8 formas de luchar contra la ansiedad

ansiedadHablo sobre productividad personal porque en su día se convirtió en una de las muchas formas de escapar de la ansiedad, cambiar mi forma de trabajar para corregir un conjunto de comportamientos y reacciones erráticas. Pero no, nunca es tan fácil, había varios engranajes que no se movían con sincronía. La lucha contra la ansiedad es una cuestión de acción y prevención, los ocho puntos presentados a continuación me han servido para salir del bache y obtener un cierto equilibrio. Espero que más allá de aportar algo os muestren lo variado de las acciones para conseguir una cierta salud emocional.

Socializar

Somos seres sociales e interactuar con otros se convierte en una válvula de escape para tensiones acumuladas, una forma de evasión de nuestros problemas. La familia, los amigos e incluso dedicar tiempo a ampliar nuestros círculos de amistades nos permitirá mantener el tono del musculo emocional.

Tiempo libre de calidad

De casa al trabajo, 8 horas o más frente a una pantalla y vuelta a casa. No hay que ser muy listo para saber que esto no es bueno. Dedicarte plenamente a actividades no relacionadas con tu rol habitual te permiten evadirte de él. Hacer deporte, algún hobby o dedicarte a otras personas como voluntario, algo diferente con lo que gozar actuará como cortafuego entre las preocupaciones que dejas en el trabajo y lo que tienes en casa.

Dormir bien

No bajar de 7 horas de descanso y permitirse una siesta de tanto en cuanto. Es algo a lo que habitualmente no damos importancia pero sin fatiga estamos menos irascibles y proclives a caer en comportamientos y actitudes que dan pie a la ansiedad. Se trata de un hábito que se cultiva, desconectando a partir de las 20:00 de cualquier actividad física intensa o dispositivo electrónico para disfrutar de un sueño profundo durante la noche.

Cuidar la dieta

Con la nutrición pasa algo similar a medio-largo plazo, una dieta variada y buenos hábitos: no saltarnos ningún a comida o tomar un tentempié a media tarde y media mañana nos ayudará a llegar más enteros al final del día. Tomar ciertos complementos nutricionales como la vitamina B y los ácidos Omega 3, son una ayuda extra ya que su déficit amplifican la ansiedad.

Aplica una dieta de información

La sobreinformación es un inductor del estrés, ya sean noticias, blogs, inputs llegados desde las redes sociales crea una saturación de nuestra atención. Las malas noticias o las preocupaciones ajenas, pueden acabar convirtiéndose en fuentes de temores o potenciadores de los propios miedos u obsesiones. La desconexión total nos permite dejar atrás esas preocupaciones de baja intensidad, liberando tiempo para dedicarlo a actividades de ocio o descanso.

Autogestión

Administrar correctamente tus asuntos valorando correctamente tus prioridades, que puedes hacer y que queda en segundo plano…, ayuda a combatir el estrés y evita la sensación de verse abrumado por las circunstancias. Busca tu método para marcar unas pautas regulares de trabajo y usa técnicas para superar los malos momentos.

Meditar

Una forma para domar la mente, aquella que demasiadas veces se convierte en un amplificador de sucesos negativos. Cultivar la atención plena y al mismo tiempo reservarte un momento cada día para ti es otra forma para desconectar, centrarse en buscar la calma y crear los hábitos necesarios para no dejarse llevar por la exageración de nuestros temores.

Apoyarte en profesionales

A veces no queda más remedio que recurrir a un psicólogo para reconducir situaciones de fallida técnica, esas en que la situación se ha escapado de las manos.  Cuando estas metido en un bache cuesta identificarlo pero estar en una situación prolongada de hundimiento, constantemente alterado llegando incluso a sentir temor al realizar tu actividad diaria suele ser el señal para buscar ayuda.

El hecho de no llevar una vida equilibrada en varios aspectos me hizo convertir el estrés y las tensiones habituales en una serie de comportamientos poco ajustados y adaptativos.  Los pensamientos crean estados de ánimo, las acciones pueden ayudar a prevenirlos o a paliarlos. Contra la ansiedad prevención y acción.

Facebook Comments
Etiquetas del artículo
Escrito por

Desarrollo mi actividad profesional en el mundo de de las TIC y la creación de software. Pero mi verdadero punto fuerte todo lo que rodea la organización, la productividad personal y el uso racional de la tecnología como vía para la mejora de los profesionales y las organizaciones. Síguelo en: Blog |Twitter |Google +

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *