación. Sentir emociones como euforia, miedo, rabia, pesimismo, bienestar, etc. es algo muy natural e incluso es necesario experimentarlas para triunfar.

Todas ellas provocan cambios físicos: en la respiración; en la respuesta muscular y cardiovascular, etc. Y también mentales: generan presión e incertidumbre; otras seguridad; etc.

Algunos de estos cambios son negativos y podrían perjudicar notablemente tu rendimiento, por eso se hace tan importante que seas capaz de controlar la emociones creando mensajes e imágenes mentales positivos, centrándote en la tarea y en el presente que estas viviendo.

Conocer tus virtudes y tus defectos y haber tenido alguna experiencia similar en el pasado también te ayudarán a controlar esas situación estresantes que puedas vivir.

  • Desafío. Cada sesión de entrenamiento es una nueva oportunidad de mejorar tu rendimiento deportivo, salud e imagen corporal. Y cada dificultad que aparece es una nueva oportunidad de superación personal.

La incertidumbre de no saber que te espera durante un entrenamiento o que sucederá durante la competición debe ser para ti un nuevo estímulo altamente motivante, no debe estresarte. 

BIBLIOGRAFÍA

 Sánchez, J., Godoy, D. y Román, F. M. (2009) Personalidad Resistente en Maratonianos: Un estudio sobre el control, compromiso y desafío de corredoras y corredores de maratón. Extraído el 4 de Octubre de 2017 de http://www.rpd-online.com/

Facebook Comments
Escrito por

Manel Ceballo es entrenador personal por la National Strength and Conditioning Association (NSCA) y el American College of Sports Medicine (ACSM). Apasionado del entrenamiento de fuerza, lleva casi una década colaborando con grandes entidades y profesionales como el Insitut Vila-Rovira, la Dra. Montse Folch o la Dra. Sandra Farrera, integrando el ejercicio físico con todos ellos. Además, también está reconocido como entrenador por la IFBB & NASM y la EHFA. Síguelo en Instagram @manelceballo