Palitos de merluza al horno

Los rebozados de pescado son un producto recurrente para facilitar que los niños y jóvenes coman pescado. Lamentablemente su rebozado – por no hablar de tener que freírlos – los aleja del tipo de alimentos que deberíamos consumir habitualmente si tratamos de cuidar nuestra alimentación. Pero ya no somos unos niños, y deberíamos comer pescado en una dieta equilibrada. Además, son una excelente fuente de proteína y ácidos grasos omega 3. Sin embargo, muchas veces un filete de merluza a la plancha se nos queda seco o soso, y tras tratar de animarlo con vinagretas, nos aburrimos. Pues no renuncies a comer pescado por aburrimiento. ¡Vamos a hacer palitos de merluza al horno!

Ingredientes

Merluza

Almendra picada

Almendra molida

2 huevos

5 claras de huevo

Perejil

Ajo picado

Queso fresco batido 0% materia grasa.

Aceite de oliva.

Sal.

Alcaparras al gusto

También vamos a necesitar un horno, una bandeja para horno y papel de hornear.

Preparación

Batimos los huevos y la clara de huevo en un bol con unas varillas o un tenedor, como si fuésemos a preparar una tortilla.

En otro bol mezclamos la almendra picada, la almendra molida, el perejil y un poco de ajo picado.

Preparamos una bandeja del horno con papel para hornear y precalentamos el horno a unos 180ºC.

Cortamos la merluza en palitos o porciones alargadas. Cuando las tenemos listas, las pasamos por el huevo, y rápidamente las rebozamos en la mezcla de almendra picada y especias. Sin manosearlos demasiado, colocamos los palitos en la bandeja. Si ves que te quedas con parte del rebozado en las manos, puedes recoger los palitos del bol de almendra con la ayuda de un tenedor, tratando de tocarlos lo mínimo. Cuando tengas la bandeja llena de palitos con al menos un dedo de separación entre ellos, y hayan pasado al menos 10 minutos desde que has precalentado el horno, puedes pasar a hornearlos a media altura. Mantenlos en el horno unos 20 minutos, cuando verás que el rebozado empieza a tostarse. Si quieres, con la ayuda de unas pinzas para barbacoas o con un par de cubiertos, puedes darles la vuelta a los palitos para que se tuesten bien por todos lados.

Mientras se hornean, puedes hacer una versión proteica de una salsa tártara mezclando queso fresco batido, un chorrito de aceite, una pizca de sal y unas cuantas alcaparras picadas.

Una vez estén horneados los palitos, sírvelos acompañados de la salsa ¡y que aproveche!

Comentarios Facebook
Etiquetas del artículo
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *