#SanidadDesnutrida: Abandonemos el Sistema Nacional de Enfermedad

blog-salud-menshealthOKActualmente tenemos un Sistema Nacional de Salud que debería rebautizarse como Sistema Nacional de Enfermedad,  y dentro de él, unos profesionales de la salud que bien podrían llamarse profesionales de la enfermedad. Y no porqué ellos quieran, sino porqué así es como está organizado nuestro sistema sanitario. Actualmente este sistema está basado principalmente, NO en prevenir que te pongas enfermo, sino en curarte cuando ya has enfermado. Supongo que ya lo habrás notado, lo malo es que nos parece algo de lo más normal.

¿Crees que la alimentación tiene influencia en tu salud?

Parece una pregunta absurda. A día de hoy sabemos que morimos muy frecuentemente por enfermedades que son prevenibles y la alimentación, junto a otros estilos de vida como el ejercicio físico regular, pueden ser cruciales a la hora de desarrollarlas. La obesidad, la diabetes, la hipertensión o incluso el cáncer tienen que ver con como te alimentas y con tu estilo de vida. No te estoy contando nada que no sepas ¿verdad? Pues parece que a nuestro gobierno le suena a chino porqué pese a ello tú no tienes derecho a poder acceder a un dietista-nutricionista en la sanidad pública.

¿Crees que contratar arquitectos en las obras previene que los edificios se caigan?

Cuando alguien decide construir un edificio se estudia el terreno para que sea edificable y un arquitecto se encarga de que las cargas de peso sobre cada una de las estructuras sea la adecuada para que el edificio no se caiga. Si no existieran estos profesionales algunas casa seguirían en pie, otras aguantarían unos años y muchas acabarían medio en ruinas. Lo mismo pasa con nuestra salud, si no existen los profesionales adecuados para prevenir y nos basamos simplemente en arreglar las grietas que se van formando en nuestra salud, y no en prevenirlas desde un inicio, estamos condenados a una salud en ruinas.

Un dietista-nutricionista o un técnico superior en dietética son claves para educar e instaurar unos buenos hábitos de alimentación en la población y prevenir futuras enfermedades o que, las ya existentes, se sigan desarrollando. Me voy a atrever a ir un paso más allá, y revindicar también por mis compañeros CAFE (Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte) que ni siquiera están considerados profesionales de la salud. ¿Enserio? ¿A día de hoy no vemos la importancia que tiene la actividad física en nuestra salud? 

¿Crees que la frase “Mejor prevenir que curar” tiene sentido y además nos hace ahorrar?

A esta altura espero que ya tengáis claro que la típica frase que nos decía nuestra abuela “Mejor prevenir que curar” era más que cierta. Pero puedes pensar que es demasiado caro para llevarse a cabo. Pues lo cierto es que no sólo es bueno para nuestra salud sino que además nos haría ahorrar en Sanidad.

En este artículo de la Asociación Española de Dietistas Nutricionistas se estudia la relación coste-beneficio de incluir a los dietistas-nutricionista en el Sistema Nacional de Salud. Aunque es difícil, pues se debería estudiar la prevención de la propia enfermedad, las complicaciones y enfermedades derivadas de ellas y los ahorros en material de operaciones, medicamentos, tiempo de asistencia de otros profesionales, reducción de la mortalidad, etc. Si vemos simplemente un estudio que nos presentan sobre la inclusión del dietista-nutricionista en equipos médicos, a parte de las reducciones de mortalidad y complicaciones que notan mejoras del 23% y 50% respectivamente, existe un ahorro de 4,2 dólares por cada dólar invertido.

Pese a eso, somos el único país de la Unión Europea que niega a sus ciudadanos la atención del dietista-nutricionista, eso sí, somos uno de los primeros en los puestos de Obesidad infantil.

Manifestación por una #SanidadDesnutrida

Conocéis la frase “Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, ensénale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida”. Pues quiero acabar con la reinterpretación que hace de ella José María Ordovás y que dice “Dale a un niño de comer y lo alimentarás un día, enséñale a comer y lo harás saludable para el resto de su vida”. Pues en el fondo todos somos niños en temas de nutrición. Existe tanta información y tan contradictoria que la gente ya no sabe que debe comer, qué es bueno o qué es malo. O lo que es peor, piensa que si lo sabe. Y es que es más peligroso el falso conocimiento que la ignorancia. Dejemos de lado las dietas y apostemos por un estilo de vida y de alimentación saludable. Por todo esto, lucha por tus derechos y acude a la manifestación del 10 de Mayo en Madrid convocada por mis compañeros de Dietética sin Patrocinadores.

 

Escrito por

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, apasionada del buen comer, la nutrición y en especial de la nutrición deportiva y el cambio de hábitos. Síguela en @Anabel_Ferser y también en su web: anabelfernandez.es

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *