Redescubre tu cuerpo con las artes marciales

artes-marcialesNo te estoy enseñando nada, solo te ayudo a que te conozcas a ti mismo (Bruce Lee)

Como bien recordarás, el pasado 2 de Mayo se produjo el llamado “combate del siglo” entre el estadounidense Floyd Mayweather y el filipino Manny Pacquiao. Entre los dos contendientes se repartieron la escalofriante cifra de 300 millones de dólares. Para ser más exactos: Mayweather se embolsó 180 millones por el combate, es decir, 15 millones por round, o lo que es lo mismo, 83 mil dólares por segundo. No hay precedente alguno en el mundo del deporte y no hay duda de que, en este caso, el boxeo despierta cierto interés en la población mundial. Sobre el espectáculo que se esperaba de este duelo puede haber muchas dudas, pero lo que es evidente es que los dos púgiles tenían un cuerpo absolutamente definido (abdominales, pectorales, espalda, brazos y piernas). Así que dejando de lado el show y diferenciando entre deporte (espectáculo) y ejercicio físico programado (salud), no hay duda de que el boxeo, entre otros deportes de contacto y artes marciales, es una muy buena opción para entrenar tu cuerpo y mente, así como el aspecto social de cualquier entrenamiento en grupo.

Para la redacción de este post cuento con mi experiencia como experto en las ciencias del ejercicio físico y del deporte y mis 8 años de afición (o mejor dicho, hobby) en el Kick Boxing. También me respaldo en mi primer maestro en este deporte, Fernando Artola, que además de ser un gran informático, es también un auténtico maestro de las artes marciales, ya que le ha dedicado toda su vida al Kung Fu y al Kick Boxing. En primer lugar, iré al grano y te comentaré qué beneficios te pueden aportar este tipo de actividades sin importar cuantas veces a la semana las practiques. Luego podrás leer la entrevista que le hago a Fernando, que no tiene desperdicio y que no os podéis perder si queréis profundizar un poco más en el tema. Vamos allá.

Los 10 grandes beneficios

  1. Estos deportes se suelen practicar descalzo: De esta forma activarás los músculos del pie y del tobillo que jamás ejercitas si vas sobreprotegido por el calzado. Además, aumenta la sensibilidad y propiocepción en los receptores sensoriales de la planta del pie. Entrenar descalzo y tener que golpear a algo, aunque sea acolchado, hace que prestes mucha más atención a la técnica y parte del cuerpo con la que debes golpear.
  2. Entrenar en los tres planos y ejes que contempla el movimiento humano: Podríamos equiparar este deporte a cualquier tipo de baile, donde, debes realizar movimientos en rotación de cualquier tipo de articulación, y no se trata de un movimiento lineal (de delante hacia atrás, o de arriba abajo).
  3. Equilibrio y coordinación: Para realizar un golpe con el puño debes encadenar una serie de movimientos, desde el que realizas con el pie, pasando por el tobillo, rodilla, cadera, hombro, codo y, finalmente, el que completas con el puño. Imagínate que antes de realizar ese movimiento, debes desplazarte dos pasos hacia delante y uno hacia la derecha, e imagínate también que además debes lanzar el golpe de puño a una altura determinada. No hay duda de que con este deporte mejorarás tu sentido del ritmo y todos los tipos de coordinación.
  4. Mejora alucinante de tus reflejos: Cuando realizas, esquivas o paras cualquier golpe, es evidente que debes prever el movimiento del rival lo antes posible y reaccionar a éste con otro rápido y lo más exacto posible en el recorrido de inicio a fin de la ejecución.
  5. Es evidente que por la gran implicación de todos los grupos musculares a la vez en todos los movimientos, y también por la explosividad de su ejecución, hay un gran gasto calórico en una sesión de cualquier deporte de contacto que alcance la hora de duración. Hay un gran gasto durante y después de la sesión. El trabajo intenso intermitente produce grandes mejoras en distintos áspectos:
    1. Tu sistema cardiovascular, bajando drásticamente tu frecuencia cardíaca de reposo y haciendo tu corazón más adaptable a cualquier tipo de intensidad.
    2. Metabolización (o fulminación) de tu grasa.
    3. Pérdida de peso.
    4. Aumento de tu metabolismo basal (las calorías que quemas en reposo, en tu vida cotidiana, cuando no entrenas).
    5. Aumento de la fuerza
  6. Aumento de la movilidad de tus articulaciones: Para ejecutar adecuadamente los movimientos marciales, debes ser lo más fuerte y explosivo posible, pero también ágil y flexible a la hora de rotar tu columna vertebral, o tus tobillos, o tus rodillas entre muchas otras articulaciones.
  7. Fruto de un buen entrenamiento bien planificado en progresión, de alimentarte mejor, de dormir mejor gracias a canalizar el estrés con este tipo de prácticas, tu imagen corporal mejorará infinitamente más que con otras prácticas como el running a baja intensidad.
  8. A diferencia de lo que pueden pensar muchas personas, si tienes al maestro adecuado y lo practicas de forma no profesional, los deportes de contacto son muy seguros. Piensa que debes llevar vendas, bucal, guantes, espinilleras acolchadas y coquilla (protección de parte genital). Además, en una clase normal nunca hay impactos contra personas ni contra nada demasiado fuertes (no es el objetivo), sí algunas a veces a un saco o acolchados específicos para impactar con las piernas o puños y, de esta forma, canalizar el estrés del día o la semana. Piensa que no compites contra nadie, sino contra ti mismo y tus objetivos: perder grasa, mejorara la coordinación, canalizar tu estrés y encontrarte mejor en el trabajo, etc, etc y etc.
  9. Cómo en la gran mayoría de deportes, puedes socializar y conocer a gente interesante.
  10. Mejorarás la autoconfianza, evitarás las disputas de cualquier tipo, aunque sean verbales en tu trabajo, estarás más tranquilo a la hora de convivir con las personas de tu entorno familiar, círculo de amigos o en el propio trabajo. Rendirás mejor y estarás mejor con los tuyos, sin duda. Muchas de las artes marciales, y cualquier tipo de deporte de contacto tiene ejercicios que provienen de éstas, vienen de oriente. Por tanto, tienen un gran componente espiritual que busca la armonía contigo mismo, tu entorno y la naturaleza, de dónde venimos.

Entrevista a Fernando Artola:

Antes de ir a las preguntas os dejo aquí el link al vídeo producido expresamente para este post donde podréis ver una clase de artes marciales de principio a fin a modo de ejemplo, teniendo como protagonistas a Fernando Artola y a un servidor.

  • ¿Qué es un deporte de contacto? ¿Por qué no se le considera un arte marcial?

Sin voluntad de entrar en largas discusiones, la diferencia más patente entre un arte marcial y un deporte de contacto es el fin de su práctica. El deporte de contacto tiene su finalidad en la competición, como así se puede apreciar en el Boxeo, Kick Boxing, Full Contact, etcétera. Sin embargo el día a día en la práctica de estos deportes es idéntica a un arte marcial. ¿El motivo? Su origen. Algunos ejemplos: El Kick Boxing tiene su origen en el Karate, el Full Contact tiene su origen en el Tae Kwon-Do.

La buena o mala práctica de un deporte de contacto, del mismo modo que sucede en la práctica de cualquier actividad, depende de quién la imparte. Es quien tiene la obligación de crear un sólido equipo, de velar por el bienestar de cada individuo, de trasladar el propósito y valores de la práctica de la actividad y, lógicamente, de trasladar el conocimiento.

  • ¿Cuál sería el propósito de un deporte de contacto?

Pueden ser varios, no existe un único propósito. Existe el propósito del equipo, que se debería centrar en evolucionar al conjunto para facilitar la consecución del objetivo individual de cada uno. Al contrario de lo que mucha gente cree, éste es un deporte de equipo. Que la competición sea un acto individual no implica que el entrenamiento deba serlo, pero es función de quién la imparte estar seguro de crear un sólido equipo.

Por otra parte existe el propósito individual. Hay practicantes que centran su intención en mantenerse bien físicamente, otros simplemente quieren pasarlo bien, los hay que quieren competir y los hay que quieren hacer una carrera profesional. Probablemente podría haber un propósito por practicante. Es por ello que quién imparte la actividad debe ser consciente en todo momento del objetivo de cada individuo para poder cubrir el propósito de equipo o propósito común. Para nada una tarea fácil. Una buena pista para saber si se está atendiendo correctamente a esta responsabilidad sería la alta rotación del equipo.

  • ¿Cuáles serían los valores de un deporte de contacto?

No creo que difieran de muchas otras actividades o deportes. Respeto e integridad serían posiblemente dos de los que más se puedan oír, pero sobre todo centrado en uno mismo, hacia el maestro, hacia los compañeros y hacia el propio deporte.

  • ¿Por qué se ha extendido tanto la práctica de éstos deportes?

Después de muchos años de práctica y varios en la enseñanza de este deporte, no acabo de encontrar una única respuesta a esta pregunta, pero algunos motivos podrían ser los siguientes:

– Es un deporte completo: Y no tan sólo en la parte física. Un buen maestro que se preocupe en trasladar los valores y los propósitos permitirá al alumno crecer dentro del deporte y también como persona. Este deporte es global porque permite trabajar en el cuerpo, mente y alma.

– Es un deporte “anti-stress”: Acumulo años de práctica y sigo viendo las mismas caras que mezclan el cansancio y la satisfacción en los vestuarios al final de una sesión. Las veo tanto en caras nuevas como en caras conocidas. Es un deporte que permite una alta descarga de estrés, lo cual lleva a un estado de bienestar que, practicado regularmente, se puede extender sin tener un día finito.

– Es un deporte de “autoayuda”: Sin intención alguna de que un practicante tenga que ponerse a prueba, ya sea en competición o en una situación de riesgo en la calle, es un deporte que ayuda a aumentar la seguridad en uno mismo y la autoestima. No sabría definirlo científicamente hablando, pero la buena práctica de este deporte ayuda a sus practicantes a trabajar en situaciones de alta intensidad permitiéndoles afrontar el día a día de su vida con mejor predisposición.

En cualquier caso, nada de esto tomará sentido si quién imparte el deporte no tiene todos estos factores en cuenta. Del mismo modo que toda discusión sobre qué deporte de contacto o arte marcial es mejor, se finaliza con la misma respuesta: depende de la persona.

Aprovecho para que volváis a ver Fernando Artola en otro vídeo espectacular. En este caso el vídeo promocional de nuestra actividad en grupo Fight or Flight (Lucha o fuga) en mi centro Koa.

Ejemplos de deportes de contacto y algunas artes marciales interesantes practicadas como hobbie:

Boxeo: Deporte de contacto en el que dos contrincantes luchan utilizando solamente sus puños con guantes, golpeando de cintura para arriba.

Kick Boxing: Deporte de contacto en el que dos contrincantes luchan utilizando sus puños y piernas, golpeando siempre por encima de las rodillas.

Kung Fu: El significado real del término en China, significa “técnica o habilidad” por lo que en este idioma oriental se utiliza para multitud de actividades, no solo para las artes marciales. El término utilizado en China para las modalidades de lucha es el wushu, donde podrás practicar golpes de puños y piernas, además de llaves para defenderte o atacar.

Karate: Tiene su origen en la isla japonesa de Okinawa (donde reside la gente más longeva del mundo). Los estilos del karate nacen ante la necesidad de los guerreros nobles de proteger a su último rey de Okinawa. Combina patadas y puños.

Taekwondo: Disciplina marcial olímpica que tiene su origen en Korea. Destaca por la variedad de patadas, además de la espectacularidad de las mismas, aunque también contempla golpes de puño.

Artes Marciales Mixtas (MMA): Combinación de varias artes marciales (Karate, Boxeo, Wing Chun, Jeet Kune Do, Muay Thai, Judo, Jiu-jitsu, capoeira, lucha grecorromana entre muchas otras). Este actual deporte de contacto permite golpes de puño, piernas, rodillas, codos, llaves, proyecciones y técnicas de casi cualquier arte marcial.

Judo: Arte marcial de origen japonés que contempla el combate cuerpo a cuerpo, con quimono, a base de agarres con la mano y piernas, donde se ejecutan diferentes tipos de llaves y proyecciones y, en ningún caso, se golpea.

Jiu-Jitsu: Arte marcial de origen japonés que incluye luxaciones articulares, empujones, derribos, esquivas, estrangulamientos. Para que te hagas una idea rápida, es algo muy similar al judo pero con mayor abanico de técnicas de combate donde se pueden realizar acciones que en el judo no están permitidas. Se utiliza un quimono.

Grappling: Lucha cuerpo a cuerpo, sin quimono, que no involucra golpes para vencer al oponente. Se utilizan técnicas de derribo, de posición o sumisión para forzar la rendición del contendiente.

“Los boxeadores son unas de las personas más en forma del planeta”, explicó a BBC Mundo el excampeón de peso pesado británico y europeo Derek Williams, conocido como Sweet D.

“Cuando tomas en cuenta los diferentes elementos de entrenamientos te das cuenta que en conjunto es tal vez el ejercicio más completo que hay” (Derek Willimas).

Escrito por

Fito Florensa es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y un apasionado del ser humano, la superación, la salud y las nuevas tendencias en ejercicio físico. Síguelo en @fitoflorensa y también en su web: fitoflorensa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *