Para nuevos retos, sal de tu zona de confort

 

sal-de-tu-zona-de-confort-menshealthok

Para mejorar tus marcas, para ser más rápido, más ágil o resistente deberás entrenar más y probablemente no solo eso, si no que tendrás que hacer cosas diferentes. Por eso mismo, voy a proponerte que salgas urgentemente de tu zona de confort.

Puedes sentir que vives agradablemente con tu rutina deportiva: corres 3 km 4 veces por semana o tienes un programa de entrenamiento de fuerza de 3 sesiones semanales, etc. Tu zona de confort te marca esos límites como una situación en la cual vives bien y cómodo. Pero te pregunto: ¿Dónde queda la superación personal? ¿la motivación y las ganas de ser cada vez mejor?

Con el entrenamiento debes generar estímulos para que tu organismo reaccione y se adapte a las exigencias propuestas en esas sesiones, con el tiempo tu organismo se adapta a esos estímulos y según el tipo de actividad que realices lograrás unas mejoras u otras.

Pero llega un momento clave y peligroso, si propones siempre los mismos estímulos esa adaptación será muy estable y vivirás un proceso de estancamiento. Si siempre corres los mismos km, si siempre haces: pectoral los lunes, dorsal los martes y pierna los jueves llegará el momento que te sentirás cómodo con esos estímulos y te será muy complicado salir de esa comodidad, el resultado será estancamiento en tu rendimiento.

¿Por qué debes salir de esa zona de confort?

Superación personal: fuera de tu zona de confort buscas nuevos retos, hacer cosas nuevas que desplieguen todo potencial y que día a día te hagan mejor y más fuerte.

Reforzará tu personalidad: al principio, asusta salir de la zona de confort pero si eres consciente de esos miedos y lo afrontas con mentalidad positiva, al poco tiempo miraras atrás reforzado por haberlos superado, esto potenciará tu autoconfianza.

Vivirás nuevas experiencias que te motivaran y te harán feliz: lo desconocido y los nuevos restos siempre son interesantes, ten por seguro que las mejores vivencias y sensaciones tanto de tu vida deportiva como personal suceden fuera de la zona de confort.

¿ Cómo salir de la zona de confort?

En esta situación, al principio cualquier nuevo reto te puede parecer agobiante e incluso te puede generar inseguridad. Por eso mismo pondrás excusas para no lanzarte. Estas excusas son creencias falsas y negativas que te impone tu zona de confort para que sigas acomodado. Así que anticípate a éstas, no les des valor y sigue adelante.

El objetivo es que te sientas cada vez más cómodo y ganes seguridad haciendo cosas cada vez más exigentes e incluso novedosas, date un tiempo y verás como superas cualquier nueva propuesta y los beneficios que esto conlleva.

Conozco mucha gente que tiene como objetivo aumentar su masa muscular. Muchos de ellos se estancan después de estar meses y meses realizando rutinas divididas trabajando al 85% de su 1RM. Ese estímulo que durante el primer año les dio tan buen resultado ha dejado de serlo porque es muy estable para su organismo.

Ellos se sienten a gusto porque movilizan mucho peso en sus entrenamientos y tienen la sensación de estimular altamente su musculatura, pero ésta ya está acostumbrada y no reacciona. Ese entrenamiento ha dejado de ser estímulo y no mejoran.

Es necesario un cambio, una nueva situación. Una buena idea sería pasar a trabajar fuerza resistencia (60-65% de su 1RM), el volumen e intensidad del entrenamiento es muy distinto al que hacían antes y con el que se sentían cómodos.

Pero hay que salir de esa zona de confort, romper con el miedo de que mover menos peso les va a perjudicar, tener claro que es temporal y que es necesario hacer cosas nuevas para no acostumbrar al organismo y poder progresar.

Y en un futuro ¡volver a cambiar! Un nuevo sistema o incluso volver a lo que se hacía anteriormente. Si ha pasado un tiempo, aquel primer programa quizás vuelva a ser un estímulo. Hacer siempre lo mismo es estancamiento asegurado e incluso puede llevarte al abandono.

Facebook Comments
Escrito por

Manel Ceballo es entrenador personal por la National Strength and Conditioning Association (NSCA) y el American College of Sports Medicine (ACSM). Apasionado del entrenamiento de fuerza, lleva casi una década colaborando con grandes entidades y profesionales como el Insitut Vila-Rovira, la Dra. Montse Folch o la Dra. Sandra Farrera, integrando el ejercicio físico con todos ellos. Además, también está reconocido como entrenador por la IFBB & NASM y la EHFA. Síguelo en Instagram @manelceballo