6 motivos por los que es importante tener masa muscular

 

importancia-musculo-menshealth

No paramos de leer artículos y posts sobre cómo ganar masa muscular o cómo hipertrofiar (agrandar) nuestra musculatura esquelética, con qué métodos y qué imagen conseguiremos tener con un tipo determinado de entrenamiento. Pero antes de nada y por encima de todo, conviene entender por qué debemos trabajar la musculatura y, luego, ya nos pondremos en cómo hacerlo.

1.Por la función vital que desempeñan

  • Nos podemos mover (Caminar, coger cosas,…) gracias a ellos. Los músculos producen energía mecánica por los sustratos energéticos que les abastecen (transforman energía bioquímica en movimiento).
  • Mantienen la postura y dan estabilidad a las articulaciones con la ayuda de ligamentos, tendones y fascias. Tener una buena postura es la mejor forma de luchar contra la fuerza insalvable de la Tierra, llamada gravedad.
  • Protegen partes vitales del cuerpo.
  • Junto al tejido conectivo (fascias, tendones y ligamentos), poseen sensores que nos permiten percibir la posición del cuerpo en el espacio (propiocepción).
  • Ayudan a regular la temperatura del cuerpo (producen gran parte del calor total del cuerpo) y generan calor por los motivos siguientes:
    1. Al consumir sustratos energéticos se desprende energía calórica (Acción catabólica).
    2. Por fricción cuando se activan.
    3. Por la sangre que llega a ellos y la gran irrigación que presentan por la función que tienen.
  • Para que la sangre venosa, sangre no oxigenada, retorne al corazón contra gravedad la musculatura esquelética, junto a otras estructuras como las válvulas semilunares de las venas, tiene un gran papel al contraerse-relajarse-contraerse. Aunque los músculos no son los únicos que participan en el retorno venoso. Por ejemplo, el corazón actúa como bomba de succión por sí solo.

2. Músculo es sinónimo de calidad de vida

Tener una masa y tono muscular adecuado es tener calidad de vida y, de forma más general e importante, es sinónimo de vida. De hecho, a medida que nos hacemos mayores, unos antes que otros (depende de genética y ESTILO DE VIDA), vamos perdiendo masa muscular y fuerza y nos vamos convirtiendo en grasa. Por lo tanto el trabajo de la fuerza es de vital importancia.

3. Trabaja tu fuerza

El trabajo de la fuerza para ganar masa muscular es importante para tener una buena calidad de vida. Asociaciones de gran prestigio mundial como la OMS (Organización Mundial de la Salud), la BMJ (British Medical Jorunal) y la ACSM (American College of Sports Medicine), entre muchas otras, lo aconsejan. El problema viene cuando prescriben el tipo de entrenamiento. Ningún protocolo de todas las asociaciones prestigiosas coinciden en cuanto a variables de entrenamiento como densidad (descanso entre ejercicios), Intensidad, volumen y frecuencia.

¿Cuántos días y horas a la semana? ¿Cuántas series y repeticiones? ¿Qué tiempo de ejecución y a qué intensidad exactamente? ¿Qué ejercicios o métodos de entrenamiento exactamente? Lamento deciros que todas estas cuestiones responden a aspectos multifactoriales y que, por tanto, a día de hoy nadie tiene la respuesta concreta. Y cuando algo depende de tantas cosas, internas y externas al cuerpo humano, difícilmente se puede estandarizar o asegurar al 100%.

Pero también es cierto que la tendencia de un tipo de trabajo (entrenamiento, estímulo) bien ordenado y ejecutado acaban generando adaptaciones positivas. Y lo que está claro es que los estudios en cada asociación de prestigio dan resultados diferentes para actuar de una manera u otra. Pero han demostrado, cada una de ellas con una muestra amplia (número de personas estudiadas), que el entrenamiento de fuerza (Intenso) es importante. ¡Mantén tu musculatura en forma!

4. Mantiene a raya la grasa

Tener masa muscular hace que tu cuerpo consuma más energía en reposo (eleva el metabolismo basal) y mantenga a ralla tu % de grasa o, en cualquier caso, que tu % de grasa sea más bajo de lo que sería, sino trabajaras tu musculatura con un buen trabajo de fuerza. Buen trabajo de fuerza no significa trabajarla en exceso pues pasaría a ser nocivo para ti. En un futuro post te hablaré sobre la dosis adecuada del entrenamiento de la fuerza, cómo hacerlo, con qué ejercicios, con cuantas series, repeticiones, etc.

5. Retrasa tu envejecimiento

Como dijo Percy B Shelley, “morir joven, lo más tarde posible”. Para retrasar lo máximo posible el proceso de sarcopenia. En esencia, la sarcopenia hace referencia a la pérdida de masa muscular y fuerza fruto del envejecimiento y/o sedentarismo (Bosco & Komi, 1980; Young, 1987; Rosenberg 1989). Aunque Evan y Campbell (1993) fueron quien ampliaron el concepto y, pese a lo mucho que nos queda por saber, podría tener que ver también con conceptos como la reducción del gasto basal, aumento de grasa, malos hábitos nutricionales, menor tolerancia a la glucosa, entre otros, con el paso de los años. Por tanto, puedes imaginar lo que puede suceder si juntas varios factores de riesgo a la vez como fumar, beber alcohol en exceso, sedentarismo, sobrepeso u obesidad a la vez que vas cumpliendo años, sobre todo a partir de los 30 años. Y el cumplir años no lo podrás impedir, pero evitar los últimos factores que te acabo de citar sí. En tus manos está, estimula tu musculatura y resto de sistemas del cuerpo trabajando la fuerza, resistencia y flexibilidad dinámica y estática.

6. Protege tu cuerpo

Porque tu cuerpo termoregulará mejor su temperatura. Tendrás menos frío en invierno y menos calor en verano, con la ayuda de otros sistemas y estructuras del cuerpo. Además también estarás más protegido frente a impactos o movimientos imprevistos que pueden ocurrir en tu vida diaria como, por ejemplo, recibir un golpe contra algo, cambiar drásticamente de posición de forma rápida cuando se te cae un objeto al suelo o te resbalas y tratas de mantenerte en pie.

 

Escrito por

Fito Florensa es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y un apasionado del ser humano, la superación, la salud y las nuevas tendencias en ejercicio físico. Síguelo en @fitoflorensa y también en su web: fitoflorensa.com

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *