Visualizar para mejorar día a día

photo-1455596120412-30a2e6c8e600

En el anterior post hablaba de la importancia de visualizar para conseguir objetivos o facilitar la consecución de nuestros hitos a través del condicionamiento de la neurología del individuo. El problema es que circunscribirla al ámbito de ‘los grandes asuntos’ la convierte en algo de uso esporádico, reservado para temas de carácter extraordinario para generar y mantener la motivación.

En este segundo post me sobre el tema me gustaría hablar de la visualización llevado a lo ordinario, a nuestro día a día para mejorar las acciones o rutinas realizadas frecuentemente.

Visualizar es una técnica de mejora personal que puedes aplicar en tu desempeño diario, ¿Crees que exagero? ¿Cómo crees que Cristiano y Mesi pueden desenvolverse de tal soltura sobre el campo? ¿A través del aprendizaje y la repetición? Eso sólo es una parte de su training. Para reaccionar en decimas de segundo deben ir más allá de la experiencia vivida en el campo, visualizando jugadas o su forma de tirar a puerta …

Otro ejemplo es el de Fernando Alonso. La visualización se ha convertido en una parte indisociable de la preparación de los pilotos de formula 1. Cómo puedes ver en el vídeo Fernando es capaz de visualizar una vuelta al circuito con una precisión pasmosa y eso no se consigue sólo a través de entrenamiento en pista o simulador.

Al visualizar preparamos nuestra neurología y fisiología condicionándola como si estuviéramos viviendo la experiencia que visualizamos. Imaginarte a ti mismo realizando un ejercicio de tu rutina en el gimnasio – haciendo dominadas o levantando peso – generará la actividad eléctrica en los mismos músculos implicados en el ejercicio que si lo hicieras de verdad.

¿Eres capaz de intentarlo? Buscar los cabos sueltos de tu rutina y dedica 10 minutos a visualizar esas situaciones en las que necesitas un empujón. Haz una prueba, empieza con algo sencillo y fácil de imaginar. Yo empecé con mi rutina en el gimnasio,  no era muy amigo del peso libre, prefería la comodidad de las máquinas del gimnasio las cuales me permiten levantar peso más directa y sencilla al no tener que aprender la posición y la técnica del levantamiento.

 Visualizarme realizando los distintos ejercicios de levantamiento me permitía vencer todos esos perjuicios y reservas de novato, por no hablar de una asimilación más rápida de la técnica mejorando la eficacia de mi entrenamiento.

No se trata solo de imaginarte realizando una actividad. En mi caso empezaba recordando lo que el técnico de sala me había explicado, cerraba los ojos y me veía a mi mismo en la sala levantando las mancuernas. Me tomo tiempo para colocarme en la posición correcta y empiezo a realizar el ejercicio, repeticiones muy lentas en la fase inicial para poder observar mis movimientos, corrigiendo la posición de los brazos y las manos si es necesario para que una vez estabilizada la postura pueda acelerar el ritmo.

Al tratarse de una actividad muy mecánica no tenia que pautarla ya que los pasos estaban muy bien definidos. Si por el contrario quiero aplicarlo a una situación más ‘flexible’ hay que definir las posibles situaciones – o pasos – a afrontar y visualizar cada uno de ellos. Lo práctico para preparar reuniones o cara a cara complejos permitiéndome mejorar la confianza y la seguridad en mi mismo. Esa confianza me permite manejar mejor las situaciones de tensión y los imprevistos.

Se trata de un proceso progresivo en el que cada puesta en práctica sirve para acumular aprendizaje a través de la experiencia vivida. Cada vez que lo llevas a la práctica te sumerges en la técnica perfeccionándola un poco más hasta que lentamente la conviertes en un recurso imprescindible.

Facebook Comments
Etiquetas del artículo
Escrito por

Desarrollo mi actividad profesional en el mundo de de las TIC y la creación de software. Pero mi verdadero punto fuerte todo lo que rodea la organización, la productividad personal y el uso racional de la tecnología como vía para la mejora de los profesionales y las organizaciones. Síguelo en: Blog |Twitter |Google +

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *