Reduce tu huella ecológica


Los seres humanos hemos acabado este mes de agosto con el presupuesto de 2014. Y no, no hablamos de dinero sino de nuestros recursos. En tan sólo 8 meses hemos consumido más de lo que el planeta es capaz de regenerar pero lo cierto es que esto no es algo nuevo, al contrario, cada vez acabamos antes con los recursos que el planeta genera al año.

La huella ecológica

Imagen 1. Componentes de la huella ecológica según el informe Planeta vivo 2012
Imagen 1. Componentes de la huella ecológica según el informe Planeta vivo 2012

La huella ecológica (imagen 1) indica el impacto ambiental relacionando los recursos que los humanos necesitamos con la capacidad del planeta de regenerarlos y de procesar los desechos: como el CO2, generados por la actividad humana.

Para que te hagas una idea de cómo va la cosa, en los años 60 se necesitaban unos dos tercios del planeta para producir todo lo que necesitamos. Pero en la actualidad necesitaríamos 1,5 planetas como el nuestro para cubrir nuestras necesidades; y la WWF advierte que, de seguir por este camino, en 2050 necesitaremos tres planetas para abastecernos.

En relación a España, estamos en la lista roja de deudores, ya que necesitamos 3 países como nosotros para generar los recursos que gastamos actualmente.

¿Tendré comida, luz y agua mañana?

Si ya hemos agotado todos los recursos de este año ¿quiere esto decir que mañana no tendremos la comida, luz o agua que necesitamos? Pues sí,  la tendremos, pero a costa de coger la que necesitaremos para años venideros. Esto quiere decir que poco a poco estamos desgastando el planeta dejándolo inservible para generaciones futuras. Que en un futuro nosotros o nuestros hijos tengan los recursos que necesitan depende de lo que hagamos de ahora en adelante (gráfico 1).

Grafico 1. Evolución huella ecológica.
Gráfico 1. Evolución huella ecológica.

Ayuda con tu pequeña huella

En muchas ocasiones cuando vemos estos datos pensamos “qué mas da lo que haga yo si soy sólo una persona y no voy a cambiar nada” pero lo cierto es que todos formamos parte de este gran problema así que aquí te dejo algunos consejos para que reduzcas tu huella y ayudes a reducir la de todos:

 Transporte limpio:

  • Ve a los sitios caminando o en bici. Estarás más sano y cuidarás el planeta. ¡Dos por uno!
  • Si el trayecto es muy largo lo mejor es utilizar el transporte público o al menos llenar tu coche. Ahora existen muchas aplicaciones que nos permiten encontrar gente que quiere hacer el mismo trayecto que nosotros así también compartes gastos.

Ahorra en el hogar:

  • Utiliza bombillas y electrodomésticos de bajo consumo,
  • Evita dejar las luces encendidas,
  • No abuses de la calefacción o el aire acondicionado y si lo utilizas que sea a temperaturas adecuadas (me canso de entrar en sitios en verano y desear haber cogido una chaqueta).

Vigila con el agua:

  • Cierra el grifo mientras te lavas los dientes o te enjabonas.
  • Arregla los grifos que gotean.

Reduce la huella de tus alimentos:

  • Compra productos locales o de Km 0. Con ello conseguirás reducir la producción de CO2 porque estos productos no necesitan ser transportados grandes distancias.
  • Reduce el consumo de carne y potencia los productos vegetales ya que producir carne genera un impacto mucho mayor en el medio ambiente.
  • Evita los productos con muchos embalajes para evitar la mayoría de desechos y recicla todos aquellos que puedan ser reciclados.
  • Evita el desperdicio de alimentos. planificando la compra, mirando las fechas de consumo, teniendo una buena rotación de productos en casa, yendo a comprar con bolsas reutilizables o conservando correctamente los alimentos entre muchos otros consejos que os podría dar. 

Más adelante hablaré de cómo la alimentación influye en nuestro medio ambiente (incluso más que ir en coche), pero por ahora ya sabes más cosas para invertir este proceso y conservar los recursos de las generaciones futuras. 

 

 

Comentarios Facebook
Etiquetas del artículo
, ,
Escrito por

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, apasionada del buen comer, la nutrición y en especial de la nutrición deportiva y el cambio de hábitos. Síguela en @Anabel_Ferser y también en su web: anabelfernandez.es

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *