¿Te aburre el gym? Entrena al aire libre

entrenar-outdoor-menshealth

Si ir al gimnasio se te hace cuesta arriba, sientes que te falta energía para entrenar e incluso te sientes cansado y desganado antes de la sesión debes ser consciente de que esto no solo puede ser por tener un mal día o por casualidad.

Uno de los factores determinantes que pueden afectarte psicológicamente, y por ende a tu rendimiento físico hasta tal punto de padecer estancamiento deportivo, desánimo e incluso lesiones o directamente llevarte al abandono es la monotonía.

Según la RAE, ésta es la falta de variedad en cualquier cosa. Se la relaciona directamente con el aburrimiento, la pérdida de motivación y el tedio, un lugar habitual donde ésta puede surgir es en el gym.

Tu centro de entrenamiento es una espacio cerrado y su entorno es siempre igual o similar: la distribución de la maquinaria, de los pesos libres, de la zona de aguas, etc.

Y pese a que te ofrece diferentes clases dirigidas, un programa de entrenamiento de fuerza que te cambiaran en un tiempo determinado, etc., puede llegar el momento que sientas que estás repitiendo de forma prácticamente mecánica muchos ejercicios que tiempo atrás te parecían interesantes, y que además los desarrollas siempre en el mismo lugar.

Rompe totalmente con este entorno y entrena en exterior. No te recomiendo que dejes de entrenar en el gimnasio, pero si que combines sesiones indoor con otras outdoor.

Entrenar en un espacio natural te ofrece una serie condiciones especiales que ayudan claramente a potenciar tu motivación:

  • – Experimentar vivencias durante la práctica deportiva en un entorno bonito, diferente y lleno de vida.
  • – Es una vía de escape de lo cotidiano, que hará que rompas con la monotonía y te encuentres contigo mismo.
  • – Te desafía a superar nuevas situaciones que te vas encontrando en el medio mientras entrenas. Los nuevos restos y lo imprevisible siempre te mantendrá alerta y motivado.
  • Además de lo comentado, la luz solar también te proporciona los siguientes beneficios:
  • -Ayuda a sintetizar la vitamina D, ésta favorece la absorción del calcio y fosforo fortaleciendo así huesos y articulaciones.
  • – Estimula la inmunidad, aumenta el número de leucocitos (células de defensa contra infecciones)
  • Disminuye la presión sanguínea, ya que provoca una dilatación de los vasos sanguinos aumentando así la circulación de la sangre.
  • – A nivel hormonal, aumenta la producción de serotonina mejorando así el estado de animo y la calidad del sueño. También aumenta los niveles de testosterona, la hormona sexual masculina y altamente anabólica.
Facebook Comments
Escrito por

Manel Ceballo es entrenador personal por la National Strength and Conditioning Association (NSCA) y el American College of Sports Medicine (ACSM). Apasionado del entrenamiento de fuerza, lleva casi una década colaborando con grandes entidades y profesionales como el Insitut Vila-Rovira, la Dra. Montse Folch o la Dra. Sandra Farrera, integrando el ejercicio físico con todos ellos. Además, también está reconocido como entrenador por la IFBB & NASM y la EHFA. Síguelo en Instagram @manelceballo