Cómo visualizar él éxito para mantener la motivación

exito

Llevar a cabo tus proyectos y objetivos es alguna cosa más que determinación. En este blog he hablado varias veces de planificar y controlar tu actividad, de resolver dudas como: “¿Qué debo hacer?”, “¿Dónde quiero llegar?”, y “¿Por qué quiero hacerlo?”, entre otrasMe distancio un poco de todo ello y me centro en algo que es igual de importante para conseguir hitos de cierta magnitud. Quiero hablar sobre cómo visualizar él éxito de un reto para mantener la motivación y el compromiso.

Voy a dedicar una mini-serie de 3 post para hablar del papel de la visualización en la planificación y desarrollo de nuestra actividad, centrándome principalmente en objetivos pero también llevándolo al terreno de la actividad diaria.

Visualiza lo que quieres conseguir

Cuando afrontas un nuevo reto, cuando te marcas un objetivos o cuando quieres llevar a cabo un proyecto de cierta dificultad, lo más habitual es usar métodos para planificar la actividad, ya sea de la forma más clásica (orientada a estructurar todo lo que debes hacer), o yendo un poco más allá con técnicas como la planificación natural para definir mejor los límites y el propósito del proyecto/objetivo. Se trata de cubrir el aspecto funcional de la planificación dejando huérfana la parte emocional de la misma.

El factor emocional es importante, en ocasiones determinante. En este blog se habla mucho de propósito y creemos (todos, yo incluido) que entendemos el concepto y su encaje dentro del engranaje que hacemos funcionar.

El propósito final es el motivo por el cual hacemos ciertas cosas, lo utilizamos como razón para justificar nuestras acciones: Horas invertidas para conseguir un mejor estado de forma, para finalizar tu master, para obtener una mayor retribución, para conseguir lanzar un nuevo producto al mercado

No hablo de pequeñas cuestiones, sino de asuntos que se llevan gran parte de la energía de la que disponemos. Se firma un compromiso con uno mismo y se genera una motivación que actúa como empuje en la fase inicial del proyecto, aunque la energía y la motivación se diluyen durante el trayecto. La visualización puede ayudarnos a reafirmar el propósito activando el fondo emocional.

Cómo llevarlo a cabo

Lo mejor será poner un ejemplo con el que todos los lectores de esta publicación podamos sentirnos mínimamente identificados. Supongamos que eres un hombre de mediana edad que quiere perder peso y ganar algo de masa muscular. Es decir, mejorar tu aspecto físico pero también tu estado de forma. Pues bien, se trata de que viajes a un momento en el futuro donde ya hayas conseguido tu objetivo, cierra los ojos y visualiza la situación creándote una imagen nítida de ti mismo y de tu entorno para contestar estás preguntas:

  • ¿Qué puedes ver? Describe la imagen física que puedes visualizar, házlo al detalle.
  • ¿Qué oyes? ¿Qué te dicen los que te rodean? Qué comentarios recibirás de tus allegados, de la gente más próxima a ti. Comentarios positivos pero también negativos. Felicitándote por tu logro: “¡Te veo en plena forma!”, “¡Estás estupendo, menudo cambio!” y cuestionándolo: “Has perdido mucho peso…¿te encuentras bien?). Aquí también hay espacio para oír lo que te dices a ti mismo. Es importante darte esas palmaditas a la espalda, felicitarte por lo que has conseguido.
  • ¿Cómo te sientes? Describe tu estado emocional, siéntelo, la satisfacción, el orgullo, la alegría… todo lo que surja.

Nos estamos cobrando un adelanto de lo que viviremos cuando hayamos llegado a la meta. Es importante dedicarle el tiempo y la concentración necesaria para reforzar el recuerdo, atesorando las sensaciones y emociones que se desprendan. Todo ello refuerza nuestra convicción para conseguir nuestro objetivo. Cuando las fuerzas flaqueen, podrás recuperar esa emoción, ese recuerdo, volver a generar motivación para llevar a cabo tus planes y continuar con tu propósito.

Facebook Comments
Etiquetas del artículo
Escrito por

Desarrollo mi actividad profesional en el mundo de de las TIC y la creación de software. Pero mi verdadero punto fuerte todo lo que rodea la organización, la productividad personal y el uso racional de la tecnología como vía para la mejora de los profesionales y las organizaciones. Síguelo en: Blog |Twitter |Google +

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *