¿Qué cuenta el etiquetado de los huevos?

Etiquetado de los huevos

Los huevos son uno de los productos más versátiles y utilizados. Puedes encontrar millones de recetas sobre ellos en Instagram ya sean para desayunar, comer o cenar. Y siempre están a mano para prepararte una tortilla esas noches que llegas tarde del trabajo o para prepararte un desayuno diferente disfrutando de unas tortitas de avena y huevo.

El consumo medio por persona en 2014 es de 135 huevos al año lo que da una media de 2,6 huevos a la semana. Pero estoy segura de que muchos de vosotros sobrepasáis la media pero ¿alguna vez habéis pensado lo que quieren decir esos números que llevan impresos? Pues vamos a averiguarlo.

Clasificación y tamaño del huevo

Antes de comenzar con los números, tenéis que saber que los huevos se clasifican en un centro de clasificación y embalaje. Los huevos que están sucios, rotos o fisurados son apartados y enviados a otros destinos en lugar de hacia el consumidor final, son los huevos de categoría B. Los huevos de categoría A, en cambio son clasificados en función de su peso en XL, L, M o S.

Imagen 1. El tamaño del huevo
Imagen 1. El tamaño del huevo

Numeración del etiquetado del huevo

Todos los huevos comercializados en la Unión Europea llevan un código impreso obligatorio que nos indica, entre otras cosas, la trazabilidad del producto. Pero vamos paso por paso.

Primero dígito: Forma de cría

El código del huevo empieza por un primer dígito que puede ir del 0 al 3 e indica la forma de cría que ha tenido la gallina de la que procede el huevo. Algo en lo que debes fijarte si quieres tener en cuenta el bienestar animal, que no es sólo algo deban hacer sólo los vegetarianos.

 3– Huevos de gallinas criadas en jaula: las gallinas ponedoras están abastecidas de comida y agua pero viven en jaulas de espacios bastante reducidos en algunos casos hace unos años, hace poco una directiva Europea obligó a que tuvieran un poco más de comodidades y espacio. Es el sistema de cría más habitual en España y el que más os animo a evitar.

2- Huevos de gallinas criadas en suelo: en este caso las gallinas siguen viviendo en naves industriales donde existen comederos y bebederos pero tienen libertad para moverse libremente este espacio, eso sí, la normativa establece que pueden haber hasta 9 gallinas por metro cuadrado.

1- Huevos de gallinas camperas: es este caso las gallinas pueden moverse libremente pero, además lo hacen al aire libre.

0- Huevos de producción ecológica: en este caso los huevos son procedentes de gallinas de granjas ecológicas que cumplen con esta normativa.

Resto del código: procedencia

El resto del código nos indica la procedencia del mismo (imagen 2) o lo que es lo mismo, la trazabilidad, que es la posibilidad de saber y seguir el rastro hasta el origen de los productos que estamos consumiendo. Algo importante por dos motivos:

  • Para todos aquellos que buscamos reducir la huella ecológica evitando en la mayor medida de los posible el transportes de alimentos para reducir la producción de CO2 y el perjuicio medioambiental que esto supone. Si piensas que estoy exagerando o no sabes a qué me refiero, te recomiendo leer este artículo.
  • Para localizar el origen de una posible alarma alimentaria y retirar los productos del mercado de la manera más eficiente posible evitando un gasto innecesario de alimentos y un problema de salud mayor.
Imagen 2. El etiquetado del huevo
Imagen 2. El etiquetado del huevo
Etiquetas del artículo
, , , , ,
Escrito por

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, apasionada del buen comer, la nutrición y en especial de la nutrición deportiva y el cambio de hábitos. Síguela en @Anabel_Ferser y también en su web: anabelfernandez.es

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *