Cuatro deportes para no echar de menos el gym en vacaciones

Si eres de los que lleva mal eso de dejar tu gym habitual en vacaciones, más te vale cambiar el chip. En lugar de un obstáculo, ¿por qué no lo afrontas como un desafío? La playa es el destino estrella en estas fechas, así que convertirla en un gran gimnasio al aire libre puede ser una buena idea. Aquí tienes varios deportes acuáticos para mantener e incluso potenciar tu forma física durante este periodo sin temor a perder lo ganado durante meses de esfuerzo en el gimnasio.

Moto acuática

Nada más divertido que una ruta con motos acuáticas para trabajar la resistencia y el fortalecimiento de diferentes grupos musculares.

Cuando surcas el mar en la moto trabajas la musculatura de los glúteos, los tensores de la fascia y los cuádriceps a nivel inferior. En el tren superior, trabajas los musculatura de los antebrazos. Cuanto más aumentes la velocidad, más resistencia muscular obtendrás. Si sufres de condromalacia rotuliana, mejor mantente sentado en la moto.

Paddle surf

Una buena opción para aquellos que quieren ir algo más relajados pero que a la vez desean trabajar. Este deporte trabaja la musculatura del hombro y de la columna con una combinación de propiocepción más que saludable para mantener un buen equilibrio.

Incluso en la tabla se pueden realizar algunos ejercicios de core si te animas a trabajar el equilibrio.

 

Kayak

Un deporte que cada día encuentra más seguidores. Es un ejercicio que puedes realizar durante todo el año, pero la temperatura del mar en estas fechas anima especialmente. Podrás trabajar la musculatura abdominal, el recto y oblicuos, además de la musculatura de los hombros.

Hay que prestar especial atención a la postura en el kayak, para evitar los dolores en la columna debido a una mala técnica. Y será más divertido si te marcas una ruta predeterminada.

Flyboard

Dejamos para el final el rock’n roll con el que puedes trabajar el equilibrio y la fuerza de grupos musculares tan importantes como las caderas. Si no pierdes la paciencia en los primeros intentos, el esfuerzo merecerá la pena. Notarás la recompensa en el músculo psoas y los rectos. No te olvides de que, cuanto más relajado estés, mejor harás la subida.

La mayoría de estos ejercicios se pueden realizar en pareja o con amigos, lo que los hace todavía más placenteros para mantener tus rutinas en las jornadas de playa. Y recuerda: no vives para hacer deporte, el deporte te hace vivir mejor. ¡A disfrutar!

Etiquetas del artículo
, , , ,
Escrito por

Óscar Martín Ballesteros es especialista en medicina del deporte y traumatólogo de Doctoralia.