Hipopresivos, también para hombres

hipopresivos

Mª José Morillo es una de las fisioterapeutas de KOA con la que tengo el placer de trabajar en grupo multidisciplinar desde hace ya algún tiempo, a la cual agradezco enromemente su colaboración en este post. Ella es fisioterapeuta y cuenta con un extenso currículum de postgrados. Entre todos ellos, es principalmente experta en Gimnasia Abdominal Hipopresiva. Por ello, conviene que leas sobre los beneficios de los hipopresivos en hombres. Sí, he dicho en hombres. De esta forma, no solo encontrarás una nueva forma de estimular a tu cuerpo, sino que hagas la actividad deportiva que hagas, encontrarás un complemento perfecto para que tu cuerpo siempre esté en equilibrio y bien compensado.

¿Sigues pensando que los hipopresivos son sólo para mujeres? ¿Realmente crees que son únicamente ejercicios para prevenir problemas uro-ginecológicos? ¡Evoluciona! ¡Reprográmate!

Los ejercicios hipopresivos son, ante todo, un bombardeo de estímulos dirigidos a conciencia hacia nuestro sistema de control postural y hacia nuestro sistema respiratorio. Estos estímulos activan los mecanismos de alerta de nuestro cuerpo y nos ponen las pilas. La idea es afianzar o restaurar esos mecanismos reflejos que regulan nuestras funciones más básicas como son el equilibrio postural, la respiración, la digestión, el metabolismo, la vascularización o la función sexual.

¿Y me sirve todo esto para algo? ¡Por supuesto!

Los hipopresivos son para el cuerpo lo que una buena auditoría para una empresa, muestran a nuestro cerebro si la gestión postural global es eficiente o no y ponen de manifiesto dónde podemos mejorar. Reorganizan nuestro tono muscular flexibilizando aquellas fibras demasiado tensas que nos restan velocidad y energía y activando aquellas zonas un poco más vagas que nos pueden aportar estabilidad y que nos ayudan a redistribuir los impactos que reciben nuestras vísceras o nuestra columna, no sólo durante la práctica deportiva sino también en funciones tan básicas como toser, reír o simplemente respirar. Un cuerpo mejor gestionado nos dará mejores resultados, será más eficiente, será para nosotros un instrumento mucho más preciso para poder hacer con él lo que más nos guste minimizando el riesgo de lesiones. Se trata de una técnica global que nos va a servir para dotar a nuestro cuerpo de una base ideal para funcionar mejor y con mayor seguridad.

Y ahora que ya vemos que nos puede servir a todos, ¿os interesa saber cómo funciona?

La Gimnasia Abdominal hipopresiva busca disminuir la presión intra-abdominal a partir de unas posturas que lo favorecen y que además puede potenciarse con apneas espiratorias rítmicas que nos generaran mayor estímulo. Estas posturas hipopresivas asociadas a la respiración generan conexiones neuronales en cadena que llegan al centro respiratorio (situado en la parte inferior del cerebro y encargado del control automático de la respiración) y éste a su vez genera respuestas hacia los músculos respiratorios, los músculos antigravitatorios (los encargados de la estática) y hacia el sistema ortosimpático (parte del sistema nervioso autónomo que nos prepara para la acción).

En resumen, los hipopresivos ejercen sobre todo efectos sobre las estructuras involuntarias de nuestra anatomía, las que no podemos controlar. Y ahí es donde juegan un papel muy importante el diafragma, la faja abdominal y el suelo pélvico por su alto porcentaje de fibras lentas, con funciones principalmente respiratorias y posturales. Estas tres estructuras contrarrestan las presiones e impactos recibidos y los desplazan hacia abajo y hacia atrás evitando hernias y lesiones.

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva relaja el diafragma y la cadena muscular posterior y tonifica el suelo pélvico y la pared abdominal. Y un diafragma relajado permite una respiración más amplia, libera el tubo digestivo y las vísceras abdominales, da estabilidad a la columna dorsal además de influir en la gestión de presiones de la cavidad torácica a la cavidad abdominal y nos será también muy beneficioso en situaciones de estrés… ¡casi nada!

Un buen tono de la faja abdominal y del suelo pélvico nos asegurará una pared abdominal y perineal competente para una buena salud visceral, para dar estabilidad lumbopélvica y para una buena transmisión de fuerzas del tronco hacia las extremidades inferiores y viceversa.

¿En la práctica, que vas a conseguir si realizas un entrenamiento intensivo con hipopresivos?

  • Mejoras posturales, que incidirán directamente sobre tu espalda y sobre tu aparato locomotor, ayudándote a ganar flexibilidad, contrarrestando los impactos del deporte, ganando velocidad y fuerza para la carrera y previniendo lesiones como hernias, lumbalgias, sobrecargas, etc..
  • Ganancias respiratorias que te ayudarán a oxigenar mejor los tejidos y que te aportaran más resistencia al esfuerzo, con efectos similares a un entrenamiento en hipoxia, aumentando la capacidad aeróbica y elevando la resistencia a la acidosis.
  • Aumento del metabolismo.
  • Mayor resistencia y oxigenación al realizar ejercicios de intensidad máxima.
  • Disminución del perímetro de la cintura por la activación tónica abdominal.
  • Mejor vascularización de la pelvis i de las extremidades inferiores, muy beneficioso en procesos regenerativos si existe alguna lesión y para la función sexual.
  • Sentirás un aporte extra de energía causado por la activación del sistema ortosimpático

¿Te parece poco? Cada vez son más los hombres que se animan a incluir en sus entrenamientos la gimnasia abdominal hipopresiva como una pieza más para llegar más lejos o para dar un estímulo extra que nos aporte mecanismos reflejos con beneficios corporales globales.

No realices hipopresivos si eres hipertenso, si tienes algún problema cardíaco o tras cirugía abdominal reciente.

Escrito por

Fito Florensa es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y un apasionado del ser humano, la superación, la salud y las nuevas tendencias en ejercicio físico. Síguelo en @fitoflorensa y también en su web: fitoflorensa.com

3 Comentarios

  • Querido Fito.

    Enhorabuena por escribir un artículo relacionado con hipopresivos y el hombre.
    En la página de la rEvolución de los hipopresivos, Low Pressure Fitness. hay artículos sobre LPF y como prevenir problemas de próstata o incluso mejorar la erecciones.

    Un abrazo y me tienes para lo que sea.

    • Muy interesante Tamara. He estado buscando en la web que indicas y tan solo encuentro una referencia a la prevención de la disfunción eréctil pero en todo momento habla de la actividad física y no de los hipopresivos específicamente. Si no es este apartado al que te refieres cuando hablas de mejora de la erección por favor indícame donde puedo encontrarlo. Tampoco he encontrado nada que haga referencia a la prevención de problemas de próstata.

      A raíz de este artículo y tu comentario he preguntado a mi urólogo, que además tiene como subespecialidad la andrología (por lo de la ereccion), y me dice que no tienen constancia de estos efectos. Si puedes por favor indícame donde puedo encontrar la información que indicas y las referencias científicas que así lo avalan para poder discutirlo con mi urólogo.

    • Buenas Tamara, gracias a ti por el gran trabajo que haces. Miraré la página que me comentas. Muchas gracias por la info. Abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *