Actividades inusuales del Fitness: ¡Diviértete!

Jukari FlyManuel García Ferrando, catedrático en Sociología, sugiere en numerosas publicaciones en el ámbito del deporte que las personas hacemos deporte por diversos motivos. Unos lo hacen para pertenecer a una élite social, otros para hacer amigos/as, para estar en forma, para sentirse parte de un grupo, para autoconocerse, para estar en forma, para tener una buena imagen, para cuidar la salud y para divertirse, entre otros motivos. Y en función del capital cultural y económico (o los dos juntos) las personas tenemos unos intereses u otros, pero ese ya sería otro tema.

Lo cierto es que las sociedades que hacen ejercicio físico como hábito, de una forma u otra, concuerdan con un grado de civilización más alto. En España, a pesar de que todavía hay mucha población sedentaria, el tanto por ciento de personas activas en su día a día, con deporte, ha crecido mucho. Por suerte, actualmente es difícil encontrar a alguien, en muchas ciudades españolas, que no conozca alguna actividad física y/o deporte y que, además, no la haya practicado alguna vez. Así que de todos los motivos que ha estudiado García Ferrando, me voy a centrar en esta nueva entrada del blog en el componente diversión.

Cada año salen a la luz múltiples métodos. Algunos vienen y, tan fuerte como “pegan”, tan rápido se van. Otros quedan. A los que se van rápido, o no se instauran en todos los gimnasios habidos y por haber año tras año, como puede ser el Pilates o el Yoga, no los tenemos que menospreciar ni mucho menos. Que una sociedad avance y vaya instaurando hábitos deportivos en su vida cuotidiana tiene muchas ventajas para la salud de uno y para la de todos, pero también es cierto que uno no puede hacer siempre lo mismo. Primero porque el cuerpo mejora con diversidad de estímulos. Segundo, porque aunque entrenes de la forma adecuada, cambiando estímulos (tipos de entrenamiento), quizás te aburras de ejercitarte en las mismas disciplinas. Por eso, seguidamente te voy a citar actividades nuevas o poco conocidas en el mundo del fitness para que sigas motivado y, sobre todo, te diviertas haciendo deporte. Muchas personas en nuestro país y en todo el mundo no hacen demasiado deporte porque no encuentran divertidas las actividades físicas del panorama actual. O al menos, no las que conocen. Por tanto, yo no sé si estas actividades cuajarán más o menos, pero lo que sí sé, es que pueden ser saludables y divertidas para ti. Estas son:

Jukari Fit to Fly: Llevo entrenando desde que tengo uso de razón. A veces, algún compañero o cliente me ha visto subido a un fitball o utilizando la pared para hacer flexiones. Seguidamente me preguntan: ¿Esto es entrenamiento o circo? Pues bien, mi intención no es impresionar a nadie, de hecho soy algo tímido e intento hacerlo cuando estoy solo. Lo hago porque me divierte y necesito seguir motivado en mi práctica deportiva. Para mi sopresa, Reebok Sports Club Madrid ha lanzado una actividad de fitness, conjuntamente con el Cirque du Soleil, creada para que la gente haga deporte divirtiéndose “imitando” la forma de entrenar de estos superatletas. De hecho, las personas que os animéis a practicarlo, utilizaréis el FlySet (como el típico trapecio de un circo), que se ha extraído directamente de las actuaciones del Cirque du Soleil. Este material, colgado del techo, te permitirá tener la sensación de estar volando (adaptado a tu nivel) y de realizar algunas coreografías de este circo tan conocido. Con esta actividad trabajarás perfectamente la movilidad articular, la resistencia cardiovascular y la resistencia a la fuerza en todos los músculos de tu cuerpo. Aquí un video.

Tae Bo: Esta actividad, creada en 1989 por Billy Blanks (7 veces campeón del mundo de Karate y practicante de taekwondo y boxeo) combina la música, con ejercicios típicos del boxeo y el taekwondo. Esta actividad nació con la idea de acercar a las mujeres, el beneficioso entrenamiento de las artes marciales, colectivo que hace años era muy reacio a practicarlas. Harás coreografías propias de las artes marciales y no tienes que luchar contra nadie. En mi opinión, todas las personas habidas y por haber deberían practicar algún arte marcial o tipo de baile. Porque son ejercicios en todos los planos y ejes (en tres dimensiones), porque trabajas la coordinación de todo tu cuerpo, porque te autoconoces, liberas tus emociones, descargas adrenalina y porque también trabajas la fuerza y la resistencia. Además, la danza o el concepto de lucha o fuga son inherentes al ser humano desde que el hombre es hombre. Conéctate con tu esencia y prueba esta actividad.

Yoguilates: Es fácil intuir que esta actividad fusiona técnicas del Pilates y del Yoga. Trabaja cuerpo y mente. Es una actividad creada por Patricia Bellot, que te relajará y, a la vez, mejorarás tu tono muscular, compensarás tus cadenas musculares y te puede servir como actividad compensatoria de otras más intensas, por ejemplo, a nivel cardiovascular. Debo decir que yo mismo he realizado estas dos actividades con Fernando Orpinell, un compañero dentro del ámbito de la preparación física al que tengo gran respeto por su forma de trabajar y entender nuestra profesión. Así que, como no puede ser de otra forma, recomiendo absolutamente la lectura de su libro “Tu entrenador personal” de Lectio Ediciones. Donde Fernando nos propone una forma simple y esencial forma de entender el ejercicio físico y la salud. Con ejercicios universales basados en el Yoga y el Pilates que podrás realizar sin apenas material extra, en un espacio reducido (mientras quepa tu cuerpo), en tu casa, cuando estés de vacaciones o cuando tengas un viaje de trabajo.

Pilates SUP: En esta actividad podrás realizar Pilates encima de una tabla de Paddle Surf (más ancha, grande y cómoda que las de surf convencional). A veces, realizar la misma actividad a la que estás acostumbrado, pero cambiando el medio y el entorno con la que la llevas acabo es motivación suficiente para seguir mejorando y manteniendo un buen estado de salud físico. Mezclar una actividad física con el medio natural siempre es una buena idea para mantenerte sano.

Parkour: En esencia, esta disciplina consiste en desplazarse en línea recta de un punto a otro, corriendo y salvando los obstáculos que encontremos en el camino. Su creador, David Belle, se inspiró en el “Método Natural” de Georges Hébert. Hébert (1875-1957) fue destinado, como militar, a una ciudad que sufrió una erupción volcánica. Esta persona dirigió la salida y salvamento de cientos de personas. Esta experiencia fue lo que le llevó a su creencia en la preparación física: “Ser fuerte para ser útil”. No puedo estar más de acuerdo, y no porque tenga miedo de que un Tsunami invada Barcelona, sino porque día a día nos encontramos con muchas situaciones para las que debemos estar sanos y preparados para salir airosos y sin lesionarnos. Ya sea subir a un autobús, bajar las escaleras del metro, acelerar rápido si nos quedamos en medio de un semáforo, coger a tu hijo con un brazo y coger el plato de comida y llevarlo al comedor, donde te has podido cruzar con una alfombra deslizante, un mueble, etc. Al final, como defiendo siempre, el ser humano son 4 cualidades físicas básicas (fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad), además de la coordinación y equilibrio, que se llevan a cabo con las habilidades motrices básicas (saltar, lanzar, correr, gatear, trepar, reptar, empujar,…) Y, por tanto, es así como debemos entrenar, como lo que somos en esencia. El Parkour llevado a un extremo puede resultar muy difícil, pero hay niveles para todos. Y se empieza por el nivel más bajo, realizando ejercicios por separado y en el propio suelo. Es como jugar a futbol con tus compañeros del trabajo o ver un Barça-Madrid en TV. Con este deporte se trabaja la resistencia, la fuerza, el equilibrio y la coordinación con el propio peso del cuerpo saltando a bancos de piedra en la calle, sorteando vallas publicitarias o dando volteretas en la hierba de un parque. Si lo practicas utiliza el sentido común, sin molestar a personas que circulan por la calle y sin invadir una propiedad privada.

Cualquier actividad que conozcas, pero simplemente cambiando el espacio ya es una buena idea: A veces, como he dicho en un punto anterior, cambiar estímulos (tipos de entrenamiento) no necesariamente hace referencia a cambiar la propia actividad. Tu nivel de motivación aumentará considerablemente y tu cuerpo lo notará de forma diferente y mejorará. Se seguirá adatando de forma positiva. Seguidamente te dejo un video de sobre el proyecto que lanzaré en breve. Verás que simplemente se corre, se hace dominadas, se lanza algún objeto, se va en bicicleta (nada extraordinario), pero… ¿me dirás que no te motiva? Aquí tienes el vídeo.

Escrito por

Fito Florensa es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y un apasionado del ser humano, la superación, la salud y las nuevas tendencias en ejercicio físico. Síguelo en @fitoflorensa y también en su web: fitoflorensa.com

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *