¿Por qué confiar en un nuevo método de entrenamiento?

metodo-entrenamientoAl igual que cada año salen nuevas dietas y nuevas formas de cuidarse, también aparecen con bastante frecuencia nuevos métodos de entrenamiento. Como siempre, hay métodos que disfrazan la realidad y otros que aportan cosas nuevas. Lamentablemente, el objetivo de muchos de estos nuevos métidos no es otro que el de lucrarse; y si para ello hay que engañar, lo hacen sin ningún tipo de escrúpulos. ¿Cómo saber si un método es fiable o no? En mi opinión, esto es lo que tiene que cumplir sí o sí para ser válido.

1.- Deben existir estudios científicos serios que apoyen los beneficios del entrenamiento

2.- Infórmate sobre si el método está pensado para tu grupo de edad y si tiene alguna contraindicación para ti. Por ejemplo, si tienes alguna patología “x”, debes informarte antes si corres o no algún riesgo para tu salud por llevar a cabo este método.

3.- Debe contemplar el entrenamiento de las 4 cualidades físicas básicas (Fuerza, Resistencia, Flexibilidad y Velocidad). Si el métodotrabaja sobre una cualidad física básica, este sistema te debe recomendar el trabajo de otros sistemas de entrenamiento complementarios al suyo, para que entrenes adecuadamente y de forma global.

4.- Un buen método también tiene en cuenta el trabajo de la propiocepción (percepción de tu cuerpo en el espacio). Es decir, los diferentes tipos de equilibrio y coordinación.

5.- Debe implicar la mejora de todos los sistemas del organismo. Si se enfatiza la mejora de un sistema (aspecto extraño, puesto que el simple hecho de comenzar a moverte ya tiene efectos beneficiosos en todos tus sistemas), deben recomendarte qué métodos te ayudarán a elevar la eficiencia de los otros.

6.- Si el método es completo utilizará una amplia gama de habilidades motrices básicas (reptar, traccionar, trepar, gatear, caminar, empujar, lanzar, rotar,…) para alcanzar sus objetivos.

7.- Debe atender a los principios de entrenamiento básicos. Échale un vistazo a esta entrada en la que ya profundicé al respecto.

8.- También debe contemplar las leyes básicas por las cuales se rige el cuerpo humano para generar adaptaciones positivas. Aquí encontrarás más información.

9.- Los profesionales de cada método deben ser expertos reconocidos. Y eso se consigue con una formación que no se pueda adquirir en tres fines de semana de formación. No te cortes: pregunta y contrasta la información de la titulación que poseen.

10- Considero que los profesionales de la actividad física y la salud tenemos la obligación de incentivar y promover la práctica deportiva entre la población sedentaria. A veces, compañeros de mi profesión castigan duramente métodos asociados a ciertos productos científicamente dudosos. Pero os diré que si estos productos no hacen daño (tu salud no está en riesgo), y hacen que alguien que lleva 20 años siendo sedentario se levante del sofá y comience a moverse, para luego, acabar implantando un hábito deportivo en su vida, misión cumplida.

Dentro del ámbito del entrenamiento, he visto como cada año salen nuevos métodos. Métodos que prometen todo lo que te puedas imaginar y más. Así que pregúntate: esta metodología maravillosa, ¿cumple con estos puntos? Si la respuesta es negativa, lo mejor es que pases a otra cosa.

Escrito por

Fito Florensa es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y un apasionado del ser humano, la superación, la salud y las nuevas tendencias en ejercicio físico. Síguelo en @fitoflorensa y también en su web: fitoflorensa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *