Así son las nuevas recomendaciones dietéticas americanas

nutricion-americana-consejos2OKPonemos el ojo en Estados Unidos para seguir muchas de sus tendencias y novedades y sus Guías Alimentarias no podían ser menos. Publicadas cada 5 años, tienen una gran influencia en las recomendaciones dietéticas que se darán en Estados Unidos y que seguirán muchos otros países.

Esta guía empieza haciendo hincapié en la más triste realidad. Y es que, mientras hemos conseguido reducir la tasa de enfermedades infecciosas, las enfermedades crónicas no transmisibles (enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión o algunos tipos de cáncer) han tenido un ascenso imparable debido a los malos hábitos alimenticios y a la inactividad física. La mitad de la población Estadounidense padece una de estas enfermedades y el sobrepeso y la obesidad han tenido un elevado coste en la salud y en la economía, teniendo en 2008 un coste médico de 147 millones de dólares.

Para solucionar este problema estas guías nos proponen las siguientes pautas:

  1. Sigue un patrón de alimentación saludable a lo largo de tu vida.
  2. Un patrón de alimentación saludable incluye:
    1. Una variedad de vegetales de diferentes tipos.
    2. Frutas, especialmente enteras.
    3. Féculas, al menos la mitad de ellos integrales.
    4. Lácteos bajos en grasa o desnatados.
    5. Una variedad de proteínas incluyendo marisco, carnes magras, huevos, legumbres, nueces, semillas y productos de soja.
  3. Un patrón de alimentación saludable limita grasas saturadas, trans, azúcar añadido y sodio. Por tanto:
    1. Los azúcares añadidos deben suponer menos del 10% de las calorías diarias.
    2. La grasa saturada también debe aportar menos del 10% del consumo energético diario.
    3. Consume menos de 2.300mg de sodio al día
    4. Si se consume alcohol debe hacerse con moderación (una copa al día en mujeres y dos en hombres)
  4. Las necesidades de nutrientes deben ser principalmente cubiertas por comida incluyendo alimentos densos en nutrientes.
  5. Los patrones alimentarios saludables son adaptables: los individuos tienen mas de una manera de alcanzar un patrón de alimentación saludable que debe tener en cuenta su entorno sociocultural y sus preferencias personales.
  6. Además de una alimentación saludable, deberíamos mantener una actividad física regular.Consumo por debajo de las recomendaciones o por debajo de los límites en EEUU

Mis comentarios sobre las Guías de recomendaciones dietéticas para Americanos 2015-2020

  • Me encanta que se recomienden hábitos alimentarios a lo largo de la vida. No se trata de hacer dietas. Con esto se quiere transmitir el mensaje de que se trata de comer sano y conseguir unos hábitos saludables que te acompañen toda la vida. Y dejadme añadir que no sólo el peso importa. Puedes mantener tu peso practicando ejercicio mientras mantienes una dieta inadecuada. Mantener el peso NO es sinónimo de salud por lo que elige comer sano sea cual sea tu peso.
  • Aunque no se hace demasiado hincapié ni explicación, después de toda la moda de zumos y licuados de los últimos años, creo que era necesario incluir la anotación de que hay que consumir frutas MEJOR enteras. Los zumos y los licuados deben ser de consumo limitado y no son igual a una fruta entera ya que eliminamos la fibra y parte de la saciedad que nos produce el hecho de masticar.
  • Me asombra un poco la recomendación de potenciar los productos lácteos bajos en grasa o desnatados ya que hace un tiempo se está viendo que el consumo de lácteos enteros no es perjudicial para la salud. Supongo que se debe a un intento de limitar las calorías totales de la dieta y las que vienen de la grasa saturada, otro lo de los elementos que la Guía recomienda limitar.
  • En cuanto al alcohol. Me parece que se queda corta la recomendación inicial no advirtiendo de los peligros y los beneficios inexistentes del consumo de bebidas alcohólicas. Aunque en el apéndice referente a este tema deja muy claro que el alcohol NO está incluido en los patrones de alimentación saludable de estas guías y que no se recomienda empezar a consumir ninguna bebida alcohólica por ningún motivo o debido a cualquier supuesto beneficio (sí, hablo del vino también…a ver cuando desaparece esa copita de vino de nuestras pirámide), creo que una de las frases que debería aparecer es: se recomienda evitar las bebidas alcohólicas.
  • Creo que entre los alimentos a limitar faltan, sin duda, los cereales refinados.
  • Me parece un acierto el comentario de que se puede llegar a un patrón de alimentación saludable de diferentes modos y que no se de tanta importancia como anteriormente a los porcentajes de macronutrientes sino a la calidad de los alimentos, en la que hacen hincapié con el término “alimentos densos en nutrientes” y que definen con alimentos con un alto contenido en vitaminas, minerales o fibra.
  • Desaparece el límite de colesterol dietético debido a que la evidencia de que está relacionado con el colesterol sanguíneo es baja pero su recomendación sigue siendo baja debido a que se limita los alimentos ricos en grasas saturadas (que también son ricos en colesterol). Quedan exonerados el huevo y algunos crustáceos y moluscos ya que pese a ser ricos en colesterol no lo son en grasas saturadas
  • Muy importante también el hecho de destacar la necesidad de cubrir las necesidades alimentarias con alimentos (y no con suplementos) en un país donde el consumo de suplementos alimentarios es excesivo.
  • Dos cosas que están escondida entre los cientos de páginas de estas Guías y que me han gustado especialmente son:

– La advertencia de los ingredientes ocultos en algunos alimentos. Con esto advierte de la importancia de evitar alimentos ricos en azucares añadidos, grasas saturadas y sal sin que nosotros lo sepamos. Me falta eso sí, que añadan la recomendación principal para evitar estos alimentos: evita los alimentos altamente procesados.

– Las propuestas de cambios ejemplificadas en imágenes. Por fin no se trata sólo de decir lo que la gente no debe comer sino de dar opciones de lo que sí debe comer. Algo que hacemos los dietistas-nutricionistas cada día en la consulta. Menos prohibir y más dar ideas de cómo llevar una alimentación saludable sabrosa y apetecible.Cambios recomendados en imágenes

 

Escrito por

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, apasionada del buen comer, la nutrición y en especial de la nutrición deportiva y el cambio de hábitos. Síguela en @Anabel_Ferser y también en su web: anabelfernandez.es

1 comentario

  • Un apunte, creo que debería considerarse la eliminación del trigo como alimento saludable, no digo de los HC, digo el trigo específicamente, sustituirlo por otras fuentes de HC como son la avena, el arroz, la cebada, el centeno… El motivo? su alto índice glucémico y que es uno de los productos mas modificados genéticamente por el ser humano. +info leer “Sin trigo, gracias” apoyado por estudios científicos de calidad y consultables hoy en día, no es pseudociencia, es ciencia de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *