‘Treppe’ o el ‘Fenómeno de la escalera’

TREPPE 1Si eres un habitual de este blog, seguro que no te sorprenderá si te digo que una de mis pasiones es divulgar. Y lo cierto es que me encanta explicar en qué consiste mi profesión siempre desde un punto de vista de investigación científica. Debido a ello, no puedo parar de recordar algunas pequeñas curiosidades de la fisiología de la contracción muscular. Es por ello que hoy te quiero hablar de lo que se conoce como el Fenómeno de la escalera o Treppe (que no es el nombre del descubridor, simplemente significa escalera en alemán).

Para la observación del comportamiento muscular se realizan estudios miográficos (ver en una imagen como se comporta un músculo). A pesar de que todavía quedan cosas por demostrar en lo referente a este tema, Gary A Thibodeau y Kevin T. Patton nos sugieren que este fenómeno hace referencia a un aumento gradual de la fuerza de contracción en una misma fibra muscular en forma de escalera. En palabras llanas, después de que un músculo esquelético (los que ya conocéis como el bíceps, tríceps, pectoral, cuádriceps, isquiotibiales, etc.) se ha contraído algunas veces, éste lo hará de forma más enérgica que las primeras veces. Esto quiere decir que si estás entrenando tu pectoral, tu músculo será más eficiente y tendrá más fuerza, en una tercera serie que en las dos primeras.

Los investigadores achacan este hecho, en una primera parte, al aumento de temperatura de los músculos que participan en una acción (por ejemplo al entrenar) y, en una segunda parte, a la acumulación de productos metabólicos en los mismos. Por ejemplo, cuando contraes tu musculatura se liberan iones de calcio dentro del sarcómero (unidad funcional de la contracción muscular). Siguiendo con el ejemplo de tu entrenamiento del pectoral, cuando entrenas en la primera serie tu músculo no tiene tanta temperatura en una primera serie que en una tercera. Además en el sarcómero las fibras musculares implicadas (según intensidad, pero eso es otro tema), tampoco se ha liberado calcio a su interior a través d los Túbulos T (quien libera calcio al interior del sarcómero). Cuando has realizado una serie, o dos, no todo el calcio regresa a los Túbulos T, quiero decir que se queda en el interior del sarcómero una parte de los iones de calcio liberados. Por tanto, las fibras de tu músculo pectoral, en este caso, son más eficientes en una tercera serie que en una primera y segunda.

Si te picas con un compañero (cosa que no es una buena idea, pues en el levantamiento de peso, hay otros muchos sistemas implicados que podrían se podrían ser dañados si no haces las cosas bien en general en cuanto entrenamiento se refiere) no lo hagas en una primera serie, hazlo mejor en una segunda o, mejor todavía, en una tercera, aproximándote poco a poco a tu nivel máximo de fuerza. Evidentemente, este Fenómeno de la escalera tiene un umbral (tope) a partir del cual el músculo se fatiga y, cuando ocurre esto, irás perdiendo fuerza hasta no poder hacer una serie a demasiada intensidad. Como concepto interesante y entendiendo al cuerpo como un todo, te diré que puedes tener una gran fatiga al entrenar la fuerza en algunos músculos específicos pero no en todos los que forman parte de organismo. Pues el ser humano, al final, lo que quiere es sobrevivir. Y que los músculos de todo tu cuerpo se puedan fatigar en un periodo corto de tiempo (una sesión de entrenamiento), es algo casi imposible, sino como podrías salir de una situación de peligro después. De aquí que el cuerpo puede mantener una intensidad máxima, sea en el tipo de entrenamiento que sea, durante poco tiempo.

Algunos atletas calientan, entre otros muchos motivos, teniendo en cuenta este fenómeno. Como conclusión déjame decirte que esta explicación es algo muy concreto, citada de forma muy general (el tema es más complejo) a modo de curiosidad. De nada sirve entender procesos concretos, sino los puedes integrar a un nivel global en lo que al funcionamiento del cuerpo se refiere. Pues si comenzáramos a explicar todos los procesos y sistemas que intervienen en un simple press de pectoral, necesitaríamos un libro entero (de los gruesos).

Escrito por

Fito Florensa es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y un apasionado del ser humano, la superación, la salud y las nuevas tendencias en ejercicio físico. Síguelo en @fitoflorensa y también en su web: fitoflorensa.com

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *