Suplementación con proteínas: ¿efecto fisiológico o mental?

Los suplementos deportivos son productos alimenticios que concentran uno o más nutrientes y tienen la finalidad de complementar la dieta natural. Podríamos clasificar los suplementos en 4 grupos fundamentales teniendo en cuanta su función, cantidad y nutrientes aportados:

  • Funcionales: recomendados para compensar posible déficits de la nutrición habitual: vitaminas; minerales; ácidos grasos esenciales; etc.
  • Optimizadores de la dieta: son productos que tienen diferentes concentraciones de carbohidratos, proteínas y/o grasas y tienen como fin principal mejorar la dieta.
  • Optimizadores del rendimiento y la recuperación: estos favorecen la disponibilidad de energía y ayudan a la recuperación: creatina; aminoácidos; glucosamina; etc.
  • Estimulantes: son sustancias que alteran la respuesta neuroendocrina y metabólica. En muchas ocasiones, se usan para perder peso.

Me siento en la obligación moral y profesional de recomendarte que acudas a un profesional de la salud graduado/certificado en nutrición para que te asesore en cuanto al uso correcto de cualquier suplemento nutricional que quieras utilizar. Especialmente los últimos, los cuales deberían ser tratados desde una perspectiva médica.

Una vez hecho este breve resumen, el objetivo de este post es mostrarte los tipos de suplementos con proteínas existentes, cómo pueden ayudarte y si hay una parte psicológica en la eficacia o no de estos productos. Pero insisto: “zapatero a sus zapatos”, acude al profesional especializado para que te ayude.

Existen diferentes fuentes de obtención de proteínas y la calidad de éstas depende del procesamiento usado durante su elaboración (Eztel y Hoffman and Falvo, 2004):

Proteínas de suero lácteo, existen tres tipos:

  • Concentrada, podríamos decir que es la gama más baja de proteínas whey, contiene algo más de lactosa y de grasa que las otras, a pate de más nutrientes. Su contenido en proteínas ronda el 70%.
  • Aislada, gracias a su procesado tiene menos cantidad de lactosa y grasa que la anterior y aporta más cantidad de proteínas (90% o más).
  • Hidrolizada, gracias a este procesado la absorción de la proteína en el organismo se produce a una velocidad superior a las demás.

Como decía anteriormente, estos suplementos pueden optimizar nuestra dieta y también puede ser recomendable tomarlas después del entrenamiento para fomentar una respuesta anabólica.

Proteínas de caseína

Representan el 75%-80% de las proteínas de la leche, se encuentra como bolos o micelas que forman coágulos en el estómago, esto hace que su absorción sea lenta, permitiendo que la asimilación de los aminoácidos en la sangre sea más sostenida y constante. Suele tomarse de noche, para evitar en la medida de los posible la respuesta catabólica (pérdida de masa muscular).

Proteínas de calostro de bovino

Es un líquido rico en nutrientes para el sistema inmunológico, contiene factores de crecimiento que estimulan el desarrollo celular. Por todo esto, este suplemento nutricional podría favorecer la recuperación y desarrollo muscular (Hoffman and Falvo, 2004 y Combes et al. 2002).

Proteínas de soja

Las proteínas de origen vegetal tienen menos valor biológico que las de origen animal, pero estos últimos años se han desarrollado técnicas de elaboración que hacen que la calidad de estas proteínas se aproximen a las anteriores.

Has descubierto brevemente los tipos de suplementos con proteínas y algunos de sus efectos fisiológicos, pero ¿puede existir un estímulo psicológico cuando tomas suplementación?

El efecto placebo es una respuesta favorable que aparece puramente a partir de la creencia que tiene una persona de que esta recibiendo un tratamiento beneficioso (Clarke et al. 2000)

El placebo está totalmente establecido en medicina, ya que para demostrar el efecto real de los nuevos fármacos deben ser evaluados con pruebas controladas con placebos.

Existen 6 estudios publicados han tratado el efecto placebo en el rendimiento deportivo. Los atletas creían que habían tomado esteroides anabólico, o que habían ingerido carbohidratos, cafeína o un “nuevo suplemento”. En realidad no lo habían hecho y mejoraron su rendimiento en comparación con las condiciones de control.

En definitiva, el efecto placebo también influye en el rendimiento deportivo.

BIBLIOGRAFÍA

Christopher J. Beedie. Placebo Effects in Competitive Sport: Qualitative Data. Journal of Sports Science and Medicine (2007) 6, 21 – 28.

Nacleiro F., Ayudas ergogénicas naturales. (2010). Extraído el 26 de Julio de 2017 de www.g-se.com

Facebook Comments
Escrito por

Manel Ceballo es entrenador personal por la National Strength and Conditioning Association (NSCA) y el American College of Sports Medicine (ACSM). Apasionado del entrenamiento de fuerza, lleva casi una década colaborando con grandes entidades y profesionales como el Insitut Vila-Rovira, la Dra. Montse Folch o la Dra. Sandra Farrera, integrando el ejercicio físico con todos ellos. Además, también está reconocido como entrenador por la IFBB & NASM y la EHFA. Síguelo en Instagram @manelceballo