Compresión y rendimiento deportivo: ¿Realidad o ficción?

compresiónHace unos meses me invitaron a la presentación de una marca de ropa deportiva compresiva española (Hoko). En primer lugar fui porque tenía algunas dudas al respecto de la compresión y rendimiento deportivo y, en segundo lugar, porque es una marca de nuestro país de la que tenía buenísimas referencias. A la cita acudí con mi compañero de fatigas en varios proyectos profesionales, el Dr Ferran Pons (Cardiólogo), para reunirme con mi compañero de profesión Xavi Méndez (Entrenador Personal con una dilatada experiencia y promotor de esta iniciativa de Hoko) y Cristina León (Bióloga y Responsable de Marketing de Hoko). Lo cierto es que la cita prometía, somos personas apasionadas por nuestro ámbito desde cada una de nuestras ciencias, que compartimos y nos enriquecemos nuestro ámbito. Así que sin más preámbulos, voy a contaros lo que surgió, de forma espontánea, de esa charla intensa y llena de contenido.

Origen de las prendas compresivas:

Hace ya muchísimos años, cerca de un siglo, que existen este tipo de prendas. Se utilizaban en un inicio (también en la actualidad) como tratamiento para las venas varicosas y las complicaciones derivadas (edemas y trombosis). Así como la mejora de la circulación sanguínea en post operatorios. No fue hasta los años 90, cuando este tipo de prendas se comenzaron a utilizar en el deporte profesional. Underarmour fue la primera marca estadounidense que comercializó para el gran público, en 1996, este tipo de prendas. En la actualidad como he dicho antes, se me hace difícil salir a correr y no cruzarme con alguien que no lleve este material.

Compresión y rendimiento deportivo:

1.   Incrementa potencia muscular en actividades sostenidas (The Journal of Strength and Conditional Research, 1996).

Mi opinión: El estudio que he encontrado revela que utilizando mallas/pantalones de compresión se mejora la potencia en el salto vertical. Nada que decir. Hay evidencias científicas. Aquí podríamos entrar en detalles del estudio como en la muestra, el tipo de muestra, que pasa en otras situaciones donde también se necesita potencia. Si el estudio se ha hecho en el salto, como se puede hacer la afirmación general y categórica que os escribo al principio. Os entiendo, que cada uno piense lo que quiera. Ni que decir tiene, que hay más estudios a favor de esta afirmación de asociaciones de investigación serias, pero no puedo hacer ese tipo de revisión bibliográfica para este post.

2.   Retraso de la aparición del dolor muscular (Britis Journal of Sports Medicine, 2007).

Mi opinión: Cuando esta afirmación la hace una asociación del prestigio y rigurosidad científica como la que cito en este punto, nada que decir. De todas formas, siempre haré una llamada a la reflexión. Para saber más sobre un estudio, siempre debéis mirarlo en profundidad y no quedaros con únicamente, con la conclusión final más llamativa. Mirad si el estudio se ha hecho con personas o animales (ratas por norma general), que muestra ha participado en el estudio (número de personas investigadas, que características tenían esas personas, edad,…), y haceros todas las preguntas tontas que queráis, como lo haría un niño. Para este caso, pensad que el dolor es algo intangible, y que el umbral del dolor en cada persona es diferente. Por tanto, para “tangibilizar” algo que no se puede medir, hay que enumerar unas variables que justifiquen la posterior conclusión. Si queréis saber más, leed los estudios al completo y extraer vuestras propias conclusiones también, contrastar la información con expertos, además de probar los efectos en vosotros mismos si nos os va la salud en el intento.

3.   Acelera la recuperación muscular  post ejercicio (British Journal of Sports Medicine, 2006).

Mi opinión: Hay numerosos estudios que demuestran, con evidencias científicas, esta afirmación. Es algo fisiológico, tangible.

4.   Llevada durante la actividad reduce el trauma post-ejercicio y la percepción de dolor muscular (Journal os Sports Sciences, 2007).

Mi opinión: Esta conclusión viene de un estudio probado con hombres activos que hacen deporte regularmente. Lo cierto es que los hombres que llevaban las medias de compresión notaban menos el dolor muscular durante y después del ejercicio. Quizás yo no me pondría las medias para correr 10 km en mi condición: parto de un estado de salud musculo-articular. Pero sí, si fuera a correr una distancia más larga. Yo he probado estas medias y, si la presión es la adecuada para uno, te notas más protegido.

5. Mejora la circulación durante la práctica deportiva (Retorno venoso).

En este punto os comento la opinión del Dr Ferran Pons (cardiólogo) que, para este tema, es mucho más interesante que la mía. El Dr Pons dice:  He de confesar que me cuesta entender, a la luz de los fundamentos en que se basa la fisiología cardíaca, cómo una presión continua puede favorecer el retorno venoso en unas piernas sanas. De los muchos factores que determinan que la sangre vuelva hacia el corazón desde las extremidades (succión de la bomba cardíaca, tono vascular y contracción muscular), sólo el tono vascular (tensión de la pared venosa) podría verse incrementado de forma artificial por este tipo de prenda. Aun así, este efecto sólo tendría influencia en personas con un tono vascular deteriorado (con mal funcionamiento secundario de sus válvulas venosas), lo que en la jerga médica se conoce como insuficiencia venosa crónica. En los deportistas jóvenes (e incluso de mediana edad) esta condición es infrecuente. Reconozco que me gustaría conocer la opinión de un especialista en la materia, como un cirujano vascular, para acabar de formarme una opinión adecuada sobre el tema. Hasta entonces, preferiría confiar mi retorno venoso a un buen estado de mi musculatura, tanto esquelética como cardíaca. Lo que sí me parece lógico es que se consiga un alivio en la sensación de pesadez de las piernas durante el ejercicio físico, ya que la compresión disminuye el volumen total de sangre en las extremidades (desde el mismo momento en que nos las ponemos, ya que disminuye el tamaño venoso), reduciendo por lo tanto el edema muscular. En pocas palabras: no es que la ropa compresiva ayude a bombear más, sino que reduce el volumen total de sangre venosa a manejar en las extremidades. De nuevo la opinión de un experto podría clarificar las cosas.

 

6. Tiene efectos positivos en la oxigenación muscular de la pantorrilla y reduce el estancamiento venoso en posiciones de reposo (Cardiovascular Haemodynamic Unit, University Department of Surgery, Royal Free and University College Medical School).

Mi opinión: Ampliamente demostrado en el campo de la medicina, sobretodo en pacientes con insuficiencia venosa.

Un servidor apunto de salir a correr con prendas compresivas Hoko.
Un servidor apunto de salir a correr con prendas compresivas Hoko.

 

 

Otros beneficios de la ropa compresiva que vienen dados por otras características técnicas de este material, y no por la propia compresión:

–   Mantiene la temperatura caliente y expulsa el sudor, al ser un material transpirable.

 

 

No quiero llegar a las conclusiones de este post sin antes aportaros la opinión de Xavi Méndez, entrenador personal de pilotos de GP (Jorge Lorenzo), el Dakar (Jordi Viladoms) y corredores profesionales en la disciplina del running:

Xavi aboga por la utilización de las prendas  compresivas porque en general aumentan los niveles de propiocepción (percepción de tu cuerpo en el espacio) a la hora de ejecutar movimientos. Dado que gran parte de la conversación que mantuvimos en la sede de Hoko se centró en las pantorrilleras compresivas, donde se abrió el debate, Méndez, por su experiencia dilatada experiencia en carreras de montaña, comenta que las suele usar en carreras donde prevea un tiempo mayor a los 75’ por el estrés que va a recibir la musculatura. Es una herramienta que ayuda a alargar la eficiencia muscular. Estas afirmaciones están realizadas desde la experiencia personal y los resultados obtenidos en él y con sus clientes. Xavi nos dice, también, que tengamos en cuenta la medida que vamos a usar, y ante la duda escoger la talla superior, ya que un exceso de presión puede acabar en lesión. Recordemos el principio activo de estas prendas, aumenta la presión de fuera para adentro, por lo tanto el diámetro interior de los vasos es menor, por lo que el torrente sanguíneo es menor también.

 

Xavi Méndez, correindo con Pedro Hidalgo, otro gran corredor. En este caso con prendas Hoko.
Xavi Méndez, correindo con Pedro Hidalgo, otro gran corredor. En este caso con prendas Hoko.

CONCLUSIONES:

Es probable que, como yo, hayas escuchado mil maravillas y beneficios sobre la ropa deportiva compresiva. Cuando salgo a correr, es difícil no cruzarme con personas que no lleven unas mallas compresivas, o calcetines cortos o largos, compresión solo para los gemelos, etc. Lo cierto es que algunos puntos en cuanto a la compresión y rendimiento deportivo no quedan claros y por ello se está investigando. Como decía Einstein, “Si supiese lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación”.

Después de tener en cuenta todos los aspectos anteriormente citados y de probar el material (en mi caso el que adquirí de Hoko), puedo concluir que el material compresivo en el deporte es un gran avance. Optimizarás la eficiencia muscular, te recuperarás antes de los entrenamientos y estarás más fresco en el siguiente, la recuperación será más agradable y, si llevas el grado de compresión adecuado (muy importante este punto), te sentirás más compacto y protegido.

Presta atención por eso, a las etiquetas de las prendas, ¿de qué material están hechas?, quizás la sensación de compresión, sino estás habituado, te moleste o haga que sientas incómodo (es una cuestión personal). Lávalas con agua fría (es importantísimo que no se encoja ni varíe el grado de compresión) y, sobretodo, elige muy bien la prenda en el grado de compresión que tenga cuando la compres. Y, por último, te recomiendo que te compres un color claro para el verano (repelen los rayos ultravioletas) y colores oscuros para el invierno (atraen los rayos ultravioletas). Si quieres saber más sobre materiales y ergonomía del deporte lee este post que escribí hace algún tiempo: Ergonomía en el deporte.

Quizás haya puntos que te hayan confundido más que ayudarte, bienvenido a las ciencias de la actividad física y del deporte. Extrae tus propias conclusiones, yo te he expuesto gran parte de lo que sé.

Recuerda que antes de utilizar cualquier material, crema o suplementación nutricional, engrasa bien tu propia máquina (cuerpo) entrenando en progresión, alimentándote de forma correcta y teniendo hábitos de vida saludables.

Mil gracias a Xavi Méndez, Cristina León y a Hoko, quien me abrieron las puertas de su casa, con una profesionalidad, un profundo conocimiento sobre lo que venden y un trato excelentes que, aunque se entiende que en todas las marcas debería ser así, no siempre ocurre y se anhela. ¡Así de bien les va! Hoko es interesante hoy en día, para multitud de deportistas profesionales y amateurs. Y es que escuchar, contrastar y actuar en consecuencia no cuesta nada. ¡Felicidades! Si queréis ver cómo trabajan mirad este video, del minuto 7 al 11, del documental Be Fit Barcelona Fit: http://www.youtube.com/watch?v=Wd5-O1nkUA8.

 

 

 

Escrito por

Fito Florensa es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y un apasionado del ser humano, la superación, la salud y las nuevas tendencias en ejercicio físico. Síguelo en @fitoflorensa y también en su web: fitoflorensa.com

1 comentario

  • hola a todos estoy muy de acuerdo con la informaciom dada realmente al usar ropa compresiva ademas de aumentar rendimiento se gana en confort me e enterado que hay una pagina nueva que estan a punto de lanzar ropa tecnica de running a unos precios inmejorables se llama Wuasa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *