Descubre el factor clave para tu motivación

 

Frecuentemente confundimos motivación con otras variables psicológicas como las emociones. Éstas son reacciones psicológicas y subjetivas que experimentas frente a una situación determinada: puedes sentir alegría e incluso euforia cundo resuelves un reto complicado y/o en un momento clave; rabia al fallar; miedo a arriesgar o a no conseguirlo; etc.

La motivación es la unión del deseo personal y la energía empleada para lograr un objetivo. El grado de motivación que puedes sentir depende de la importancia real que tenga para ti ese objetivo, de la necesidad por alcanzarlo y de cómo percibas esos esfuerzos que realizarás.

La motivación “importante” es un concepto mucho más profundo que desear tener el físico de un modelo fitness o de nuestro actor favorito, o de realizar el deporte que desarrolla nuestro ídolo deportivo intentando tener su misma destreza, salvando las distancias.

Cuando uno siente motivación valiosa (intrínseca) entrena únicamente por interés personal, por diversión. La personas que sienten esta motivación necesitan mejorarse a sí mismos y a sentirse realizados en su entorno, todo lo demás es secundario.

Hay varios aspectos que pueden influir en la motivación intrínseca pero para mí, como entrenador personal, hay uno que es clave: el establecimiento de metas a corto plazo.

La metas son el motivo por el cual lucharás, tienen una inmensa importancia ya que te ayudan a dirigir tu atención hacia la tarea a realizar, aumentando así tu concentración y evadiéndote de factores externos que puedan despistarte, potenciaran tus esfuerzos de forma natural y tu perseverancia será mayor.

Son la guía durante todo tu camino hasta llegar a tu objetivo final. No debes centrarlas exclusivamente en el resultado final, evidentemente estarán dirigidas hacia el logro de tu gran propósito, pero a corto plazo debes centrarlas en mejorar tus propias capacidades e ir sumando progresos poco a poco.

Dirigir las metas hacia la tarea en vez de hacia el resultado es la clave del éxito en cuanto a mantenerte motivado y por lo tanto conseguir todo lo que te propongas.

Las personas que centran sus objetivos en la tarea no tienen miedo al fracaso, son personas estables y con una gran ética y respeto hacia el trabajo.

Esta orientación ayuda a combatir con éxito la posible aparición de frustración cuando no se supera un reto o cuando otro los supere, ya que son personas que se sienten realizadas, bien consigo misas y perciben una elevada competencia propia.

En cambio, esas personas que centran las metas en el resultado diría que se orientan hacia una situación mucho más inestable que la anterior, ya que pueden estar muy centrados en la comparación con los demás y en superar al resto. Entonces, cuando ganan pueden tener una gran capacidad percibida sobre sí mismos y sentirse muy felices (emoción, no motivación) pero cuando no superan algún reto ocurre totalmente lo contrario, el desánimo y la frustración pude ser tal que se hará más complicado aprender del error y poder seguir hacia delante reforzado.

BIBLIOGRAFÍA

Cervelló, E., Moreno, J. A., Martínez, C., Ferriz, R., Moya, M. (2011) El papel del clima motivacional, la relación con los demás y la orientación de metas en la predicción del flow disposicional en educación física. Extraído el 19 de Abril de 2017 de http://www.rpd-online.com/

Facebook Comments
Escrito por

Manel Ceballo es entrenador personal por la National Strength and Conditioning Association (NSCA) y el American College of Sports Medicine (ACSM). Apasionado del entrenamiento de fuerza, lleva casi una década colaborando con grandes entidades y profesionales como el Insitut Vila-Rovira, la Dra. Montse Folch o la Dra. Sandra Farrera, integrando el ejercicio físico con todos ellos. Además, también está reconocido como entrenador por la IFBB & NASM y la EHFA. Síguelo en Instagram @manelceballo