15 actividades para sacarle partido al verano

photo-1414446483597-8d8f792bfe39

Para aprovechar estas semanas de actividad más reposada y continuando la serie de post dedicados a aportar más racionalidad a la forma como vivimos estos días, he confeccionado una lista con 15 actividades para sacarle partido a tus vacaciones de verano. Actividades para mejorar tu balance personal-profesional y crear un background a continuar durante el año en forma de hábitos y recursos para mejorar tu productividad.

  1. Revisa tu lista de tareas/acciones sin prioridad. Durante el año han quedado apartadas multitud de notas e ideas a la espera de un momento más oportuno para ser revisadas. Hazlo ahora, ordénalas y escoge aquellas que te apetezca llevar a cabo. Si trabajas con GTD es hora de revisar tu lista Algún día/Tal vez.
  2. Revisa tu lista de proyectos. El anterior punto trataba de ideas, anotaciones y cuestiones poco concretas. Los proyectos son asuntos en marcha o por lo menos ya definidos. No me refiero solo a las grandes cuestiones, también a las tareas de menor calado. Confecciona una lista – si no dispones de ella – con todos estos asuntos. Se trata de una gran herramienta para revisar semanalmente tu actividad.
  3. Lee sobre temas que te interesen. Hace unas semanas escribía un post sobre libros para aprender más sobre productividad personal, pero del mismo modo que has recuperado tu actividad pendiente puedes ocupar parte del tiempo con un libro puesto en espera durante del año. No tan solo ensayo ya sabes que la ficción descomprime y ayuda a evadirse.
  4. Empieza a hacer deporte más allá de una forma puntual. Si eres sedentario estos días son ideales para empezar a practicar una actividad física y sobre todo para ganar regularidad. Busca alguien con compartirla, establece el habito y cuando llegue el otoño entre tus prioridades estará buscar el hueco para seguir con la práctica.
  5. Redescubre tu faceta de desarrollo personal. La rutina nos lanza a los brazos de todo lo laboral y profesional, aquello relacionado con el ocio, tus aficiones, tu familia, aquellas actividades que te proporcionan satisfacción y desarrollo personal.
  6. Dedica tiempo a tu pareja. El verano es para dedicarle tiempo de calidad, para hacer cosas juntos sin nadie más. Intimidad y complicidad.
  7. Juega con tus hijos, dedícales tiempo. Acompáñales a/en sus actividades veraniegas, haz cosas con ellos, ve a nadar, practicar deporte, aunque solo sea ver la tele… Estos momentos quedan.
  8. Acuérdate del resto de tu familia y esos amigos que hace tiempo que no ves. Queda con ellos o ve a visitarlos, dedicar unas horas de tu tiempo para ponerte al día.
  9. Pasea. Sin ningún otro objetivo, dedícate a caminar y despejar la mente. Relajación y actividad todo en uno. Esta es una de esas actividades que durante el año no haces por no darle la relevancia que merece.
  10. Medita. Dedica 5-10 minutos al día a seguir tu respiración, centrando toda tu atención a esta actividad, deja pasar los pensamientos. Aprender a no hacer nada.
  11. Viaja. ¿Si no es ahora cuando será? Abandonar tu entorno habitual e irte a donde nada te devuelva a la mente lo que has dejado atrás. Dedica unos días a disfrutar descubriendo nuevos lugares y costumbres o simplemente realizando un break total
  12. Haz balance del ejercicio que acaba y planea el que viene. Valora lo realizado durante el último año, ha ido todo como esperabas? ¿Qué quieres conseguir durante el próximo ejercicio? Lee más sobre el tema en este post de la serie.
  13. Aprende. Tienes a tu disposición formación gratuita a través de Coursera o MOOCs colgados en youtube que te permitirán aprender por placer sobre cualquier tema. Te acuerdas de lo del desarrollo personal…
  14. Come bien. Tiempo ideal para comer fuera y pasarte de frenada. Disfruta comiendo pero dejando espacio para la verdura y la fruta. Pásate por el blog de Anabel Fernández sobre nutrición en Men’s Health para saber más sobre el
  15. Duerme mejor. En vacaciones es fácil aumentar las horas de sueño, pero no se trata solo de eso sino también de mantener una regularidad al ir a dormir y al levantarse. Ya sabes, calidad y regularidad más que cantidad.

En vacaciones eres completamente libre de marcar tus prioridades. Son un tiempo ideal para dedicarte a todo aquello a lo que no prestas la atención que deberías durante el resto del año a causa del peso y el espacio que toman tus responsabilidades. Sabemos de la importancia de muchos de los puntos de la anterior lista pero no les damos la prioridad que merecen, ¿por qué será?

Días de descanso, desconexión y de disfrute más allá de las simples escapadas o diversión nocturna desenfrenada, hay otros niveles de vivencias de las que sacar partido, semillas plantadas durante el verano que germinan durante el año convirtiéndose en un cambio. 15 formas de dedicar tu atención a algo diferente o 15 formas para dar prioridad a algo importante de verdad.

Facebook Comments
Escrito por

Desarrollo mi actividad profesional en el mundo de de las TIC y la creación de software. Pero mi verdadero punto fuerte todo lo que rodea la organización, la productividad personal y el uso racional de la tecnología como vía para la mejora de los profesionales y las organizaciones. Síguelo en: Blog |Twitter |Google +

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *