5 consejos para conseguir tus objetivos

entrenador-personal-gym-menshealthok

Hace poco que la mayoría hemos terminado nuestras vacaciones. Después de dormir muchas horas y desahogarte, en algunos casos, con comidas abundantes y poca actividad, es cuando piensas que este año va a ser diferente y que lo vas a hacer bien cuidándote un poco más. Así que si quieres romper definitivamente tus malos hábitos te describiré cinco errores muy típicos y cómo los debes evitar si quieres conseguir tus objetivos.

1.No vayas de cabeza a por los entrenamientos intensos

Habrás leído que el entrenamiento HIIT (Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad) es la opción más rápida y saludable para perder peso. Y es que el entrenamiento tipo HIIT es muy bueno y tiene evidencia científica sobre sus resultados a la hora de bajar tu porcentaje de grasa. Pero está estudiado y avalado por estudios científicos que también debes estimular a tu cuerpo con diferentes técnicas (métodos, recursos, ejercicios) para no lesionarte, para no aburrirte de hacer siempre lo mismo y para que ese tipo de entrenamiento te siga reportando beneficios a tu salud. Y además lo debes hacer en progresión.

Con la intensidad del entrenamiento pasa lo mismo. Debes acercarte a ella con buena técnica en los ejercicios y poco a poco. El entrenamiento de artes marciales intenso está muy bien para peder peso, coordinar a tu cuerpo y un sinfín de beneficios más, pero, de la misma forma que no harías un combate fuerte con nadie si antes no has aprendido diferentes técnicas bien ejecutadas, lo mismo pasa con los entrenamientos intensos de alta intensidad. Por inofensivo que te parezca, hacer 100 burpees en dos minutos no es una buena opción si no te has movido así en años. En este caso, para ti, entrenar intenso igual será realizar 10 sentadillas con el propio peso de tu cuerpo, agarrándote a una cintas para restar peso a tus piernas, y además sin bajar apenas porque tu movilidad y tejido conectivo (tendones, ligamentos, fascias) no te lo permite. Muy atento a este aspecto.

2.Entiende tu cuerpo en movimiento

El cuerpo en movimiento es fuerza, resistencia, flexibilidad (movilidad estática y dinámica), velocidad, equilibrio y coordinación. Estas cualidades físicas básicas y perceptivo-motoras las debes entrenar caminando primero, luego corriendo, sometiendo a tus articulaciones a fuerzas de rotación, de tracción, de flexión-extensión, agachándote y poniéndote de pie primero y, luego, saltando, gateando y luego reptando, etc.

Todas estas habilidades y capacidades físicas básicas deben estar sujetas a las variables de entrenamiento: Intensidad, Densidad (Descanso entre ejercicios), Carga y Volumen. ¿Parece simple verdad? Lo es, pero no fácil. Un buen profesional simplifica para que entiendas, pero concreta en diferentes acciones tipo y orden de entrenamientos, tipo y orden de ejercicios,…) a tu caso personal. Ponte en manos de un profesional del entrenamiento para iniciarte en tu cambio de hábitos. Es la opción más barata. Probar métodos mágicos, por barato que te parezca, puede agredir a tu cuerpo de forma muy nociva y, a la larga, te saldrá mucho más caro.

3.Ten en cuenta los principios de entrenamiento

Para que las personas se motiven a practicar ejercicio físico, los profesionales del ejercicio físico y de la salud tenemos que poner nombres llamativos y realizar ejercicios curiosos para que las personas os comencéis a mover. Y me parece muy lícito, absolutamente lícito. Pero ten en cuenta que cuando te muevas, trabajes lo que te he explicado en el punto anterior con orden, lógica y coherencia, de la mano de un buen profesional.

Vamos a poner un ejemplo con una pregunta típica: ¿Es bueno hacer spinning para perder peso? Depende. Si la intensidad de la clase es correcta para ti sí, si no conoces tu cuerpo y llevas años de inactividad, no. Te aconsejo que hagas ejercicio primero sin música (impide escuchar y qué le pasa tu cuerpo) y luego ya contemplarás la posibilidad de ir a una clase fuerte de spinning.  El cambio de intensidades de una clase de este tipo es buenísimo para estimular tu corazón y que, como adaptación, tu cuerpo baje la frecuencia cardíaca en reposo.

Pero también debes hacer algo más aparte de spinning, pues la bicicleta estática no te permite trabajar, por ejemplo, el equilibrio y coordinación de tu vida diaria. Entonces, ¿en qué quedamos? Quedamos en que el ejercicio físico debe contemplar variar los métodos de entrenamiento, en que debe ir en acorde a tus características individuales, en que debes comenzar haciéndolo suave y a baja intensidad pero lo suficiente como para que tu cuerpo acabe generando adaptaciones. Entonces quizás puedas hacer spinning, pero también debas realizar una sesión de animal flow, y otra de artes marciales, y otra que sea caminar por la montaña o alguna sesión de tábatas. Si consultas con un profesional, podrá sugerirte las actividades que más acordes con tu estado de forma.

4.Invierte en un buen profesional

Quizás un buen profesional del ejercicio físico y la salud no pueda aguantar cuatro minutos haciendo el pino, o quizás sí. Pero en cualquier caso, no busques cómo referente a alguien que, a pesar de conocer su cuerpo, no sabe planificar y programar el entrenamiento para ti. Un Licenciado o graduado en Ciencias de la Actividad Física y la Salud es una persona que ha tomado la decisión de ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida, y tiene una visión del cuerpo humano suficientemente amplia como para tener la humildad de derivar a otros profesionales de la salud cuando algo no está en sus competencias.

5.No todo es el entrenamiento

Según la experiencia de los profesionales de la salud que actuamos en KOA, para cambiar de hábitos a veces es necesario acudir a otro tipo de profesionales que no tiene que ver únicamente con el entrenamiento.

  • Chequeo Médico: Prueba de esfuerzo, electrocardiograma, análisis de sangre,… Lo dirige un médico.
  • Nutrición: Medición de perímetros y otros datos antropométricos como el porcentaje de grasa etc. Lo mide un/a dietista-nutricionista, que te dirá cómo cambiar a mejor esos parámetros en función de tu metabolismo, tu forma de vida, horarios, economía, etc.
  • Entrenamiento: ¿Cómo eres de fuerte?, ¿resistente?, ¿flexible (de forma estática y dinámica)? Estos aspectos y otros, los mide un profesional del entrenamiento y la salud. Este profesional ordenará y planificará tu puesta a punto sin riesgo, coordinándose con un grupo multidisciplinar.
  • Fisioterapeuta: Imagínate que tienes un problema al moverte, te duele el hombro, la cadera, tienes molestias en la espalda, llevas muchos años con mala higiene postural y este hecho ha acabado afectando a tu sistema músculo-articular. Necesitas restaurar este sistema antes de moverte de otra manera.
  • Psicólogo: Para reordenar (Gestionar) tu tiempo teniendo como prioridad tu equilibrio (salud) existe la figura del psicólogo. Porque a veces en el entrenamiento también influyen otros factores, como dormir las horas suficientes, alimentarte bien o hacer ejercicio físico saludable, ver a tus amigos y familia, etc.
Escrito por

Fito Florensa es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y un apasionado del ser humano, la superación, la salud y las nuevas tendencias en ejercicio físico. Síguelo en @fitoflorensa y también en su web: fitoflorensa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *