Ayudas ergogénicas: la punta del iceberg

Fruta suplementación

En mi consulta cada día me encuentro con deportistas que, antes de empezar a ordenar su dieta, me preguntan que suplementos deportivos o ayudas ergogénicas deben tomar para mejorar su rendimiento deportivo.

Las ayudas ergogénicas son cualquier maniobra o método ya sea nutricional, físico, mecánico, psicológico o farmacológico; realizado con el fin de aumentar la capacidad para desempeñar un trabajo físico y mejorar el rendimiento.

Por tanto, cuando hablamos de ayudas ergogénicas no nos referimos sólo a los suplementos sino que, puede ser tanto un buen material deportivo (bici, bambas, neopreno, etc.), como la música que nos ponemos cuando salimos a hacer ejercicio o llevar a cabo una correcta alimentación. Y esto último, es lo que siempre suelo destacar yo.

En el deporte, un mundo extremadamente competitivo donde muchas veces una pequeña ayuda puede marcar la diferencia, cada vez existen más sustancias a la venta que nos prometen unos grandes resultados pero no todos son ciertos o tan notables como nos hacen creer. Yo siempre recuerdo a mis pacientes que si pusiéramos en una pirámide a nuestros aliados para obtener un mejor rendimiento deportivo en la base estaría un entrenamiento bien planificado en función de tus objetivos, justo por encima una alimentación e hidratación adaptada a tus necesidades y, en la punta del iceberg, el resto de ayudas ergogénicas y suplementos deportivos.

Piramide ayudas ergogénicas

Por tanto, antes de centrar tus fuerzas en encontrar la pastilla mágica que te va hacer correr más o tener más fuerza centra tus atenciones en lo básico: planifica bien tu entrenamiento y lleva a cabo una alimentación adecuada.

Comentarios Facebook
Escrito por

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, apasionada del buen comer, la nutrición y en especial de la nutrición deportiva y el cambio de hábitos. Síguela en @Anabel_Ferser y también en su web: anabelfernandez.es

6 Comentarios

  • saludos anabel!

    buen post y aun mejor que te tomes el tiempo para llevar a cabo el blog, con imformacion valiosa como esta.
    tengo una pregunta que opinas sobre la dieta de la zona del Dr. Barry Sears, he leido acerca de ella pero la verda no se como cotejar lo de los bloques, lo cierto es q es algo complicada.

    gracias.

    • Hola Javier,

      Muchas gracias por tomarte tu tiempo para leerte mi blog y me alegro de que te guste!

      La dieta de la Zona podría considerarse como una dieta milagro (aunque ciertamente existen otras mucho peores). Si quieres puedes consultar en este link la opinión de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas http://www.grep-aedn.es/documentos/dietazona.pdf

      Espero que te sirva de ayuda!

      • No me creo nada Anabel… Eso de que la zona sea dieta milagro, me parece que va a ser que no, más bien una dieta que despierta cierta envidia en muchos nutricionistas (y que conste que no lo digo por ti, sino por las asociaciones), más que nada debido a que quién consiguió con ella un premio Nobel, fue Barry Sears y no alguno de ellos.
        Pero de todos modos, ya me habían dicho muchas veces que la mayoría de nutricionistas están en contra de ella, pretendiendo desterrarla pero en el fondo saben que es buena (como las mejores). En otras palabras, si decimos que es buena, ya no podremos meterle a nadie la “nuestra”… Y te habla uno que para el año estará cursando Nutrición Humana (casi con toda seguridad).
        PD: Desde que sigo la Zona, mi físico ha cambiado de sobremanera, eso te lo aseguro y es más, ningún nutricionista fue capaz de hacer que adelgazara y además de eso, estuviera sano como lo estoy ahora. Como te digo, NINGUNO.
        Saludos

      • Hola de nuevo Anabel.
        No habría imaginado jamás, el porqué decirle NO a la Zona (de risa) según la Asociación Española en el link que citas arriba… Están muy equivocados y te diré porqué, punto por punto:
        1.- Resultados mágicos y rápidos: Sabemos tanto tú como yo, que la mayoría de gente no se molestará en leer algo que “no promete”, jejeje, así que hoy día se suele caer en este grave error, pero no creo que debamos ignorarle por este motivo. Para mí eso no dice nada respecto a la dieta en sí. Además, según he podido leer, se refiere más que nada a gente que lleva un fatal estilo de vida, por lo que en dicho caso, seguro que mejorará muchísimo al pasarse a los hábitos presentes en la Zona.
        2.- La zona no prohíbe nada. Recomienda en cierta medida priorizar alimentos favorables frente a otros “desfavorables”, eso sí, pero no prohíbe nada como tal… Y en todo caso, sabemos que así debiera ser, dado que hay alimentos mejores o de mayor calidad y otros algo peores o, de lo contrario, no podría haber gente que no come sano o que están obesos, etc. No recuerdo que prohíba el pan o las tostadas, aunque sí recomienda otras alternativas.
        3. Muestra listados de alimentos: Sí, pero no prohíbe nada como ocurre con muchas otras dietas. Además de esto, Barry Sears explica el porqué de los listados y nos ofrece buenos sistemas para recalcular las relaciones entre macros, en caso de que optemos por fuentes que para él, son sin duda menos interesantes. Ej: Verduras y fruta para llegar al 40% de hidratos, deben ocupar entorno a 2/3 del plato; si se tratara de: Pasta o arroz, deberían ocupar solo la mitad del plato… Como puedes ver, Anabel, el arroz o la pasta contienen mayor cantidad de hidratos y por eso recomienda hacerlo así, no por que los prohíba a sean mortales, como nos quiere hacer ver dicha Asociación.
        4.- Exagera el poder del omega3: Hoy día sabemos que es fundamental su relación con el omega6 y no creo que eso sea precisamente malo. Todos tenemos unos gustos y preferencias y a Barry Sears, quizás le vuelve loco el omega3 jejeje, pero de ahí a que, como dicen, quiera meternos los productos Enerzona, es MENTIRA; en ningún momento del libro dice que haya que comprarse sus productos para poder seguir su dieta Zona. Además, el estilo de vida de hoy día, valoraría que se molestase en dar un producto cómodo y fácil de transportar… Ahora bien ¿Se ha subido a la parra? Sí, yo tampoco lo veo muy bien, en ese sentido, pero ello no le resta credibilidad alguna.
        5.- Respecto al cálculo de proteínas: No veo que se salga en ningún momento de lo lógico, es más, explica los porqués en cuanto lo hace, como en caso de atletas de fuerza que entrenen con demasiada frecuencia, pero en el resto de grupos (personas normales), no veo incongruencias por ninguna parte.
        6.- Culpar a los hidratos: Aquí en parte estoy de acuerdo, dado que sí los demoniza un poco, pero de todos modos, admitamos que su propia dieta contiene más calorías provenientes de hidratos que de otras cosas… Es decir, él prioriza unos hidratos sobre otros, pero no elimina del todo a ninguno de ellos, incluso a los que denomina como desfavorables; dice que hay que procurar comer más de los favorables. Y procurar es solo eso, procurar, si debemos comer de los desfavorables por alguna razón, lo hacemos y punto.
        7.- Desacreditar a las legumbres como posible fuente de proteína: Claro que no lo hace en ningún momento… No se han dado cuenta de que para él, hay otras de mayor calidad y además de eso, prefiere verlas como hidratos y no tener mucho en cuenta el aporte proteico de éstas. También recuerdo que explica que, en verduras, es difícil que se llegue a aprovechar toda la proteína que contienen, más que nada debido a la fibra, que según él dificulta un poco el aprovechamiento: Me vas a perdonar, Anabel, que no tenga ni idea de si será cierto o no, porque tampoco me he molestado en averiguarlo.
        8.- Grasa en atletas al 60%: Lo dicho, en atletas, y además explica muy pero que muy bien las razones de ello. No habla de rebajarles las proteínas ni los hidratos, sino aumentarles la grasa sobre el total… Y de ahí que llegue a un 60% del total, lo cual a priori, parece una barbaridad pero no lo es… Además, no son gramos de grasa sino calorías provenientes de éstas (y por cada gramo son 9kcal, por lo que nunca será muchísimo). Cita también que no se aumenta la grasa saturada. ni tampoco se cambia nada en la poliinsaturada, sólo en la monoinsaturada, debido a que es ésta la que sí aumentaría… Y sabemos que es precisamente la menos peligrosa de todas (y hormonalmente neutra). De todas formas, Anabel, lo haría SOLO en atletas, NUNCA en gente normal.
        9.- Grasa saturada y colesterol: ¿Has visto el último post de Guillermo Alvarado? Pues léetelo y verás que sorpresa te llevas de las propias Asociaciones, jajaja, que llegaron a ocultar estudios en los que la grasa saturada no subía jamás el colesterol e incluso lo bajaba… En cambio, descubrieron que eran los hidratos los que sí lo incrementaban exponencialmente; pero claro, los estudios esos, los habían guardado, de vergüenza. También se pudo ver en dichos estudios, que la grasa mala de verdad, es la omega6 (en altas cantidades, claro). Ello beneficiaría al propio Barry Sears al anunciar tanto el omega3, debido a que mejoraríamos la relación con el omega6… Vamos, que me he partido el culo literalmente con los consejos éstos de la tal Asociación… No les hagas mucho caso, Anabel.
        Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *