Entrenar con Fitball

Fitball

El Fit-Ball Training nace en Suiza, de ahí que este balón neumático de grandes dimensiones también recibe el nombre de balón suizo. Fue en los años 60 cuando los fisioterapeutas suizos empezaron a utilizar el fitball para rehabilitar a sus pacientes con problemas neurológicos u ortopédicos. En 1992 el Fit-Ball Training  fue patentado por la empresa creadora y fabricante del balón fitball y, además, perfeccionado por profesionales del fitness a nivel europeo. Actualmente esta pelota es utilizada por bailarines, deportistas profesionales de diferentes disciplinas, en centros de rehabilitación en el ámbito de la fisioterapia y en gimnasios de fitness por personas que buscan un aliado más en el cuidado de su salud.

Beneficios del Fit-Ball Training:

Este método de entrenamiento es muy ameno. Se puede trabajar de forma estática o dinámica, es un trabajo donde en la mayoría de ejercicios no existe el impacto articular, puede ser placentero, relajante, y es adecuadao para todo tipo de personas en cuanto a género y edad. Además, si trabajamos adecuadamente, es seguro y eficaz.

Por norma general, las actividades dirigidas con fitball están encuadradas en la categoría de “slow gym”. Es decir, un trabajo físico suave que permite trabajar todo el cuerpo. De todas formas, el entrenamiento con un Fit-Ball puede ser muy duro e intenso.

Mejorar la propiocepción (percepción de tu cuerpo en el espacio), equilibrio y coordinación, trabajando no solo tu musculatura, sino también tus articulaciones. Recuerdo que, también en los tendones disponemos de sensores de tensión y de movimiento (órganos tendinosos de Golgi), además de en los husos musculares, en el propio músculo como su nombre indica.

Aunque con el fitball se puede trabajar absolutamente todo el cuerpo, el entrenamiento con el balón suizo se caracteriza y es más conocido por su incidencia en el core: esa parte media del cuerpo que actúa como transmisor de fuerzas entre arriba y abajo, izquierda-derecha y donde podemos encontrar músculos como el recto abdominal, oblicuos, transverso del abdomen, suelo pélvico, glúteos, erectores y estabilizadores de columna en términos generales. Por tanto, contribuye, entre otras cosas, a tener una higiene postural correcta y saludable en nuestra vida diaria.

Existen fitball de muchos tamaños y con una dureza de superficie muy variable, por tanto, se adaptan a cualquier persona. Es un buen elemento para trabajar la condición física general, ya que puedes trabajar la flexibilidad, movilidad articular, la resistencia, la fuerza, así como la relajación.

Si estás entrenado, repito, y sólo si tienes un nivel avanzado y pides la ayuda de un profesional, te animo a que veas el siguiente vídeo en el que incluyo ejercicios donde, en algunos la dificultad es mínima, y en otros, donde la dificultad es extrema. Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=y72ERcD7uBE

Escrito por

Fito Florensa es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y un apasionado del ser humano, la superación, la salud y las nuevas tendencias en ejercicio físico. Síguelo en @fitoflorensa y también en su web: fitoflorensa.com

1 comentario

  • Hace un tiempo atrás probe hacer ejercicios con la fitball, y me hizo mucho bien para la zona de la espalda. Use el fitball de mi esposa y no sabia de los beneficios que esta pelota tiene para el cuerpo.

    Vale tener una educación integral desde el cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *